CONDICIONES BÁSICAS PARA LA BUENA GESTIÓN DEL CONSEJO DE FAMILIA

Ya comentamos los dias anteriores que el Consejo de Familia es el órgano de gobierno que regula las relaciones entre las distintas ramas familiares, ahora bien, este solo podrá realizar su función equilibradora eficazmente si están presente algunas variables básicas, a saber:
•    Una comunicación intrafamiliar aceptable.
•    Unas reglas de juego consensuadas y documentadas.
•    Una cultura de las relaciones formales.
•    Una representación de cada rama familiar.

Un Consejo de Familia no puede implantarse con esperanzas de éxito si no existe previamente un clima aceptable de relaciones entre sus miembros; pero las relaciones aceptables pueden deteriorarse si éstas solo se realizan de manera espontánea e informal. Este tipo de relaciones es útil solamente en el ámbito estrictamente doméstico, pero no es suficiente para consolidarlas en ámbitos más complejos como son los existentes en una empresa familiar. El futuro de dichas relaciones se garantiza cuando los acuerdos se formalizan y documentan. Y ello sólo es posible si previamente hay unas reglas de juego como base para la consecución de dichos acuerdos y en los cuales han participado todos sus representados.Una vez que estas cuatro condiciones son asumidas por todas las partes implicadas, el Consejo de Familia puede empezar a realizar su labor institucional.

Por tanto, el Consejo de Familia es el órgano de gobierno a partir del cual se articulan creencias y valores compartidos, se defienden los derechos de los diferentes grupos familiares, se gestiona el patrimonio, se definen las políticas sucesorias, se reflexiona sobre el papel de la familia en la empresa familiar, se promueve y se cuida la comunicación intrafamiliar, etc.; en fin, es el órgano de gobierno que tiene como misión fundamental cohesionar a la familia a partir de la buena gestión de esa doble coordenada intereses-afectos.

Para la realización de esta compleja y trascendental misión el Consejo de Familia solo podrá conseguir ser eficaz si se propone a la hora de trabajar procedimientos totalmente profesionalizados. Al igual que en el ámbito de la empresa el Equipo de Gerencia tiene sus procesos operativos totalmente pautados y en el ámbito del negocio, el Consejo de Administración tiene los procedimientos de trabajo típicos de cualquier Consejo de Administración, el Consejo de Familia debe proceder en todo momento con el mismo nivel de profesionalidad. En otras palabras, el Consejo de Familia tiene la tarea fundamental de profesionalizar a todos sus miembros familiares en sus relaciones con la empresa, sea cual sea el rol que dichos miembros familiares decidan ejercer con la misma (rol de accionista, de directivo, consejero, profesional de base, etc., o una mezcla de ellos), la familia debe actuar siempre ante la empresa con la máxima profesionalidad posible.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies