EOI, Horizonte XXII Globalcaja y la FMPEE de Alcázar clausuran el curso Consolidación de Empresas

por Redes on junio 7, 2013

La Fundación desarrolla su Plan de Competitividad para Pymes en la Región con la colaboración de EOI, las Cámaras de Comercio, CECAM, los CEEIs, el IPEX y la Fundación Municipal Promoción Económica y Empleo

Alcázar de San Juan, a 6 de junio de 2013. La Fundación Horizonte XXII Globalcaja, con la colaboración de la Escuela de Organización Indutrial, ha clausura esta tarde en Alcázar de San Juan el curso Consolidación de Empresas, que se engloba en su Plan de Competitividad para las Pequeñas y Medianas Empresas de Castilla-La Mancha YOQUIEROAMIPYME, una plataforma que pretende ayudar a incrementar su competitividad y mejorar estratégicamente su posición en el mercado. En el acto estuvieron presentes la directora general de Horizonte XXII, Ana Isabel López-Casero; el concejal de Promoción Económica, Ángel Montealegre; y Vicente Dávila, coordinador territorial de EOI en Castilla-La Mancha.

Asisitentes a la clausura

YOQUIEROAMIPYME es una iniciativa que la Fundación Horizonte XXII Globalcaja pone en marcha con EOI en Castilla-La Mancha contando con la inestimable colaboración de las organizaciones empresariales regionales, representadas por CECAM, el Consejo Regional de Cámaras de Comercio, y los CEEIs, así como el IPEX. En Alcázar, y gracias a la colabora la Fundación Municipal Promoción Económica y Empleo, un total de 24 profesionales y empresarios han recibido formación específica que les ayude a hacer sus empresas fuertes y con garantías de mantenimiento en el tiempo. Se trata de una plataforma de formación y consultoría cuyo objetivo es aumentar la competitividad y la estabilidad de las pymes castellano-manchegas.

El edil alcazareño destacó la importancia de iniciativas formativas con el curso que hoy concluye porque es muy productivo para el empresario que un experto diga cuál es el mejor camino a tomar y ayude a la creación de un proyecto para que la Pyme sea viable. En este sentido, quiso agradecer a Horizonte XXII Globalcaja y EOI la puesta en marcha y desarrollo de un curso que, recordó, hace que los alumnos trabajen sobre su propio proyecto empresarial con el consiguiente beneficio para cada participante.

Promover el desarrollo y la competitividad

Por su parte, López Casero aseguró que “es un lujo” trabajar con el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, porque se encuentra en sintonía con el objetivo de la Fundación: promover el desarrollo apoyando a quienes crean riqueza en el territorio. La directora de la Fundación explicó que ésta pretende aportar su grano de arena para el desarrollo microeconómico de los municipios de Castilla-La Mancha y que la formación es una excelente forma de hacerlo. “Han sido 4 meses intensos”, recordó, en un momento económico en el que es especialmente importante hacer un chequeo de tu empresa. En esta línea, la Fundación pretende ser de utilidad ayudando a las Pymes a incrementar su competitividad, y mostró su satisfacción por haber podido implicar a 800 de toda Castilla-La Mancha en las tres ediciones de Yoquieroampyme.

Cerró las intervenciones Vicente Dávila asegurando que ha diso un curso muy intenso, de 400 horas de duración entre formación teórica y asesoramiento personalizado, durante 4 meses tras los que, de los 24 alumnos iniciales de perfiles muy diferentes, han concluido 20.  Dávila recordó que la Fundación hace un importante esfuerzo económico para el desarrollo de la plataforma de competitividad, y que los alumnos se forman de manera gratuita gracias a la cofinanciación del Fondo Social Europeo y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Formación personalizada

La plataforma tiene como beneficiarios a los empresarios, personal directivo y técnicos de pymes de cualquier sector, a quienes van dirigidas las herramientas de formación y consultoría, que se agrupan en tres ejes: consolidación de empresas, internacionalización, e innovación tecnológica. En total se imparten un total de 10 cursos entre todas las provincias castellano-manchegas.

Lo que distingue a estos cursos de otros sistemas de formación es la labor de asesoramiento personalizado que lleva aparejada cada curso, de manera que los alumnos tendrán que aplicar los conocimientos obtenidos realizando un plan de mejora de su propia empresa. De este modo, los programas no terminan cuando acaba la fase formativa, sino que se mantiene un seguimiento continuo para apoyar a los alumnos en la implantación de dicho plan.

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

Post anterior:

Post siguiente: