Los Contratos FIDIC

Los  Contratos FIDIC (Internacional Federation of Consulting Engineers) se han convertido en el  modelo estándar de contrato de construcción  más utilizado a nivel internacional. La primera  edición de estos contratos se realizó en el año 1957.  Desde esa fecha se han ido generando revisiones y  nuevas versiones,  y en el año 1999 nació toda una nueva generación de contratos FIDIC, que recogían  las  exigencias derivadas de la creciente  internacionalización del sector de la ingeniería y la  construcción.

Los modelos FIDIC representan un vehículo seguro  para realizar  las inversiones internacionales, en  especial en proyectos EPC y en proyectos contratados  bajo el concepto de diseño y construcción. Diversos países han adoptado estos contratos como el modelo  de contratación pública, o se han basado en los  conceptos de FIDIC para crear su propio modelo.

El Banco Mundial ha adaptado uno de estos Contratos  (la Edición Armonizada de FIDIC)  como contrato  modelo  en los proyectos  que  financia, lo que está  contribuyendo a su difusión.

Los Libros FIDIC han sido concebidos para todo tipo de proyectos de infraestructura e incluyen multiplicidad de prestaciones a cargo de los contratistas (diseños, consultoría, construcción, operación, etc.). Para efectos prácticos FIDIC identifica sus contratos por colores (naranja, rojo, amarillo, plata, dorado, verde, blanco, entre otros).  Todos los contratos responden a una misma estructura: unas condiciones generales que constituyen el modelo de contrato propuesto por FIDIC y unas condiciones particulares que permiten a las partes incluir modificaciones y adiciones a dichas condiciones generales.

Múltiples ventajas comporta la utilización de los Libros FIDIC.  Entre estas, la asignación clara de riesgos; la regulación de las pruebas a la terminación; las formas de resolver ágilmente controversias de índole, puramente, técnica, y las causales para revisión de precios y para la extensión de plazos.  Ello tiene como consecuencia que la negociación del contrato para un proyecto se limite a regular las condiciones particulares de conformidad con la naturaleza específica del mismo, lo que se traduce en mayor agilidad en la estructuración de los proyectos.

Algunas de las obras más importantes del  panorama internacional  han usado o utilizan este  tipo de Contratos, como la  ampliación del Canal de  Panamá. Gran parte de los  proyectos financiados  por  la  Unión Europea también recurre a este  modelo de contrato.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies