Una anecdota curiosa

Hace algún tiempo tuve ocasión de asistir a una presentación a la que acudió Pedro Miguel Etxenike que actualmente  es presidente de la Fundación Donostia International Physics Center (DIPC) y
Catedrático de Física de la Materia Condensada de la Universidad del País Vasco.

Pedro Miguel Etxenike

Crédito de la imagen

La charla que ofreció fue muy interesante y muy amena. En ella nos  narró una anecdota que posteriormente la he localizado en una  página denominada  euroferroviarios.net

 

La anécdota es la siguiente:

«Al presidente de una compañía le dieron una entrada para acudir a un concierto.

Como no podía ir, se la dio al director de Administración y Personal.

Al día siguiente, el presidente preguntó al director si le había gustado el concierto, a lo que éste le respondió: “Mi informe estará esta tarde sobre su mesa”.

Esto le dejó sorprendido, pero por la tarde recibió lo siguiente: “Informe sobre la asistencia al concierto del 14 de noviembre. Pieza nº 3, Sinfonía Inacabada, de Franz Schubert. Durante considerables periodos de tiempo, los
cuatro oboes no tienen nada que hacer. Se debiera reducir su número, y su trabajo debiera ser distribuido entre toda la orquesta, eliminando así los picos de actividad. Los doce violines estuvieron tocando las mismas notas. La
plantilla de esta sección debiera reducirse drásticamente. Si realmente se quiere mayor volumen de sonido, esto se puede lograr mediante un amplificador electrónico.

En tocar semicorcheas se empleó mucho esfuerzo. Esto parece un excesivo refinamiento y se recomienda que todas las notas se redondeen a la corchea más cercana. Si se hiciera así, sería posible emplear personal de baja formación.

No sirve para nada la repetición con las trompas que ya han sido tratados en la sección de cuerdas. Si estos pasajes redundantes fueran eliminados, el concierto podría reducirse de dos horas a veinte minutos. Finalmente: señalar
que si Shubert hubiese tenido en cuenta estos asuntos, ciertamente que hubiese acabado su sinfonía”.

Por medio de esta anécdota se nos induca que lo importante es la craetividad y no tanto

Javier Bonilla

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies