El futuro de los dispositivos móviles y las redes sociales

NOTA: Este artículo es un trabajo presentado al MBA de la EOI. Es un poco más largo de lo habitual.

Puede que aún sea pronto para afirmar con total rotundidad que los dos aspectos más revolucionarios de la sociedad actual y de futuro a corto-medio plazo son el móvil y las redes sociales. Aunque en los próximos años surgiera una nueva tecnología revolucionaría, esta claro que el móvil y las redes sociales van a seguir despeñando un papel fundamental para el avance de la sociedad. Por ello, es importante poder valorar las capacidades de esta dos herramientas y saber explotarlas. Muchos negocios del futuro van a ir ligados a la sinergia de estos dos elementos clave. En esté artículo pretende hacer una reflexión de cuales pueden ser los negocios que surjan en el futuro teniendo en cuenta las actuales capacidades del móvil y las redes sociales, y a la par, analizar la posible evolución de las funcionalidades de estas herramientas que puedan generar nuevos negocios.

Continúa…

Actuales cambios en los móviles y las redes sociales

La tecnología está en una constante evolución, en poco tiempo puedes quedarte obsoleto. De hecho, muchas revoluciones tecnológicas no lo fueron en el momento de nacer por culpa de ir mucho más deprisa de lo que la sociedad podía asimilarlas (el primer Table PC apareció en 2001 pero no fue hasta la aparición del iPad en 2010 hasta que empezó a extenderse su uso). En este sentido es importante destacar dos modelos de negocio que se están desarrollando e implantando actualmente que serán totalmente normales en unos años, pero que aún requieren de cierto tiempo. Me refiero concretamente al pago por móvil y a la integración de las redes sociales basadas en localización con los negocios locales.

Desde principios de siglo, puede que antes, la sensación de que el móvil acabaría acaparando a una gran cantidad de tecnologías era muy evidente. Según la tecnología avanzara, se hiciera más pequeña y eficiente era lógico pensar que se integrarían en un solo dispositivo. La gran popularidad del móvil hizo que este fuera el escogido. El GPS, las cámaras de fotos y de vídeo fueron los primeros en integrarse en el móvil, hoy el siguiente en caer son las tarjetas de crédito. Los pagos por móvil venían haciéndose hace tiempo gracias a Internet, pero hace poco se ha dado un paso más y se ha dotado a los móviles de la tecnología NFC para poder paga simplemente acercando el móvil al punto de venta. Algunas compañías que están apostando por esta tecnología son Google (Google Wallet) , PayPal , Renfe o Vodafone.

Las redes sociales han obtenido gran popularidad y han crecido muy rápidamente, creándose multitud de negocios a su alrededor. El auge de los smartphones, o móviles inteligente, han hecho que aparezcan redes sociales enfocadas a aprovechar las características de estos dispositivo. Un negocio que se ha visto claro es la posibilidad de utilizar el GPS del móvil para aportarle valor al usuario en función de la posición en la que se encuentra, principalmente ofreciéndole los bienes o servicios que tiene cerca y que le puedan interesar o bien le hacen promociones. El ejemplo más claro es Foursquare, una empresa que nación como un juego para el usuario en el que este iba ganando puntos por confirmar que se encontraba en determinados lugares. Foursquare vio la oportunidad de negocio y dio la oportunidad a los locales comerciales de poder ofrecer ofertas a través de su red social. Estas ofertas le ofrecen a los negocios la oportunidad de fidelizar clientes o captar nuevo. Las posibilidades de esta integración entre locales físicos y redes sociales virtuales ofrece un potencial de crecimiento muy grande a medio plazo, por ello, grandes compañías como Google o Facebook han creado diferentes productos para posicionarse: Google places, Google Latitude y Facebook places. A pesar de las ventajas, tanto para el usuario como para los locales, el mercado aún no ha crecido lo suficiente. Ni los usuarios ni los locales se han lanzado de lleno a aprovecharse de esta oportunidad, pero a medida que su uso se generalice y se facilite el acceso a las herramientas la popularidad de este tipo de aplicaciones sociales crecerá.

Nuevos negocios para las tecnologías actuales

Son tantas las posibilidades de las redes sociales y los móviles de última generación que día tras día crece el número de desarrolladores para estas herramientas, y con ello, el número de aplicaciones que se aprovechan de todas sus virtudes. Me sería imposible enumerar en este artículo todos los tipos de aplicaciones y las posibles que pudieran surgir, por ello, me voy a centrar en aplicaciones a gran escala aprovechando la cantidad de usuarios.

Las grandes redes sociales que no tienen otro fin salvo poner en contacto a personas sin ningún objetivo específico basan su modelo de negocio en la venta de información de sus usuarios a las empresas. En este sentido, las redes sociales tienen a sus usuarios muy bien clasificados y segmentados para ofrecerle a sus clientes, las empresas, lo que necesitan. Esta clasificación a gran escala es muy valiosa para las empresas pero también lo es para los propios usuarios de la red social. Como individuos las redes sociales pueden ponernos en contactos con otras personas de nuestros mismos gustos o con nuestras mismas aficiones. Las posibilidades de esto son enormes para el usuario, desde encontrar gente para jugar una partida de cartas hasta tener recomendaciones de otros usuarios con gustos similares antes de comprar un producto. Es en el segundo ejemplo, el de la recomendación, donde podría estar un nuevo negocio para las redes sociales. Las recomendaciones online ya son un negocio pero puede adquirir una dimensión más grande dentro de las redes sociales porque estas pueden segmentar a los usuarios por gusto para hacer las recomendaciones y además pueden ponerte en contacto con el vendedor que ya esta anunciando el producto en la red social.

La integración del móvil y las redes sociales es clara en cuanto a la recomendación, al añadir el factor de la posición del usuario las redes sociales pueden recomendarle productos o servicios cercanos que puedan interesarnos o decirle el lugar donde podemos comprar el producto del que ha estado hablando o pidiendo recomendación. Esta sería la evolución lógica de redes como Foursquare.

Sin tener en cuenta la redes sociales, los móviles también suponen una gran fuente de información a gran escala que puede tener aplicaciones interesantes. La información de como se mueve una persona no es a priori muy relevante, sin embargo, contar con la información de los patrones de movimiento de una gran cantidad de personas si que resulta información interesante. Se puede utilizar para predecir atascos y evitarlos o para optimizar rutas y horarios de transporte público.

Lo qué nos puede deparar el futuro

Es inevitable hacer una analogía de lo que ha sucedido con las tecnologías pasadas para predecir que es lo que con mucha seguridad puede pasar con las redes sociales y los dispositivos móviles que usamos hoy en día.

Comparando los ordenadores con los móviles podemos predecir con mucha certeza que estos últimos van a añadir más sensores para incrementar sus funcionalidades y a seguir incrementando sus prestaciones año tras año. Las consecuencias de un incremento de las prestaciones en los móviles también supone una infrautilización de los mismos por parte de un usuario medio, lo que ofrece una oportunidad para que estos sean utilizados para la computación distribuida. También, es factible pensar en la posibilidad de que los dispositivos móviles cuenten en el futuro con hardware programable. Al igual que en los ordenadores convencionales, el harware programable supondría un incremento de prestaciones para determinadas tareas.

El tamaño de los móviles los hacer ser un dispositivo pequeño y versátil. Esto promueve su integración con otros dispositivos de mayor envergadura para ampliar sus funcionalidades. Ahora los coches los usan para reproducir música, pero en el futuro esta integración será mucho mayor y podrá ir desde integrar el sistema GPS del móvil en el coche hasta poder controlar parámetros internos del coche para adaptarlos a nuestra conducción desde nuestro perfil en el móvil. En otros sistemas de transporte como trenes o aviones el móvil podría integrarse como sistema de ocio donde el tren o avión pudiera proporcional contenido adicional y de carácter temporal durante el viaje (como podría ser ver una película en el móvil durante el viaje). Por supuesto, el móvil se va a integrar con nuestra casa. En cuanto la domótica del hogar acabe de despegar no va a haber otro dispositivo mejor que el móvil para poder controlar todos los sistemas de la casa.

Los móviles empiezan a ser dispositivos de almacenamiento, donde se escucha música, se lee o ser ven películas. Si a esto le añadimos que en el futuro el pago vía móvil va a ser mucho más habitual y el actual interés de los gobiernos para controlar los derechos de autor, entonces nos encontramos con una nueva oportunidad de negocio. Posibles aplicaciones para móviles podría permitir el paso de contenido de un dispositivo a otro a la par que se realiza un pago para cubrir los derechos de autor.

La forma en que se gestionan las redes de comunicación también puede sufrir cambios en el futuro. Las descargas en Internet han pasado de realizarse desde un punto central, una página web, a sistemas P2P (punto a punto) con redes auto-organizadas sin nodos centrales. Esto puede pasar también en las comunicaciones. Los móviles podrían auto-organizarse para crear redes descentralizadas de comunicación en lugar de utilizar las recursos centralizados de las compañías de telecomunicaciones.

La evolución de las redes sociales es más difícil de predecir, ya que no son tan fácilmente comparables a otros sistemas parecidos como lo es el móvil al ordenador. Las redes de carácter generalista van a seguir existiendo, pero al igual que sucedió con los buscadores donde apareció la necesidad de crear buscadores especializados ,también llamados buscadores verticales, va a suceder algo similar con las redes sociales. Ya existen algunas redes especializadas (como LinkedIn para profesionales) pero la tendencia a estas redes aumentará. Además de esta especialización hay que sumarle el factor movilidad. Un grupo de personas reunidas en mismo lugar con un mismo objetivo pueden no conocerse y sin embargo forman una red social que necesita comunicarse entre si. Para satisfacer esta necesidad se están utilizando las conversaciones vía Twitter, pero no es un sistema que fuera pensado para ello y tiene muchos inconvenientes. Con el tiempo la redes sociales deberían solucionar este problema creando automáticamente subredes sociales para cubrir eventos, donde los participantes puedan comunicarse igual que lo hacen a diario en la red social pero con los asistentes del evento.

En las redes sociales los usurarios son su principal activo pero son personas y tarde o temprano mueren, con lo cual se pierde su valor en la red. Aunque esto sea pequeño  problema para la red social también es una oportunidad. En la red social se guardan las conversaciones que el usuario ha mantenido con sus contactos, se guardan sus gustos, sus aficiones, su forma de ser,… en definitiva, se tiene un perfil muy completo del usuario. Si las técnicas de Inteligencia Artificial avanzaran lo suficiente, sería factible tener personajes virtuales con los que hablar que respondieran igual que un usuario ya fallecido con sus recuerdos y su personalidad.

Conclusiones

Aunque el futuro sea incierto, la probabilidad de que aparezcan negocios relacionados con las ideas comentadas es bastante alta, bien por las necesidades a cubrir o por la evolución lógica de los móviles y las redes sociales. Sin embargo, no podemos olvidarnos que las ideas que se han comentado cubren un pequeño porcentaje de las posibles y que aún nos queda un mundo por inventar. Tenemos que estar atentos a los nuevos avances y las posibilidades que estos nos traigan para ser usados con móviles o redes sociales.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies