Herramientas de gestión de proyectos

El apoyo informático es imprescindible si se quiere gestionar adecuadamente un proyecto, ya que permite realizar con facilidad el tratamiento de una red PERT, el cálculo y control de costes, la estimación de la carga de trabajo, simulaciones, etc. Teóricamente se puede hacer de forma manual, pero en la práctica es un trabajo engorroso y que provoca que se suela abandonar la metodología y se trabaje con criterios más empíricos, influyendo en la calidad de la gestión.

En la actualidad existe una serie de aplicaciones creadas específicamente para facilitar la tarea de gestión de proyectos, especialmente en los aspectos de planificación, seguimiento y control, conocidas comúnmente como gestores de proyectos.

Entre sus ventajas tenemos que aportan el rigor siempre inherente a toda aplicación informática en la medida que obligan a introducir la información de manera precisa con el fin de garantizar la coherencia de los datos resultantes, al tiempo que sus entregables transmiten una imagen de seriedad y claridad muy importante en cuestiones de carácter comercial.

Dos de los gestores de proyectos más conocidos son Superproyect y Microsoft Proyect. Sin embargo una herramienta muy habitual para la gestión de proyectos de gran envergadura es el software Primavera, el cual parte de una filosofía de trabajo similar a la planteada en Superproyect y Microsoft Project, y que aunque presenta una menor expansión ofrece opciones avanzadas.

Este tipo de aplicativo es muy usado y demandado a nivel de proyectos de ingeniería, desde el ámbito de la obra civil hasta la aeronáutica. En concreto su uso está muy extendido en la Agencia Espacial Europea – en sus diversos proyectos y sedes – así como también es la herramienta de planificación empleada en el proyecto ITER de fusión nuclear desarrollado en la localidad de Caradache (Francia).

Es una herramienta bastante intuitiva a la hora de comenzar a trabajar con ella, pero que requiere de un conocimiento adecuado a la hora de establecer las prelaciones entre las actividades, así como la correcta asignación de los recursos, los cuales deben ser caracterizados según su tipo, disponibilidad y demás características que marcan el modo en que las actividades se van a completar.

Lógicamente todo ello marca de manera evidente el proceso de programación de las actividades así como la obtención del plan maestro, que como sabemos es la línea de referencia para el cumplimiento de los plazos previstos del proyecto, pues cualquier contingencia en la ejecución de alguna de las actividades que lo configuran conlleva o bien retrasos o bien la necesidad de reprogramar nuevamente el proyecto para eliminar esta incidencia.

Otras aplicaciones que permiten gestionar proyectos son, OpenProj, KMKey Project, ProjectTrack Personal, SmartWorks Project Planner, MyOffice, GanttPV, GestProject Basic, Coneix, Leading Projects, Filemaker,  etc. Todos  ellos son programas que se pueden localizar en internet y que plantean la posibilidad de gestionar tus proyectos de un modo sencillo y cómodo.

En la gestión de empresas está extendido el  uso de herramientas de ERP (Enterprise Resources Planning), entre las que destaca SAP, aplicativos
modulares y configurables que permiten un proceso global de planificación y control de todas las actividades desempeñadas por los trabajadores en sus muy diferentes ámbitos de actuación (recursos humanos, departamento financiero, departamento de compras, departamento de logística, etc).

En la siguiente dirección web se tiene una comparativa entre los muy diversos software de gestión de proyectos:

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_project_management_software.

En cuanto a la oficina de proyectos en la que me encuentro actualmente trabajando empleamos como metodología de trabajo la estructura desagregada de trabajos (EDP o WBS: Work Breakdown Structure). En concreto paryecto se realiza la identificación de requerimientos de los distintos interesados (stakeholders) y se elaboran los documentos de casos de uso (use cases), elementos a partir de los cuales se gestionan las correspondientes estructuras desagregadas por paquetes de trabajo, asignándose a cada uno de ellos un responsable así como los recursos necesarios identificados por dicho responsable(materiales y humanos) dentro del presupuesto inicial previsto.

Con todo ello se elabora la planificación global del proyecto. Como herramientas de trabajo de gestión de proyectos disponemos de Microsoft Proyect así como de Microsoft Office, dado que nuestra empresa tiene un acuerdo de colaboración con este proveedor de software que nos obliga como es lógico a su uso. Obviamente, más allá de que las herramientas sean mejores o peores, o que sean más o menos del gusto particular de cada uno, lo impotante es tener claro los objetivos que se persiguen con su empleo para la adecuada y exitosa ejecución del proyecto.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies