Cómo una Startup cuadriplica su valor en un año

Este mes de septiembre se anunciaba la entrada de Bankinter  y  Axon Patners Group en la empresa sevillana QaShops ,a una valoración superior al millón de euros y multiplicando por cuatro el valor de su primera ronda de inversión, realizada apenas un año antes. Este caso de éxito me ha parecido un ejemplo fantástico para analizar las claves que favorecen y permiten escalar con rapidez y capturar valor para la compañía. El hecho de ser socia de QaShops y compañera de su fundador en otros proyectos empresariales, me ha inspirado, aunque esta es mi reflexión y desconozco si coincidirá con la suya.

En primer lugar es importante establecer una estrategia de rondas de inversión para cada grado o estado  de validación del proyecto. Esto nos permite ceder una parte inferior del accionariado al ir obteniendo mayores valoraciones, a medida que el proyecto adquiere tracción.

En segundo lugar foco en vender, vender y vender. Presión constante por la adquisición desde los primeros early adopters hasta grandes protagonistas del mercado, como Amazon o El Corte Ingles.

Diapositiva1

Sin duda alguna es clave contar con una estrategia de Producto Mínimo Viable que permita ir validando todas al hipótesis del modelo de negocio, a la vez que  se escala y crece. Es decir, no necesitamos tener el producto con el 100% de las prestaciones para adquirir clientes.

 

 

Y finalmente pasión y tesón, un equipo que cree en lo que esta haciendo, capaz de convencer a grandes clientes y derribar todas las murallas para conseguir sus objetivo.


Dinamizando el ecosistema inversor

Uno de los aspectos clave para que las ideas se conviertan en modelos de negocios innovadores y generadores de ingresos, es la existencia de un ecosistema inversor que permita financiar el desarrollo de los proyectos empresariales y su escalabilidad de forma ágil y dinámica, acorde a las necesidades del mercado.

Y es en este ámbito y no en el de las ideas y la creatividad donde nos sacan una ventaja considerable las sociedades anglosajonas, con una mayor cultura de la inversión en las fases tempranas de desarrollo de las empresas. Los principales actores en este ámbito son los Business Angels y el capital riesgo.

En los últimos años ambos sectores se han desarrollado en España, de forma más numerosa el segundo y más puntual el primero. Por eso me ha parecido una magnífica iniciativa la creación de la Red de Business Angels de Andalucía (AABAN, @AABANRed) www.aaban.org , inversores reales que participan y desarrollan iniciativas empresariales en esta comunidad. Está siendo para mí un placer ser su Vicepresidenta de Emprendedores y trabajar porque más proyectos obtengan financiación para crecer en una fase temprana y más inversores valoren entrar en ellos, en vez de en opciones más tradicionales de inversión.

Hace pocos días tuvimos ocasión de debatir en el @Foroidea en Málaga sobre las claves que hacen un proyecto invertible. Estuvieron Paco Sierra de Active Venture Partners (active-vp), Sascha Horrig (Helvesta.com) Pedro Bisbal (bigbanangels), entre otros.

Ponentes y organizadores en en el Foro Idea

Ponentes y organizadores en en el Foro Idea

Os adelanto las principales conclusiones sobre las cuestiones clave que hacen un proyecto invertible, tal y como quedaron reflejadas en el debate:

BA2

El debate de BA congregó a una amplia audiencia


Canvas: mitos y realidades

El modelo propuesto por Osterwalder para conceptualizar negocios en su tesis en 2010, se ha popularizado de tal manera, que este fin de semana un periódico nacional de ámbito general, hablaba de él como la gran panacea para transformar ideas en negocios. Incluso citaban a Business Angels de renombre que aseguraban que desde que lo conocían sólo pedían esta hoja del modelo a los emprendedores que patrocinaban, obviando cualquier tipo de plan adicional y denostando la figura del plan de negocio.

¿Qué ha hecho que el modelo de Osterwalder se popularizara hasta parecer la herramienta mágica de los emprendedores? A mi juicio tiene dos características clave para ello: es simple y de sentido común. Te permite entender como un modelo de negocio crea y desarrolla valor, como ganamos dinero con el mismo, de una forma rápida, visual e intuitiva.

Sin embargo es una grave simplificación pensar que con él y su esbozo de modelo de negocio en una hoja, ya estamos preparados para conquistar inversores y, más allá, conseguir el éxito.

En mi opinión, si estamos en fase semilla y queremos conceptualizar nuestro modelo, es mucho más interesante empezar por el lean canvas, lienzo adaptado a la metodología lean startup. Este se centra en estudiar el problema y/o necesidad de los clientes, estudiando las soluciones que en general tienen los consumidores para aplicarlas a segmentos concretos de consumidores a través de una proposición única de valor y definiendo como medimos nuestros avances.

canvas-risks

Luego podemos completarlo con los bloques de alianzas, recursos y actividades clave (que son claramente complementarios), pero aun así, sólo tendríamos conceptualizado el modelo de negocio. Luego hay que comenzar a andar y para ello necesitamos un plan, una estrategia que detalle como lo vamos a hacer, con quien, de que forma, con que prioridades y financiación.

Cuando valoro mi participación en un negocio, analizo el modelo sin duda, pero no sólo: quiero saber como lo van a hacer y eso lo en encuentro en el plan. Eso sí, abomino de planes de negocio literarios y densos, sin concreción y coherencia: un plan de negocio no es una tesis doctoral.

El proceso: transformando ideas en negocios

El modelo canvas es una buena herramienta para aterrizar ideas, transformándolas en modelos de negocio y obligándonos a hacernos preguntas fundamentales para conceptualizarlo. O bien para analizar modelos de negocio ya existentes e intentar encontrar innovaciones, alternativas y mejoras al mismo.

Es un primer paso que debe ser seguido por un plan realista, concreto y acotado en tiempos, que incluya como vamos a desarrollar el marketing, las finanzas y las operaciones de la empresa, siendo no sólo una herramienta clave para la negociación con inversores, si no sobre todo, el plan estratégico del emprendedor para conseguir sus objetivos.


El proceso inversor: negociación y templanza disfrutando el camino

Aunque agosto es en nuestro país un mes tranquilo, éste me ha encontrado asesorando en un proceso inversor de un grupo suizo en una interesante startup malagueña. De entrada, te das cuenta de que el resto del mundo no para en este mes (ni en ninguno, organizándose turnos vacacionales), y empiezas a pensar que la tesis del profesor de Harvard Varsavsky de un mundo más eficiente si trabajáramos seis días y descansáramos dos, pero eso sí no todos los mismos dos días, puede tener bastante sentido.

Sin embargo lo que más me llama la atención siempre, es el deseo del propietario de cerrar el acuerdo con la máxima celeridad (sin tener imperiosas necesidades financieras, claro está), sin entender que la entrada de un inversor es una negociación que requiere sus tiempos y una oportunidad para conocerse, descubriendo los beneficios que mutuamente se pueden obtener de la relación. ¿Alguien se casaría sin conocerse? ¿No hay muchas cosas que hablar sobre lo que cada uno aporta y como va a ser la convivencia?

En mi opinión hay que abordar la fase de inversión como un proceso, no como un fin, teniendo en cuenta que cada fase del mismo es útil y necesaria. Naturalmente, también tener en cuenta que es un proceso de negociación, donde antes de empezar tenemos que tener claro nuestro objetivo óptimo y definir nuestra ventana de negociación. Obviamente no es éste el caso del proyecto con el que iniciaba este post, pero muchas veces me sorprendo cuando me llaman en medio de procesos, donde se ha comenzado a hablar sin saber donde se quería ir: y no me vale un objetivo de “quiero inversión” (cuanto, como, tipo, valoración, condiciones etc…)

 

A mi juicio son estas cinco las cuestiones que tenemos que abordar:

En el caso que me ha servido de inspiración, dedico una parte del tiempo a recomendar huir de las prisas y de la angustia por cerrar un acuerdo, recomendando disfrutar del camino, de la negociación inteligente, del aprendizaje mutuo y de la confianza que se va generando y que será una gran herramienta para el éxito futuro de la sociedad.


La idea es relevante, la ejecución determinante: cómo implementar con éxito

Aunque partamos de una idea fantástica, el como conseguimos convertirla en un modelo de negocio de éxito capaz de generar ingresos y valor para nuestros accionistas, así como resolver problemas o cubrir necesidades de nuestros clientes es determinante para materializarla.

Es en ese momento, cuando es relevante como planificamos y ejecutamos: la implementación en la última fase de la metodología conocida como design thinking y que trata de aplicar a la resolución de los retos empresariales formas de pensar similares a las de los creativos, artistas y diseñadores cuando afrontan los suyos.

El como implementamos con éxito tiene mucho que ver con como somos capaces de promover cambios en nuestros colaboradores, en nosotros mismos, en los procesos internos y externos de nuestra compañía, pero también en la forma de actuar de nuestros clientes, venciendo esa fuerza tan común que es la inercia.

Esta ha sido y es un área de estudio en la gestión de proyectos muy relevante, partiendo desde modelos sencillos de planes de acción claros, ya sea de modelo rombo o yunque, hasta algunos más complejos como las matrices de marco lógico que se desarrollaron y expandieron en los años setenta y ochenta para la planificación de proyectos orientados a procesos,  y que contemplan: el objetivo general, los objetivos específicos, los resultados esperados, las actividades necesarias para alcanzar dichos resultados, los recursos necesarios para desarrollar las actividades, las limitantes externas del programa o proyecto, los indicadores medibles y objetivos para evaluar el programa o proyecto, y el procedimiento para determinar los indicadores.

Ya en esos momentos aparecían de forma relevante planteamientos sobre como testear el feedback: lo que funciono bien, lo que se puede mejorar, cuestiones adicionales e ideas nuevas.

Sin embargo el mundo empresarial era cada vez más dinámico y las metodologías tradicionales tenían carencias importantes en un entorno así.

En los años 90 surgen las técnicas agiles en Japón como una forma de ganar agilidad en la gestión de proyectos, centradas mucho más en las personas. La metodología más utilizada y común es SCRUM, pero muchas otras como KANBAN y sus derivadas se han abierto camino en la implementación de retos empresariales en las empresas: de hecho son las más utilizadas en ámbitos como el desarrollo de software.

Con los significativos avances de la neurociencia sobre el conocimiento de nuestro cerebro empiezan a surgir ya en el siglo actual nuevos enfoques que destacan el peso de lo emocional sobre enfoques cien por cien racionales de metodologías anteriores. A mí me gusta especialmente SWITCH, que te propone analizar tres cuestiones:

1)   El ámbito racional: dirigir a un destino claro

2)   El ámbito emocional: motiva al cambio

3)   Allana el camino con acciones que faciliten en cambio

En el camino de la ejecución (caminante no hay camino, se hace camino al andar), son poderosas armas la comunicación y la negociación, ten claros tus objetivos, piensa siempre si tu interlocutor los comparte (socios, equipo, aliados) y sobre todo averigua si puedes conseguir que sean comunes. Esto te facilitará muchas respuestas claves.


Innovación y Tecnología: el efecto multiplicador

El mundo en el que vivimos es ciertamente emocionante, con novedosos productos y desarrollos sorprendiéndonos cada vez con mayor  frecuencia, y en ámbitos donde nuestra imaginación no habría conseguido llegar: personas y objetos continuamente conectados (el Internet de las cosas), tener clientes en el otro lado del planeta sin haber viajado allí jamás, que un mensaje de un simple ciudadano amplificado en las redes sociales haga cambiar el sentido de un gobierno…

Aunque es un mundo estresante por su dinamismo, es también tremendamente emocionante por las oportunidades que esta generando para las personas y empresas que deciden aprovechar las nuevas herramientas para competir más y mejor.

En este mundo donde los escenarios y los mercados cambian rápidamente es necesario tener más que nunca estrategias de innovación permanente, contar con herramientas para abordar nuevas ideas en el modelo de negocio, que nos permitan diferenciarnos de nuestros competidores y aportar a nuestros clientes experiencias únicas, construyendo un entorno de vinculación emocional con ellos.

De la misma forma que la innovación debe ser una actividad transversal en las empresas sin importar su tamaño, también debe serlo la tecnología. Una compañía de cualquier sector debe conocer las tendencias tecnológicas de su segmento de mercado e implantar las soluciones que a muy bajo coste hoy en día harán su gestión más competitiva.

Una empresa que no conjugue bien estas dos palabras, no se estará adaptando al medio, a ese mundo dinámico y estresante, pero también lleno de oportunidades que es ya una realidad. Y no hace falta remontarse a Darwin para prever su futuro: sus competidores conseguirán, con herramientas de innovación y tecnológicas, ser más ágiles, más eficientes, más diferenciales.

Adicionalmente, se produce un efecto multiplicador en las empresas donde se implantan de forma transversal herramientas de innovación y tecnológicas: se acelera el proceso de cambio, como si en vez de una suma de factores (innovación+tecnología), se produjera un efecto multiplicador. No perdamos más tiempo en valorar si este mundo nos gusta o nos aterra.

Es el que es, utilicemos las herramientas que nos brinda para competir más y mejor.

 


La aportación de valor de las aceleradoras

Durante el último año hemos visto como nuevas aceleradoras de start-ups o de proyectos en fase semilla han surgido a lo largo de nuestra geografía, despertando la ilusión de muchos emprendedores con ganas de hacer realidad sus ideas, pero también las dudas de muchos analistas, quienes hablan de una burbuja que será incapaz de cumplir las expectativas generadas.

A mi juicio, la visualización de la experiencia emprendedora o empresarial propia como una opción atractiva y válida, unida a la creación de las bases de un eco-sistema emprendedor, es una de las derivadas positivas de la crisis. Probablemente no todas las aceleradoras sobrevivan o tengan éxito, pero cuantas más existan más proyectos se impulsarán con la ayuda de profesionales expertos.

En este mes de enero nacía en la provincia de Sevilla Impúlsame www.impulsame.es, un proyecto en el cual he participado, asesorando sobre los aspectos clave de su contenido y su programa de aceleración, siendo en mi opinión el más completo que se puede encontrar en nuestro país, y que cuenta además con dos excepcionales empresarios como inversores: J.M. Lara Bosch (Grupo Planeta y Atresmedia) y J. Moya (Persan).

En Impúlsame los proyectos, ya sea en fase semilla o start-up, tendrán acceso a capital (y no al principio o al final, si no cuando el proyecto empresarial esté maduro para ello), validarán su modelo de negocio con la metodología de lean start-up, adquirirán los conocimientos y habilidades necesarios con un asesoramiento experto, se les gestionarán los aspectos contables y fiscales de su empresa, así como se les proporcionará las herramientas de software necesarias para el seguimiento de sus indicadores clave. Además en su grupo de advisors encontrarán las mejores experiencias y red de relaciones para construir su proyecto, red de alianzas etc…

Este proyecto parte de la voluntad de un Ayuntamiento (Mairena del Alcor, Sevilla) de desarrollar su tejido productivo de forma estable en el tiempo, con la creación y el desarrollo de empresas intensivas en conocimiento y tecnología. No es baladí que como partner del mismo haya elegido a EOI, pionera y líder entre las escuelas de negocio con experiencia en emprendimiento.

Hoy quiero soñar una España donde todos sus ayuntamientos tengan la ambición de tener una aceleradora de empresas, desde la cual desarrollar un tejido productivo líder y capaz de competir con las mejores del mundo. De manera que nadie tenga que irse de nuestro país en busca de un mejor ecosistema para desarrollar su idea.

Imagen de la presentación de la aceleradora Impúlsame en la EOI

 


La idea es relevante, la ejecución determinante

No hay mes más adecuado para las reflexiones estratégicas que agosto: si estás de vacaciones tu mente se libera del encorsetamiento del día a día y deja el cerebro libre para analizar, abordar nuevos retos, plantearse dilemas…Igualmente si estás en el despacho el descanso estival de los demás permite las mismas labores, ya que tal y como me confesaba un alumno mío ayer, no hay nadie con quien negociar.

 
Estos días, dos temas muy vinculados han dominado mis reflexiones, además claro de nuevos proyectos que bullen constantemente en mi cabeza. El primero, esta relacionado con una pregunta habitual de mis alumnos y debate constante, y siempre apasionante en clase: que es lo importante la idea o la ejecución? A pesar de que en mi opinión en el  mundo de los negocios no hay blanco ni negro y que los caminos hacia el éxito son infinitos, suele ser necesaria una buena idea (ni siquiera tiene que ser excepcional, muchas veces hasta una buena copia), pero sí es fundamental una ejecución fantástica. Una vez llegado a este punto la siguiente pregunta es: ¿como conseguirlo? Y a la búsqueda de la fórmula he dedicado parte de mis reflexiones estivales, analizando proyectos vividos con los participantes en el Programa de Creación de Empresas de Base Tecnológica en los últimos diez años.

 
Uno de los aspectos claves es el que debatía yo ayer con uno de mis alumnos, cuando me trasladaba sus cuitas sobre el desarrollo de su proyecto empresarial: lo perfecto es enemigo de lo bueno. ¿Cuántas veces no avanza una empresa porque hay que esperar a una decisión externa, un producto más perfecto, una alianza clave? Y…¿qué ocurre si no avanzamos? Perdemos oportunidades y nos alcanza la competencia. Por ello es más importante avanzar con la opción buena que esperar la perfecta. Si lo analizamos con detenimiento es normal que ocurra: el salto que le pedimos al emprendedor de generador a ejecutivo requiere un tiempo de entrenamiento del que no disponen. Esa es una de las razones que busquen mentores o advisors.

 
Otro reto fundamental para el promotor de la idea es entender que no puede ser un experto en todo, si no saber buscar el conocimiento adecuado y ponerlo al servicio del proyecto. Lógicamente aquí son necesarias de nuevo habilidades del ejecutivo en gestión de equipos, liderazgo y “hacer que hagan”, lejos del perfil generador de ideas. Sin embargo si no se supera este aspecto el promotor se convertirá en un cuello de botella y la empresa no crecerá eficientemente.

 
Y por supuesto es importante contar con una serie de cualidades clave:
• Tesón: no suele ganarse a la primera, varios intentos y no rendirse es clave.

•Diligencia: es necesario saber ponerse  (y poner a los demás) objetivos y hacer seguimiento, ser exhaustivo y riguroso.

• Liderazgo: el equipo te sigue porque confía y cree en ti, pero no sois un grupo de amigos, has de sacar lo mejor y lo máximo de ellos.

• Pasión: esta cualidad es muy habitual en los emprendedores y en general en todos los generadores de ideas.

• Proactividad: actúa y no esperes a que te lo pidan.

 
Pero también es necesario para poder ejecutar adecuadamente, contar con una clara estabilidad accionarial, he visto buenos proyectos fracasar por disensiones serias en la visión o estrategia de la compañía.

 
En el camino de la ejecución (caminante no hay camino, se hace camino al andar), son poderosas armas la comunicación y la negociación, ten claros tus objetivos, piensa siempre si tu interlocutor los comparte (socios, equipo, aliados) y sobre todo averigua si puedes conseguir que sean comunes. Esto te facilitará muchas respuestas claves.

 


La innovación como clave para acelerar el crecimiento de las empresa

Comienzo unos días de descanso en el magnífico sabor que me han dejado las más de 30 empresas que han participado en el desarrollo de nuestro programa Centro de Excelencia en Innovación o Factoría de Innovación en Cádiz, que he tenido la suerte de dirigir, y que hemos finalizado durante este mes de julio. En él, las empresas eligen el reto más significativo para su compañía en ese momento y con ayuda de aprendizaje en sesiones y talleres, así como el trabajo conjunto con asesores y mentores especializados logran abordarlo y conseguir sus objetivos.
En un mundo globalizado y con grandes exigencias en cuanto a competitividad y agilidad para poner productos en el mercado es vital moverse mucho y muy rápido, y la innovación es la respuesta a la gran mayoría de los retos de este mundo 2.0 en el cual viven las empresas. Por ello los objetivos de este programa se esbozan en los siguientes ámbitos:

➢ Capacitación de las empresas en las últimas herramientas de innovación y creatividad, diseño de modelos de negocio innovadores y design thinking

➢ Lograr acelerar los procesos de desarrollo y crecimiento de las pymes

➢ Aumentar la capacidad de networking de las compañías, así como su nivel de cooperación empresarial

➢ Aumentar competitividad y conocimiento de las dinámicas del mercado global

➢ Desarrollo de habilidades

➢ Desarrollo del conocimiento en tendencias sectoriales y multisectoriales

 
¿Cómo han sido las empresas que han participado? Han sido empresas vinculadas en un 75% a las industrias creativas y un 80% de Ubrique, involucrando a más de 200 personas en plantilla (de ellas casi un 60% mujeres) y con ingresos en un 82% por debajo de 500.000 euros y un 18% superior a esta cantidad.
Los retos que han afrontado estaban relacionados con probablemente las principales necesidades medias de las empresas en nuestro país: un 31% eran cuestiones vinculadas al desarrollo o potenciación de su marca, marketing y comercialización, un 27% requerían presencia en Internet o E-commerce y un 19% a cuestiones de procesos o mejoras en la organización. Para llegar a ellos era necesario un potente diagnóstico de la empresa, sobre todo en sus aspectos de diferenciación/ innovación.


Y cómo hemos afrontado ese reto? La metodología utilizada para el desarrollo de los mismo ha sido “Design Thinking”, permitiendo a las empresas un enfoque metodológico pero a la vez que fomentara una perspectiva innovadora en la resolución de sus problemas. Para ello hemos contado además con un equipo de magníficos profesionales como han sido José Antonio Cano y Paco Bedmar, además de un lujo de emprendedores de éxito que han compartido las claves de su éxito con todos los participantes, como Diego de Vicente, CEO de Modalia.

Es éxito en el desarrollo de este proyecto ha sonreído a la mayoría de las empresas, aún cuando los plazos han sido muy exigentes y por lo tanto el esfuerzo implicado considerable, pero sobre todo, todas han abordado los problemas y retos que impedían su despegue desde una perspectiva distinta y metodológica. Es de destacar el caso de Real Leather Studio (www.rls-art.com), quienes han implantado una boutique on-line para su línea de productos de gama alta vinculados al golf, de manera que tienen un escaparate al mundo necesario para su crecimiento. Para los que además queráis conocer la visión de está empresa de su participación os recomiendo su blog, donde da cuenta de la misma. (http://rls-art.com/blog/real-leather-studio-en-factoria-de-innovacion/). Y para los que dudan de la capacidad de nuestros jóvenes, Jesús Moreno, el representante de la empresa cuenta con una amplia preparación, una gran madurez y sobre todo una sana y valiente ambición por crecer y mejorar a sus sólo veintiséis años.

 

 

No sólo él. La sonrisa con la que comenzaba este post, me la provocan la capacidad y ganas de crecer, de mejorar, de ganar a la competencia que tenían este magnífico grupo de empresarios.  Y también sus comentarios: un 100% recomienda la participación en este programa, más acciones de este tipo, agradecen que les saquemos de su círculo de confort, que les abramos la mente a nuevas posibilidades, nuevas redes de contactos, que sea tan práctico, interactivo y hasta como me decía uno de los participantes en la clausura, el estimulo de las reuniones de avance y seguimiento (“simplemente la metodología me hacía avanzar, no podía venir a las reuniones y contarte nada”).
En los grandes trayectos uno necesita conocer su destino y planificar como llegar, pero sobre todo contar con buenos y estimulantes compañeros de viaje y yo no podía haber imaginado al comienzo otros mejores. Felices y merecidas vacaciones.

 


La innovación frugal y los mercados en países emergentes

Desde el llamado primer mundo tenemos un reto muy significativo si queremos aprovechar el crecimiento de esa todavía pequeña clase media en los países emergentes. Grandes empresas como TATA (TataNano) o Adidas han sacado al mercado productos simples, ajustados, robustos y sencillos de usar, aprovechando el crecimiento de la demanda de productos básicos para nosotros.

Pero no sólo las grandes empresas:  Wikihouse “opensource construction setha desarrollado una solución para proveer de viviendas autoinstalables por el usuario, con perfil ecológico y de bajo coste a los millones de personas sin vivienda del planeta que desean (y ya empiezan a poder pagarla) del planeta. ¿De que cifras de mercado estamos hablando? Con la afirmación de que dos o tres personas pueden construir una casa en 1 día con su tecnología han ganado el premio TEDGlobal y están en Brasil. http://www.huffingtonpost.com/2013/03/01/wikihouse-design-inexpensive-homes_n_2790860.html

En el curso InnovaEmpresa Cádiz que ahora estamos desarrollando tenemos un proyecto www.greencubesenergy.com que revoluciona el concepto tradicional de chiringuito, con un diseño autoinstalable y paquetizado, con utilización de energías renovables y conciencia ecológica, ya que utiliza contenedores marinos reciclados y pintados en alegres colores.

No es el primer proyecto que del cual soy mentora vinculado a una construcción más ecológica, sostenible y económica: @isoluciona participó en nuestro InnovaEmpresa Sevilla con un concepto de vivienda sostenible, ecológica y de mucho más bajo coste. Viviendas con un concepto revolucionario e innovador: si me mudo, me la llevo conmigo.

No me ha sorprendido la coincidencia de proyectos de simplificación constructiva en un país como España, en un sector líder con un mercado en mínimos. Las crisis estimulan la búsqueda de soluciones innovadoras y en el segmento de mercado al que nos referimos todo indica que las tendencias apuntan a la innovación frugal: simple, sostenible, ecológico, robusto, ajustado.

España debería tener mucho que decir en esta tendencia.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies