La gestión internacional de las empresas

NOTA: este post es una reflexión personal de una asignatura vista en clase del MBA part-time.

Una de las lecciones más importantes que he aprendido con los casos que nos han expuesto en gestión internacional es que una compañía debe tener una estrategia global alineada con la cultura general instaurada en la empresa pero que a su vez debe comprender y adaptarse se los diferentes mercados regionales en los que opera. Conseguir ambas cosas no es sencillo, ya que muchas veces la cultura de las personas de los diferentes lugares del mundo o incluso las necesidades de la empresa en cada lugar hacen que los gerentes se vean tentandos a seguir una política distinta a la global de la empresa.

El porqué de mantener una estrategia global de la compañía es principalmente para no fragmentarla y mantener una coherencia en cuanto la estrategia a seguir. La estrategia, en el fondo, se ve definida por los factores claves del mercado que la compañía ha detectado y estos factores son los suficientemente genérico como poder aplicarse en todo el mundo y dar resultados a largo plazo. Por ello, se debe seguir una estrategía global y evitar que las estrategias locales vayan en contra de ella, porque irían en contra de lo que se ha detectado como más favorable para la empresa.

Pero no tiene sentido aplicar la estrategia global de la compañía de la misma forma en todos los lugares del mundo. De hecho tampoco tiene sentido que la apliquen personas que no son nativas del lugar. Para poder aplicar correctamente una estrategia hay que entender como funciona el mercado local y eso es algo que se consigue a lo largo de los años de vivir y de convivir con las personas y empresas de la región. Y tengo que añadir que por mucho que puedan explicarte como es la región, las cosas solo se comprenden cuando se viven y se experimentan.

En el proceso de expansión de la empresa a nuevos mercados, es determinante conocer muy bien el entorno y el mercado antes de tomar ninguna decisión. Aunque sea un mercado atractivo para la empresa puede que el entorno no sea favorable para una empresa extranjera. Por naturaleza el ser humano es reticente al cambio y cuando aparece algo nuevo que no conocíamos de antemano, por muy bueno que sea, la tendencia general es al rechazo. Ocurre algo similar con las empresas cuando se mueven a un mercado. Por ello, muchas veces es más rentable realizar alianzas, join ventures, o incluso adquisiciones de empresas de la zona para empezar con una referencia ya establecida, y a partir de ahí crecer e instaurar la estrategia de la empresa.

Para cerrar mi reflexión personal, creo que el mejor lugar para una empresa es aquel donde se concentra más su competencia y su sector. Aunque a priori esto pueda parecer una locura por la gran prensión competitiva, lo cierto es que esa presión es la que hace evolucionar a las empresas y estar mejor preparadas. Sino la empresa vivirá en la comodidad de su situación y cuando quiera darse cuenta habrá llegado una empresa nueva muy evolucionada que la comerá el mercado.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies