Mis conclusiones al final del módulo de contratación internacional

Me ha parecido muy interesantes los temas sobre la contratación internacional y los diferentes tipos de contratos estudiados, es importante tener conocimientos de estos temas en especial para las personas involucradas en el comercio internacional, si bien siempre requeriremos de asesoría legal antes de adoptar un determinado contrato ayudará tener conocimientos en temas de contratos para un mejor entendimiento de lo que se va a negociar.

Me han despertado especial atención los temas de cómo realizar la oferta, la aceptación de la oferta (contrato), la elección de contratos para mercados internacionales, las vías alternativas para la solución de controversias, debido a que el sector en el cual trabajo son los temas que más relevancia tienen, que son los que más utilizo y debo aprenderlos a usarlos, de la mejor manera posible para prevenir inconvenientes en las negociaciones comerciales internacionales.

Cabe señalar la importancia de que la oferta debe realizársela de manera clara, concreta, precisa, dirigirla a una persona específica, ya que de esto depende que la aceptación y en este caso se tendrá orden de compra, un contrato.

Que a pesar de que exista una relación comercial de muchos años y se acostumbre a realizar acuerdos verbales, lo más recomendable siempre será dejar constancia por escrito lo acordado y mucho mejor si se logra firmar contratos en las que las partes de mutuo acuerdo pacten prevenir riesgos, coberturas y evitar futuros inconvenientes, hay que tener en consideración que resulta complicado la redacción de un contrato que dé soluciones a todos los problemas que pudieran ocasionarse en relación contractual.

La práctica del comercio internacional se compone tanto de compraventas puntuales como de relaciones de largo plazo en las que muchas ocasiones intervienen otras figuras intermediarias (intermediarios comerciales).

Podría considerarse como generalidades, que la elección del tipo de forma de entrada internacional (contrato, acuerdo) que se elija dependerá del producto, servicio que se está negociando, de los mercados, de la legislación aplicable en dicho mercado, la relación existente entre la empresa y los posibles seleccionados agentes, distribuidores, comisión, mediación o corretaje, etc., para poder establecer las condiciones de negociación.

En el caso específico de la empresa en la cual trabajo, realizamos las exportaciones a los mercados internacionales de manera directa (productor/exportador a los clientes) con nuestro departamento comercial y en ciertos mercados utilizamos intermediarios comerciales, distribución selectiva.

Desde el punto de vista como exportador y dependiendo del producto, para ingresar a ciertos mercados internacionales a los que no pueda ingresar, exportar directamente por diferentes factores debido a entornos económicos, entornos socios culturales, entornos políticos y legales, etc., considero que son una buena opción los contratos de distribución.

La redacción de un buen contrato es de vital importancia para las partes, también las partes deben fijar la ley aplicable, y establecer los Tribunales competentes para la resolución de controversias.

En casos de conflictos siempre será mejor buscar una solución, negociación amistosa, en caso que no funcione una reclamación amistosa, optaría por la Mediación, buscando una solución de mutuo acuerdo entre las partes, y en caso que no se alcance un acuerdo se podrá optar por la mediación, una vez agotada las negociaciones extrajudiciales hay que evaluar si es factible o no iniciar un procedimiento judicial.

Considero que para el tipo de negocio del sector para el cual trabajo, escogería generalmente la mediación. Aunque la mediación no garantiza la obtención de un acuerdo que ponga fin a la controversia, tiene la ventaja que cuando las partes logran un acuerdo de beneficio mutuo, mantienen sus relaciones comerciales.

Se deberá tener en cuenta que un procedimiento judicial internacional implica iniciar un proceso largo, costoso e incierto. Previamente se tiene que considerar: Cuantía, monto del cual se trata la controversia, en reclamaciones menores es mejor llegar a algún acuerdo, se tiene que analizar la solvencia de la empresa a la que se va a reclamar y la viabilidad de ejecución de la sentencia, se tiene que presupuestar y contar con fondos suficientes que serán necesarios a lo largo del proceso, se deberá conocer el tribunal competente y la legislación aplicable fijados previamente en el contrato ( en caso de existir).

Lo más recomendable es que siempre antes de firmar cualquier pacto, acuerdo, contrato, hay que asesorarse muy bien con un abogado, hay que ser muy cautelosos y analizar muy bien cada cláusula que ayuden a tomar medidas preventivas para evitar futuros inconvenientes.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies