“El empleado del futuro debe estar dispuesto a jugar en entornos cambiantes y muy exigentes”

Con motivo de la presentación de la Asociación para la innovación en Prevención y Salud PRLInnovación tuve la ocasión de entrevistar a Fernando López Aranda, Director de RRHH de DHL Express Iberia sobre la prevención en las empresas y el empleado que demandan hoy en día las compañías.

¿Cuál es el fin de la prevención? La prevención forma parte integrante de la cultura de la empresa y ayuda al desarrollo normal de la actividad de la misma. Nuestra empresa, al igual que todas, está formada por personas que desarrollan su trabajo y deben hacerlo en entornos  seguros, con un nivel de bienestar y salud adecuados para poder ejecutar ese trabajo.

La finalidad de la empresa es de tipo económico, pero siempre sobre la base del desarrollo de personas que deben estar identificados con ese fin, involucrados y desarrollando su trabajo en entornos, como decía, seguros y saludables. Por lo tanto, la prevención debe empapar a toda la empresa, a los mandos, a los trabajadores, a la cultura empresarial y tiene que ser un elemento esencial. Es la base, es el día a día.

Cuando acudimos a nuestro trabajo lo hacemos pensando en hacer una serie de tareas, pero también con una serie de condiciones, en un determinado entorno y la prevención es ese marco que te permite desarrollar tu trabajo dentro de los estándares de calidad y competitividad que se exigen pero sobre la base de la seguridad y de la salud.

El empleado del futuro… Te voy a hablar del empleado del presente, estamos en un mundo global, internacional, a un ritmo impresionante. Llevamos unos meses de vértigo, en lo referente al futuro de nuestras economías.

El empleado de hoy en día -el de este año y el de años atrás- tiene que ser una persona flexible, adaptable, alguien dispuesto a jugar en entornos cambiantes y muy exigentes. Alguien que no esté esperando a que le digan, sino que sea proactivo. Alguien formado y preparado. El nivel de exigencia y de interrelación entre las empresas es tal, que no podemos permitirnos el lujo de pensar en un futuro a medio o largo plazo, tenemos que trabajarnos el presente de una manera inmediata. Lo digo, porque a veces, hemos sido muy tradicionales a la hora de formarnos, de ir empezando a adaptarnos a los retos que preveíamos que iban a llegar, esos retos ya están aquí y a un ritmo impresionante.

La flexibilidad, la adaptabilidad, la movilidad, el open mind, estar abierto a los cambios… El ser humano por naturaleza es un poco reactivo, le gusta lo seguro, lo controlable, pero al ritmo que vamos no es fácil. Estas carreras profesionales que se daban en un pasado, cuando entrabas a los 16 ó 18 años en una empresa y después de una larga vida profesional te jubilabas, habías tenido 3 ó 4 hitos en tu carrera dentro de tu mismo entorno… eso ya no vale. Las empresas están en constante cambio y evolución, y si la empresa se tiene que adaptar, nosotros nos tenemos que adaptar.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies