The Times They Are A-Changin’

Los tiempos están cambiando, cantaba Bob Dylan, que en el año 1962 escribió frases como:

Reuníos en corro
Allá donde vaguéis
Y admitid que
Han crecido a vuestro alrededor
Y aceptad que pronto
Estaréis calados hasta los huesos
Si vuestro tiempo es algo
que vale la pena conservar
Entonces mejor que empecéis a nadar
U os hundiréis como una piedra
Porque los tiempos están cambiando las aguas

 

Pues bien, podemos afirmar que nuestras empresas están siendo víctimas de estos cambios, los tiempos están cambiando y nos tenemos que adaptar a estos cambios.

El entorno nacional e internacional día a día cambia, con las tecnologías existentes en estos momentos y el uso de las TIC’s, la velocidad de ese cambio es aún mayor que hace unos años.  La supremacía comercial y militar de los Estados Unidos en el mundo se está desvaneciendo, se están estableciendo uniones comerciales entre países por regiones o por afinidades comerciales, la Vieja Europa se estanca, Asia (con China a la cabeza) está desplazando el poder y el desarrollo hacia el Este…

En este entorno, nuestras empresas tienen necesariamente que adaptarse e internacionalizarse.  Internacionalización significa por sí mismo ser más competitivo, aunque en algunos casos la internacionalización puede ser definitivamente la muerte de la empresa, ya que el proceso de internacionalización no es fácil.

Para llevar a cabo el proceso de Internacionalización hay que tener una estrategia clara.  Conocer muy bien el mercado en el que nos queremos establecer, la cultura y economía del país, las costumbres de ese país, los recursos humanos y económicos que vamos invertir,  los plazos de tiempo que necesitamos para poner en marcha los proyectos, los plazos de tiempo que necesitamos para recuperar la inversión…  Para conocer estos datos, tenemos a nuestra disposición herramientas en la red que nos permitirán tener acceso a información que hace unos años nos parecía imposible conseguir sin movernos de nuestro puesto de trabajo, además, en estos momentos los gestores políticos están enfocando muy acertadamente la ayuda a la internacionalización de la empresa con organismos como el ICEX, las Cámaras de Comercio o los Organismos dependientes de las Comunidades Autónomas que fomentan el Comercio Exterior, entre otros.

La realidad es que una vez que has decidido dar el paso de internacionalizar tu empresa, te vas a encontrar con muchas piedras en el camino,  la primera de ellas es la financiación (tan escasa en estos días), otra, es la ausencia de garantía de resultados a corto, medio o largo plazo, todo ello aliñado con las complicaciones intrínsecas de cada país y sector, nos pueden desanimar y hacer tirar la toalla antes de lo esperado.  Por lo que considero que en la estrategia de internacionalización hay que ser muy constante y manejar toda la información que nuestra racionalidad limitada nos permita, para tomar las decisiones más adecuadas a las necesidades de nuestras empresas, por lo que para llevar a cabo el proceso de internacionalización (en mi caso concreto) hay que jugar con todos estos factores:

INTERNACIONALIZACIÓN = FINANCIACIÓN + INFORMACIÓN + GESTIÓN + ADAPTACIÓN + TESÓN

Además de todo esto, que es muy importante, hay que tener SUERTE.

Y terminando como empezamos…

La línea está trazada
El hechizo lanzado
El que ahora es lento
Luego será el rápido
Como el actual presente
Será luego pasado
El orden
Desaparece rápidamente
Y el que ahora es primero
Luego será el último
Porque los tiempos están cambiando

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies