Análisis de Macroentorno: CEPSA desde el punto de vista económico

En primer lugar, mi puesto en CEPSA corresponde a uno de los dos Ingenieros de Operaciones de la planta de combustibles 1 de la refinería de La Rábida. Como tal, nuestra labor se centra principalmente en el análisis de la operación para identificar todos aquellos cuellos de botella que limitan la eficiencia de la planta y las posibles deficiencias que podrían dar lugar a futuros problemas de seguridad.

A partir de esos análisis, nuestro objetivo es el desarrollo de propuestas de mejora (ingenierías conceptuales) con las que aumentar los beneficios siempre manteniendo como base ineludible la seguridad. A partir de ahí, entra en escena el trabajo de ingeniería de procesos para un estudio más exhaustivo y de optimización para el análisis de rentabilidad. Una vez estudiado y validado el proyecto, entraría la última fase que sería la ingeniería de detalle que corresponde ya a la fase de compra y construcción. Toda esta cadena, como bien señalaron mis compañeras Silvia y Anabel, se encuentran influenciadas por el factor tecnológico, el cual deriva en muchos proyectos de cambios en el factor político-legal, pero otro factor clave que influye en el desarrollo de proyectos es el económico.

Desde el punto de vista económico, CEPSA se encuentra en una situación óptima debido a que uno de los grandes problemas de las empresas durante la crisis y años posteriores es la escasa inversión en I+D y en proyectos de inversión. CEPSA en ese sentido, se encuentra respaldado por su propietario, Mubadala Investment Company, el cual ha invertido altas cantidades de dinero en proyectos de mejora como el señalado por mi compañera Anabel de desulfuración de naftas o el proyecto de fondo de barril aprobado recientemente por una cantidad cercana a los mil millones de euros. Todo esto, unido a unos fantásticos años donde la empresa impulsada por la fase de expansión de la economía (con tipos de interés prácticamente al 0% y recuperación del consumo) y el aumento del margen de refino en parte por los bajos precios del barril de Brent desde el 2014 (con una bajada del 50% aproximadamente del año 2014 al 2015) hizo que los beneficios de la compañía fuesen récord.

Por último, la previsión a corto plazo es que, debido a la inestabilidad política mundial en la que nos encontramos (conflicto Irán, tensión Europa-EEUU), el coste del barril de Brent aumente considerablemente. Actualmente está en una tendencia ascendente pasando de 47 dólares en Julio de 2017 a los 74 dólares en Junio de 2018. Sin embargo,  con la política de expansión en otros sectores como el de upstream (exploración y producción), el fortalecimiento del sector petroquímico y las propias mejoras implantadas en las instalaciones, se espera que la empresa continúe fuerte y en expansión.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies