“Las empresas precisan líderes inspiradores, capaces de crear una visión creíble, confiable y sostenible en el tiempo”

por Redes on noviembre 19, 2012

Sevilla, a 19 de noviembre de 2012. Durante la Mesa Redonda ¿Es el momento de realizar un Executive MBA? celebrada en EOI Andalucía, profesionales de ámbitos diversos compartieron su visión desde diferentes perspectivas: el valor que se aporta a la empresa, las oportunidades para emprender, la transformación personal y nuestro liderazgo,   y la generación de relaciones profesionales.

En el inició, Germán del Real, Gerente de SADIEL, Grupo AYESA, expuso sus experiencias como directivo, compartiendo su visión desde el mundo de la empresa y destacando aquello que éstas valoran en las selecciones y “re-selecciones” actuales.

Alumnos de los Programas Executives en EOI

Resaltó  la evolución en los últimos años de los  perfiles profesionales por la influencia de las multinacionales y las necesidades derivadas de la internacionalización. Se está convergiendo desde el tradicional modelo español, con empresas muy estables, en la que los profesionales permanecían durante años y habitualmente en el mismo ámbito funcional, hacia al modelo anglosajón, basado en  la movilidad funcional y  alejado de paradigmas como las titulaciones.

Desde su perspectiva como directivo de SADIEL, empresa en proceso estratégico de internacionalización, Germán afirma que actualmente se apuesta por profesionales capaces de gestionar y desenvolverse en entornos multiculturales y multinacionales, mostrando seguridad en nuevas situaciones, a veces también muy complejas.

Se desea profesionales que cuenten con “muchas experiencias”,  que hayan tenido movilidad funcional, y ocupado distintas responsabilidades dentro de una o varias compañías, lo que sin duda facilita visión global y capacidad de análisis desde distintos puntos de vista. Ahora, las empresas seleccionan y “re-seleccionan” profesionales ponderando aspectos como la experiencia internacional, lo más diferencial. Igualmente las habilidades directivas y las habilidades sociales. Por supuesto, compromiso, dedicación y esfuerzo.

Anteriormente, era distintivo contar con idiomas y un MBA; ahora son elementos necesarios. Tampoco es diferencial la titulación.

Desde su propia experiencia, Germán del Real destaca que realizar un Executive MBA aporta aspectos como las relaciones sociales y profesionales; visión global desde distintas áreas funcionales y la gran oportunidad de compartir puntos de vista diferentes,  experiencias de otros participantes y empresas. En definitiva, un acelerador e integrador de competencias y habilidades.

A continuación, y desde la perspectiva de las capacidades necesarias para emprendedor, Raúl Casado, consultor del sector TIC y Executive MBA, señaló que emprender no significa necesariamente crear una empresa. Tener iniciativas, entusiasmo, es lo más importante. Y con ello, utilizar el conjunto de herramientas y contactos de que dispongamos, poner en marcha dicha iniciativa; y contar con mucha resistencia, no cejando en el empeño.

Compartió sus distintas experiencias de emprendizaje que ilustran estas reflexiones. Impulsor de proyectos de carácter solidario, ya existentes. Es cofundador el original CatayTuits, eventos periódicos en los que se conjugan objetivos como el networking de profesionales con la promoción de marcas agroalimentarias gracias a herramientas como es Twitter. Recientemente se ha unido a un proyecto ya en marcha, ThamerCreativeSchool.com, escuela para el desarrollo del espíritu emprendedor en edades tempranas. Como antiguo alumno del Executive MBA destacó la seguridad que le aportó la visión global que se adquiere en programas de este tipo, y entrenarse en el uso de herramientas técnicas muy útiles para la gestión.

EOI forma en su programa Executive MBA a los futuros directivos (clausura de EOI)

En el ámbito de las habilidades directivas y el  liderazgo, y según las palabras de Magdalena Requena, Socia Directora de Itinera, las empresas precisan hoy en día directivos, líderes inspiradores, capaces de crear visión creíble, confiable y sostenible en el tiempo.  Pero además, por el contexto actual de incertidumbre, adversidad, internacionalización, entre otros, y desde su perspectiva, como Coach en Programas de Desarrollo Directivo, afirma que las demandas de las organizaciones en el liderazgo de sus profesionales y mandos intermedios  se han intensificado progresivamente.

La realidad muestra cómo las empresas cuentan con numerosos profesionales técnicamente muy formados, pero que con frecuencia no han desarrollado las capacidades necesarias para responder a las importantes exigencias actuales en el liderazgo del negocio.

Destaca Magdalena que un programa Executive MBA es uno de los mejores instrumentos para generar y acelerar este cambio. El trabajo continuado durante un año, partiendo de  instrumentos de autoconocimiento y sentando las bases del desarrollo del liderazgo interior, “desde uno mismo”. Además, programas  individualizados, trabajando muy cerca con cada profesional a través de técnicas de coaching, y las metodologías experienciales, son la clave para conseguir dicha transformación profesional y personal.

En el cierre de la Mesa Redonda, Jorge Segura, Socio Director de Deloitte en Andalucía durante más de 35 años, expuso su experiencia y las claves que le han ayudado a desarrollar relaciones de calidad a lo largo de su carrera.

En su opinión, las relaciones profesionales existen, son reales y son fundamentales para el desarrollo de cualquier actividad profesional.  Por ello, fue contundente a la hora de diferenciar entre contactos y relaciones. Las relaciones profesionales no son bajo ningún concepto “la causa o el origen” sino la consecuencia de una actividad profesional y empresarial de la máxima excelencia. Como consecuencia de esta actividad construiremos relaciones profesionales relevantes, que seguirán ayudándonos en el desarrollo de la misma.

Igualmente interesante es su segunda reflexión. Las relaciones profesionales son multivectoriales. No es posible tener relaciones de calidad con nuestros clientes, salvo que tengamos dicha relación con nuestros equipos, por la sencilla razón de que son éstos, son los que prestan los servicios. Llegar a tener una relación excelente con un cliente, convertirá a éstos en nuestro “mejor marketing”, como consecuencia de un trabajo excelente y para ello es imprescindible cultivar la relación con el equipo, procurando siempre su desarrollo.

En relación a la cuestión, cómo son los profesionales que son capaces de desarrollar una actividad excelente y como consecuencia generar relaciones de calidad, nuestro último ponente insistió, en dos puntos. En primer lugar, nivel de competencia técnica excelente. Es necesario para nuestro futuro profesional, tanto a nivel directivo, como por supuesto si apostamos por emprender. Hay que estar continuamente formado; no es requisito suficiente, pero sin duda sí imprescindible.

En segundo lugar, nivel de desarrollo personal y de nuestros equipos. Pues tendremos que liderar y motivar equipos, reconocer sus gaps y nuestros déficits propios. Desarrollar liderazgos y búsqueda continuada de los mejores en los equipos, con capacidades que nos complementen.

A partir de esta actividad empresarial excelente, existirás en la comunidad de empresarios, y estando en ésta, desarrollarás un nivel de relaciones de calidad.

Desde su experiencia como tutor de grupos de alumnos del Executive MBA en el desarrollo de una Idea Empresarial y su Plan de Negocio, Jorge Seguro indica que los participantes en este programa adquieren no sólo estas competencias técnicas y las tendencias, sino que supone un ejercicio continuado de liderazgo, y una oportunidad para la generación de dichas relaciones excelentes.

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

Post anterior:

Post siguiente: