Inditex y su Responsabilidad Social Corporativa

En 2001, el Grupo Inditex decide darle un nuevo rumbo a la empresa con la creación del departamento de Responsabilidad Social Corportiva, para afrontar los cambios provenientes del crecimiento de todas sus actividades y áreas de influencia.

La tarea fundamental de este nuevo departamento es gestionar las distintas actividades de la compañía a través de la ética y de unos principios estratégicos basados en la buena fe, en su relación con la sociedad en general, el diálogo, constante con sus grupos de intéres y la transparencia informativa para el desarrollo de la estrategia de sostenibilidad de la empresa, (principios elaborados en el Informe Anual 2010).

La RSC es un concepto que cuenta con tres apoyos principales: el propio gobierno corporativo de la compañía, la acción social y el medio ambiente, es decir, la responsabilidad social corporativa de cualquier empresa y concretamente Inditex cuenta con una dimensión económica, social y medioambiental y se llevarán a cabo en su gestión, en el servicio que ofrece, en la calidad del producto, en su imagen, en el marketing y en la honradez en todas sus relaciones tanto internas como externas) a través de estos principios éticos.

Si la empresa aplica todos estos principios que componen la RSC obtendrá beneficios como el aumento del prestigio, fidelidad de sus clientes y proveedores, lo que aumentrán sus ventas, mayor motivación en sus trabajadores y mayores respaldos financieros.

La RSC de Inditex también influye en la relación con sus grupos de interés, los cuales son: el cliente, los proveedores, los socios y accionistas, los empleados y la sociedad en general. Con la renovación de sus códigos de conducta internos, se pretende conseguir un buen trabajo y los objetivos empresariales. Este código de conducta interno, hace hincapié principalmente en el desarrollo de un buen ambiente de trabajo tanto a un nivel contextual como en el sueldo. El código aclara que, ninguna persona es discriminada por sexo, raza o religión por el carácter multinacional de la empresa.

Todas estas estrategías y códigos que lleva a cabo la RSC, pretenden evitar riesgos reputacionales en todos sus ámbitos. La reputación empresarial es un activo muy potente que se encuentra en la mente de todos sus stakeholders. Empresas con buena reputación como Inditex, se les perdona cualquier acción que incumpla sus principios éticos a diferencia de otras empresas menos reputacionales.  Por tanto, este término subyace en una realidad: la bondad,que conlleva al prestigio, calidad y ética y el resultado es la confianza.

Inditex consigue ser una marca prestigiosa a través de continuas inversiones en acción social con sus patrocinios y mecenazgos apoyando a instituciones, Fundaciones y ONGS de diferentes ámbitos geográficos que estan vinculados con la actividad de la empresa. Por ejemplo, para el desarrollo comunitario y salud en América Latina o Asia,  colabora con la Fundación Entreculturas Fé y Alegría o Cáritas, o en España que cuenta también con proyectos para la integración de discapacitados como “Máximo Dutti for & from special people”. Tambien, esta implicado en programas de emergencia ofrece apoyo a  asociaciones como Médicos Sin Fornteras (MSF) para ayudar a países en desarrollo por conflictos armados o desastres naturales con inversiones de más de 1’5 millones de euros.

Pero, además, Inditex tiene una dimensión medioambiental en la que participa y aporta nuevos planes sobre desarrollo sostenible ( Plan Sostenible 2011-2015), para la integración de la ecoeficiencia y reducción del impacto medioambiental, con nuevas e innovadoras técnicas como la certificación LEED en todas sus tiendas (construcciñon sostenible), eficiencia energética en iluminación, reciclaje, consumo de agua y materiales.

Por tanto, Inditex apuesta por nuevas vías de innovación y desarrollo a través de la Responsabilidad Social Corporativa para afianzar su imagen como la mejor compañía de distribución de moda del mundo. Con la colobaración de ONGS, diseño de códigos de conducta tanto para ellos mismos como para su relación con sus grupos de interés (stakeholders) en acuerdo con los derechos humanos y acciones sociales  en todos sus procesos de producción, distribución y comunicación, hacen que su imagen corporativa sea de vital importancia  para el crecimiento del valor de sus intangibles en el desarrollo de la compañía y como respuesta a un compromiso social que le otorga el mayor prestigio y reputación dentro de un mundo empresarial competitivo.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies