La desviación del presupuesto en el proyecto de la «Calle 30»

El soterramiento de la M-30 comienza en el año 2003, cuándo el Ayuntamiento de Madrid desarrolló el proyecto “Madrid Calle 30”. Esta ambiciosa obra pretendía remodelar la carretera de circunvalación M-30 que soterrándola parcialmente lo cual conllevaba la transformación total del territorio por el que discurría la antigua autopista. Con el paso del tiempo y pese a su vital importancia, la M-30 ha generado también no pocos inconvenientes tanto a nivel ambiental como económico.

El presupuesto de partida para esta gran obra fue de 1700 millones de euros para toda la reforma, pero con el paso del tiempo los presupuestos se dispararon, y pasaron primero a 3000, para llegar finalmente alrededor de los 4250 millones de euros en 2008.

A fecha final, el coste de la obra ha sido una herramienta política, dificultando debido al entramado empresarial y perdiéndose en presupuestos y ayudas ministeriales el rastro. El PP defiende que el coste final ha sido de 5.630 millones a pagar hasta 2040. El PSOE defiende que la factura es de10.406 millones.

Otras fuentes hablan de consultas a expertos, que argumentan dadas las dificultades e incertidumbres de la obra, que el coste final ascenderá entre los 10.000 y los 18000 millones de euros a pagar en 35 años.

Para hacernos una idea de las dificultades que habrá para pagar dichas deudas, sólo remitirnos al presupuesto anual del Ayuntamiento en 2010, que fue de 4.952,19 millones. En otras palabras, para costear el monto de la obra el Ayuntamiento de Madrid debería de cerrar todas sus oficinas durante más de un año o estar cuatro años destinando toda su inversión a la M-30; o lo que es lo mismo, cada madrileño deberá pagar de su bolsillo unos 1500 euros.

Una vez vistos los inconvenientes y el presupuesto desviado final dada la situación de crisis en la que nos encontramos, deberíamos hacernos la pregunta de si era el momento oportuno para realizar la obra, si se enmascaró el presupuesto final o es que la ejecución ha sido deficiente,; si era el momento oportuno para realiza la obra o si el proyecto debió ser menos ambicioso. No hay que olvidar que el ayuntamiento de Madrid a día de hoy es el más endeudado de España y esto ha repercutido en el ciudadano con incremento por ejemplo del precio de los parquímetros.

 

Fuentes:

http://www.madridiario.es/2011/Abril/distrito/varios/201744/informe-hacienda-deuda-presupuesto-ibi-pib-madrid-ayuntamiento-bravo-gallardon.html

http://www.ub.edu/geocrit/-xcol/368.htm

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies