¿Cuándo lanzar tu primer producto al mercado?

Ante esa pregunta la respuesta que seguramente os contesten es: “con el mínimo producto comercialmente viable” Yo me quede tan contento cuando escuché esta respuesta, hasta hace unos días, cuando me pregunté:

¿es el producto que tengo ahora comercialmente viable o tengo que seguir desarrollando?

Ya no me parece tan buena la respuesta que me dieron. Para poder responder a esa pregunta, ahí que poder responder a las siguientes:

Que miedo de preguntas. Para algunos productos lanzar antes de tiempo puede suponer un fracaso. Es más difícil ganar un cliente una vez que se ha perdido que a uno nuevo. Vayamos por pasos respondiendo las preguntas.

¿Conozco a los clientes y usuarios potenciales del producto?

Uno de los puntos más importante de un plan de negocio es el análisis de mercado. Hay que conocer a los clientes y usuarios de nuestro producto para poder lanzarlo de la forma más efectiva. Es importante diferenciar al usuario y al cliente, cada uno tendrá sus propias características a las que hay que adaptarse. Uno es el que va a pagar por tu producto y el otro es quien va a usarlo. Al cliente el producto le tiene que resultar rentable y al usuario le debe satisfacer, al menos, una necesidad de forma eficaz y eficiente.

¿Satisface las necesidades de los usuarios?

El producto debe resolver un problema y además debe de hacerlo mejor de lo que se hace ahora mismo o de una forma diferente a cómo lo hace la competencia. Si no es así, el producto en sí no razón de ser. Es inútil.

¿El cliente va a estar dispuesto a pagar el precio que he puesto?

El precio de vente debe ser superior al coste porque sino no habría negocio. Partiendo de esta base el precio se puede estimar en función del valor añadido comparando nuestro producto con los de la competencia. Si el coste es mucho más inferior a este precio estimado entonces vamos por buen camino.

¿Los usuarios van a usarlo?

El producto debe satisfacer una necesidad, hacerlo de forma eficiente y eficaz, y además, tiene que ser usable. La usabilidad del producto es un factor clave para que los usuarios lo vuelvan a utilizar una y otra vez, así que debe de ser uno de los objetivos cuando se desarrolla el producto. Como ejemplos el motor de búsqueda de google que apenas tiene 28 palabras y un botón en su página principal, o apple cuyos dispositivos son cada día más sofisticado pero tienen menos botones y son más fáciles de utilizar.

¿Va a ser capaz de fidelizar al cliente?

La fidelización te va a garantizar la superviviencia de la empresa a largo plazo, pero también el crecimiento a corto plazo. Tu producto debe cumplir las expectativas de los clientes y usuarios. Mientras ellos sigan contentos con tu producto lo seguirán usando, incluso lo recomendarán.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies