Autocrítica

Cuando hago algo, me gusta hacerlo bien.

 

Una explicación para que me resbalen las críticas como un pie sobre una piel de plátano es que ya me critico yo lo suficiente. Suelo tener criterios mucho más estrictos conmigo mismo de los que cualquiera puede tener conmigo, así que quien pueda pensar que me está dando un meneo suele estar, generalmente, apenas acariciándome el lomo. La explicación es que el meneo ya me lo he dado yo antes, y bien.

 

 

Esto, por supuesto, también tiene sus desventajas.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies