LA IMPORTANCIA DE LOS CONSEJOS DE FAMILIA EN LAS EMPRESAS FAMILIARES

Bien familia, se acabaron las vacaciones y comenzamos un nuevo curso, a buen seguro lleno de oportunidades emergentes disponibles para todos aquellos que estén dispuetos a detectectarlas y aprovecharlas. ¡No hay nada mejor que las crisis para sacar lo mejor de nosotros mismos!

Permitidme que comience este nuevo curso  centrándome en los Consejos de Familia. Sí, esas instituciones de dirección que casi nadie sabe bien para que sirven, pero que queda muy bien que se vean reflejadas en las estructuras de gobierno de las empresas familiares.

Como profesional de las ciencias sociales, me gusta pensar un poquito más allá de las técnicas de gestión que normalmente enseñamos. En España hemos hecho un gran trabajo en los últimos veinticinco años por profesionalizar a las empresas familiares, pero muy poco por profesionalizar a las familias empresarias. Irónicamente, diríamos que cuando hemos conseguido que las empresas familiares vayan bien… éstas en no pocos casos se venden, en tanto que las familias ¿empresarias?… van pasando a mejor vida.

Como resultado de todo lo anterior se está consiguiendo  en las nuevas generaciones una pérdida paulatina del emprendimiento como sociedad. Cada día vemos con más frecuencia que las familias que tienen empresas (que no familias empresarias), tienen hijos con rimbombantes licenciaturas en económicas y empresariales… que lo que desean es ser funcionarios. No es de extrañar pues, que cuando accedan a la herencia empresarial de sus padres… tales empresas se vendan. ¿Qué estamos enseñando?

En otras palabras, de seguir así, se podría dar la paradoja, que gracias al éxito de nuestra labor en la profesionalización de las empresas familiares, en otros veinticinco años más, un gran número de familias empresarias vaya desapareciendo.

Bien, pasemos ahora a profundizar en el título del presente artículo: “La importancia de los Consejos de Familia en las empresas familiares”.

Mi trabajo como asesor familiar en estos cerca de veinte años ha consistido mayoritariamente en profesionalizar los Órganos de Gobierno. Si bien es cierto que con respecto a los Consejos de Administración, en general todo el mundo sabía y sabe cuales son sus cometidos y la profesionalización que dichos consejeros han de procurarse, sin embargo, el problema surge cuando esos mismos consejeros (como ocurre en la mayor parte de las pymes familiares), han de simultanear también dicho rol con el rol de consejeros familiares.

Generalmente lo que veo en la mayor parte de los casos conocidos es por parte de sus consejeros una gran confusión entre ambos perfiles y funciones de consejerías de Administración y de Familia

Así las cosas, lo primero que hemos de hacer es definir con claridad qué funciones tienen los Consejos de Familia en las empresas familiares. Tarea ésta que normalmente no hacemos, tal vez porque como asesores tampoco lo tenemos claro. Bien, pues a partir de la próxima semana me voy a mojar en esta aventura de explicarles tan fundamentales funciones de los Consejos de Familia y de la correspondiente formación que para ello necesitan alcanzar dichos consejeros familiares.

Hasta la semana próxima, familia.

Fernando Nogales.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies