Electrodomésticos inteligentes para ayudarnos a ahorrar

por canarias4life on 27/09/2016

El cambio para ser más sostenibles nace dentro de cada uno de nosotros. Es nuestra voluntad la que nos impulsa a incorporar hábitos tan sencillos como el de reciclar. Pero también podemos ser más ambiciosos e intentar cambiar otros aspectos que a priori parezcan más complicados de abordar. Y para ello tenemos un aliado: la tecnología, capaz de ofrecer soluciones smart para casi todos los retos sostenible que queramos plantearnos.

Una de las formas más innovadoras en las que la tecnología está empezando a hacer del mundo un lugar más sostenible es internet de las cosas. Este concepto representa la capacidad de dotar de conexión a objetos cotidianos, como la calefacción y el aire acondicionado, para que nos ‘cuenten’ cómo trabajan y podamos controlarlos desde cualquier sitio. Este tipo de aparatos tienen el potencial de convertir nuestra casa en un hogar inteligente y, por supuesto, también sostenible.

photo-1473308822086-710304d7d30c Foto: Las tecnologías ‘smart’ pueden contribuir al ahorro energético en iluminación y calefacción del hogar. Crédito: Anthony Indraus

 

La iluminación y la climatización tal vez son las dos áreas que más se pueden beneficiar de este tipo de aparatos. El abanico de opciones es prácticamente infinito y su funcionamiento suele tener varios puntos en común: los dispositivos miden los parámetros ambientales como la luz y la temperatura, y aprenden las pautas de los usuarios para adaptar los parámetros de forma automática a las necesidades de sus dueños.

Así funciona, por ejemplo, Netatmo, una válvula inteligente para radiador que permite reducir el consumo de energía y controlar la calefacción a distancia, habitación por habitación. El sistema recoge y analiza los estilos de vida de los miembros de la familia para elaborar un plan específico para calentar cada estancia en función de sus necesidades. Gracias a ello, los usuarios pueden alcanzar ahorros de hasta un 37% de energía. Otro modelo para la climatización inteligente, y que fue adquirido por Google, es Nest, un aparato que se conecta al termostato para controlarlo de forma automática según las necesidades del usuario.

En el ámbito de la iluminación, la premisa es prácticamente la misma: proporcionar luz única y exclusivamente en el momento y el lugar necesario, así como la intensidad más adecuada. Sobre este propósito trabaja la empresa española Intel Lumen con su sistema de iluminación inteligente que, por supuesto, integra la tecnología LED. Según aseguran sus responsables, con esta tecnología se pueden alcanzar unos ahorros de hasta el 90% frente a los sistemas de iluminación convencional, garantizando siempre unos niveles de iluminación óptima.

Otra opción inteligente para aumentar la eficiencia energética del hogar es Sense, un aparato especializado en delatar cuánta energía consume cada electrodoméstico del hogar y cuándo lo hace. Aunque el aparato no tiene control sobre los dispositivos que mide, sí permite al usuario saber dónde está derrochando energía para cambiar ya sean sus hábitos o los propios aparatos.

Y también existen aparatos para controlar a todos estos guardianes de la eficiencia. El gigante Amazon ha creado Echo, un asistente virtual para el hogar y que se puede controlar por la voz. Además de las ventajas que ofrece, como poder controlar la música en remoto, Echo puede conectarse al resto de sensores y aparatos inteligentes para guiar su uso.

Todos ellos son simples ejemplos de una tendencia que no para de crecer, la de emplear la tecnología para optimizar y mejorar nuestro día a día. Si queremos aceptar su ayuda, tal vez tengamos que gastar algo de dinero al principio, pero los beneficios irán llegando poco a poco, y no solo para nuestro bolsillo sino también para el planeta.

Esta noticia procede de Casa Domo. Si quieres leer el contenido completo pincha este enlace.

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

Post anterior:

Post siguiente: