Fernando Jáuregui: “Cuando se es emprendedor, se es emprendedor ya para siempre”

Otra de las personas que pasaron por el curso de verano “Atrévete a salir de tu zona de confort” que EOI organizó en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, fue el periodista Fernando Jáuregui. Tras una dilatada trayectoria profesional decidió que era el momento de emprender su propio camino y fundó el grupo Diario Crítico. Hoy compagina esta labor con la promoción del emprendimiento a través de iniciativas como “Emprendedores 2020” o la publicación de libros en los que emprendedores cuentan sus éxitos… pero también sus fracasos y cómo se puede aprender de ellos.

Llevas bastante tiempo tratando con emprendedores. Ellos son todo un ejemplo en salir de la zona de confort

Los emprendedores son el ejemplo de salir de la zona de confort evidentemente. Inluso, aunque algunos de ellos no hayan estado nunca en esa zona de confort, o incluso, aunque hayan sido expulsados de esa zona de confort. Es decir, que yo diría que hay tres clases: los que salen por su propia voluntad porque se sienten emprendedores, los que no han estado nunca en zona de confort y eligen ser emprendedores y los que son expulsados de su zona de confort. En cualquiera de los tres casos son emprendedores.

Lo que he conocido de los emprendedores, los de la clase más especial que de verdad son emprendedores anímicamente, son gente que son distintos, no sé si mejores o peores, son distintos. Son gente que la palabra vacaciones no sabe si se escribe con B o con V porque no las disfrutan, a la familia son capaces de sacrificarla hasta extremos inconcebibles… y ellos mismos también. Son personas a las que no les importa ni la política, ni la vida sindical, ni siquiera la vida colectiva de alguna manera, ni el ocio convencional. Son gente que está persiguiendo su sueño que es crear una empresa. Y ya está, punto. Están en eso y no están en otra cosa.

Se habla mucho de animar a la gente a ser emprendedora. Pero, en realidad, ¿hay que animar a alguien a que sea emprendedor o el que es emprendedor no necesita que le anime nadie porque lo tiene muy claro?

Todo depende, claro. A veces tú ves la luz y otras veces pues te la enseñan. Yo no hubiese sido nunca periodista si el cura del colegio no me hubiese dicho “hombre pero tú serías un buen periodista”. A mí no se me hubiera ocurrido nunca ni en mi entorno familiar, ni en mi entorno social, ni en mi entorno de amigos, nada. Nunca se me había ocurrido ser periodista. Entonces, vino alguien, una voz, que me dijo levántate y anda… Y me levanté y anduve.

Es decir, que ante la pregunta de si el emprendedor nace o se hace, sería que el emprendedor se va haciendo.

Se va haciendo. Todos nos vamos haciendo. Todos somos hijos de nuestra biografía y no hay una biografía que te induzca o que te condene a ser una cosa u otra. Decía Goethe que el destino no está en las estrellas ni en la inteligencia, sino en el carácter. Y yo soy de los que cree que te vas forjando tu propio carácter, que no existe un carácter inmutable que te sea impuesto por unos genes. Entonces, naturalmente, te lo vas haciendo.

En tu ponencia has citado a Einstein diciendo que de éxito se puede morir pero del fracaso hay que aprender…

De los fracasos se aprende siempre, salvo que no te alcance y no quieras aprender del fracaso, pero del fracaso se aprende siempre. Lo de que se puede morir de éxito es una frase que luego adaptó Felipe González, que tenía mucha razón. Decía a veces se puede morir del éxito, no. Siempre se muere del éxito, porque te ensoberbece  y te hace ver que has llegado a la meta… Y nunca has llegado a la meta. En cambio el fracaso te hace saber que tienes que empezar otra vez. De hecho nosotros, en el libro “¿Puedo montar mi propia empresa?” de los 200 casos sabemos que algunos han fracasado ya. Pero todos han vuelto a intentarlo o están volviendo a intentarlo, todos.

Es el método científico de prueba y error.

Sino qué, te conduce a la inoperancia. Ya que te lanzas a emprender, como decía Picasso, “cuando se es joven, se es joven para toda la vida”. Pues aquí, cuando se es emprendedor, se es emprendedor ya para siempre.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies