“Antes tardábamos un año en desarrollar un servicio innovador. Ahora hemos creado un producto mínimo viable y ofertamos al cliente lo que quiere”

Los ingredientes de esta aventura emprendedora son la innovación y la experiencia de cliente. Y el resultado, que está dando mucho que hablar, es una innovación única en España para dar validez a los correos electrónicos como prueba judicial. Hablamos de dos emprendedoras andaluzas, madre e hija, quienes con su empresa DConfianza, han participado en Impulsotec, el programa de impulso tecnológico e innovación para las pymes promovido por el Ayuntamiento de Tomares (Sevilla) y la Escuela de Organización Industrial. Hablamos de este proyecto y de su proceso de aprendizaje con Mª Ángeles Ojeda, la hija de esta familia de emprendedoras.

– Has participado en el programa Impulsotec, desarrollado por EOI en Tomares (Sevilla), con fondos FEDER europeos. ¿Qué competencias o conocimientos te ha proporcionado este curso y en qué te ha ayudado?

Me ha ayudado a ponerme en la piel del cliente al que le ofrezco mis servicios, he aprendido técnicas y herramientas que me ayudaban a pensar en que problemas tienen mis clientes y la solución que les planteo. Es decir, que he dejado de ser una miope sobre mi producto.

También he aprendido a optimizar recursos, a trabajar mis miedos, limitaciones y prejuicios. He conocido herramientas para resolver problemas (design thinking, innovación frugal), diseñar servicios e innovar, que son utilizadas por las grandes marcas. Pero si no hubiera estado en Impulsotec en algunos aspectos seguiría siendo como un pollo sin cabeza, trabajando muy duro pero sin ninguna dirección y sin saber cómo medir los resultados.

Aplicar la innovación frugal ha sido vital, porque hemos creado una innovación y ya se está testando en el mercado y mejorando. En el pasado tardábamos un año en desarrollar cualquier servicio innovador, dedicábamos muchos recursos, mal atendíamos a los clientes porque había recurso dirigidos a algo que no era productivo y no se sabía si sería comercial. Pero ahora hemos creado un producto mínimo viable, lo hemos testado y podemos ofertar al cliente lo que quiere y tal y como lo ha demandado derivado de su propia experiencia.

Mª Ángeles Ojeda, gerente de DConfianza

 

– ¿Habías pensado en emprender antes de realizar este curso, o ha sido a raíz de ello que os habéis lanzado?

Llevábamos años emprendiendo, pensando que no alcanzábamos los resultados esperados porque éramos demasiados innovadores. Pero era porque no estábamos organizados para dar una experiencia satisfactoria al cliente, los recursos estaban saturados y no éramos capaces de invertir en lo que necesitábamos. Desconocíamos concretamente cómo se caracterizaban los recursos que precisábamos para ser más eficientes, así que o no contratábamos adecuadamente o no nos atrevíamos porque desconocíamos si sería adecuado. Este curso nos va a ayudar a consolidarnos como una empresa y a crecer, hemos aprendido como implantar recursos que nos hagan más eficientes y no sólo eficaces, sabemos cuáles son las características de lo que necesitamos, hemos perdido los miedos y nos ha permitido sentirnos capaces de emprender los proyectos más innovadores.

– El producto lo has desarrollado con tu madre y podría definirse como una innovación para dar validez a los emails como prueba judicial. Explícanos un poco más en qué consiste.

Es muy simple, en el pasado desarrollábamos servicios y productos muy complejos, como una app que convierte los SMS en notificaciones fehacientes. Plataformas que eran lo que percibíamos técnicamente, que daba la solución a la eliminación de los vicios legales en que pueden incurrir las comunicaciones electrónicas.

Pero como mi madre estaba en la empresa, nos encontrábamos que era muy difícil que una socia utilizara esos servicios. Paradójicamente ella había estado en la gestación e incluso había aportado alguna solución cuando entendía el problema que queríamos solucionar técnico y jurídico. Pero le costaba usar el servicio y a los clientes les pasaba lo mismo. Entonces nos dimos cuenta que teníamos la suerte de que una socia, muy implicada, fuera exactamente del mismo perfil que la mayoría de los clientes a los que nos dirigíamos. Ella, como todos nuestros clientes, quería usar los correos para comunicarse y que pudiera ser una prueba con valor jurídico. Se quejaban de lo incómodo que eran los métodos tradicionales como el Burofax y, sobre todo, nos dejó claro: que si tenía que instalarse algo le daba mucha inseguridad. Para ella era vital poder usar las cuentas de correo que tenía y que estaba más acostumbrada, las PYMES a las que nos dirigíamos nos manifestaban lo mismo. Así que sobre esa solicitud, buscamos un sistema, para que desde cualquier cuenta de correo del cliente se pudiera certificar.

– ¿Y cómo funciona exactamente?

Cuando el cliente se da de alta en nuestro sistema, se le genera un código exclusivo que en función de las necesidades que él manifieste, tiene unas limitaciones temporales o de espacio, de número de correos que se pueden certificar. Todo eso lo tenemos automatizado en la plataforma, así que el cliente sólo se tiene que preocupar de escribir su email o subir su archivo al Registro de Derechos de autor, incluir el código en el asunto y enviar el correo al receptor y al tercero. Es un gesto familiar para él, que activa la maquinaria de constitución de prueba de ese email o archivo registrado en el servicio de tercero de confianza

– ¿Por qué es una innovación única en España?

Porque los otros competidores tienen grandes plataformas o software que debes instalarte en tu ordenador. Las grandes empresas se pueden permitir integrar una plataforma o un software con su ERP, tienen muchos recursos y pueden destinar horas de formación para aprender a usarlo, además tienen varias cuentas corporativas y pueden dedicar una para certificar las comunicaciones, pero eso no se adaptaba a las necesidades de los usuarios finales y las PYMES. Además, esos sistemas son difícil de usar con las cuentas de correo web como Gmail, Yahoo o Hotmail y el código permite usarlo en cualquier cuenta corporativa de correo, cuenta web y desde cualquier dispositivo y lugar.

Y somos la única empresa que aplica el uso del tercero de confianza para la protección de los derechos de autor desde el momento de la idea permitiendo tener una prueba que relacione la autoría antes de poder registrarla en el Registro de la Propiedad Intelectual e Industrial y utiliza los servicios notariales dándole un doble valor. Permitimos disfrutar de la protección del diseño no registrado y podemos evitar el plagio, porque se puede demostrar a quien se envío, por ejemplo.

Somos innovadores por nuestro público objetivo. Por ejemplo en Derechos de Autor, un escritor o creador novel, abstraído en su obra, sólo quiere demostrar que es suya pero no se va a gastar dinero en software ni va a aprender a usar nada, sólo quiere crear y sentirse seguro.

– De esto, precisamente, quería preguntarte. Porque también ofrecéis la certificación digital de derechos de autor ante notario.

Es un nodo independiente de la comunicación electrónica que actúa como un testigo cualificado, y al eliminar vicios legales y perpetuar un correo electrónico y sus archivos adjuntos demuestra que se produjo en un momento puntual del tiempo. Pero hemos ido más allá y damos un doble valor a la pruebas que certificamos evitando su alteración o pérrdida por tener una doble custodia, digital y notarial. Además esto ayudaba a que el notario pueda protocolizar dando fe de algo que paso en un momento posterior en el tiempo al momento del acta (un notario solo protocoliza o eleva en público en la fecha en que se produce el acta notarial y necesita estar presencialmente).

Eso se complementa con nosotros, mediante el fechado electrónico certificamos desde el momento del envío del correo o el registro de la obra. La combinación de los servicios notariales oferta más garantías,  ayuda a aquellos desarrolladores o creadores que no pueden patentar porque harían públicos los detalles de su innovación. Pueden optar por la fórmula del secreto pero teniendo un certificado privado de que esa obra es suya y si fuera necesario en caso de plagio llegar a un acta notarial, darle un valor internacional y poder emprender las acciones de reclamaciones pertinentes en caso de vulneración de sus derechos de propiedad sobre su obra.

– No sé si nos puedes ilustrar con un ejemplo práctico cómo funciona este servicio.

Es parecido al sistema de cajas fuerte de la fórmula de la Coca Cola, sólo que si un espía industrial roba la fórmula, ¿cómo puedes reclamar los daños y perjuicio y demuestras que ésa es la famosa fórmula secreta y no otra? Si estuviera certificada se puede demostrar la propiedad y la autoría y sería el certificado que emitimos lo que estaría en la caja fuerte. En cambio, lo que estaría en custodia, seguro y bien encriptado, es el archivo que se subió con la fórmula original y sólo en caso de plagio se usaría para defenderse. Aunque esa fórmula se inventó hace 200 años y el sistema de guardarla bajo llave era lo único que había, ahora se puede certificar y acreditar la autoría con nosotros.

– ¿Crees que la innovación está lo suficientemente implantada en el ámbito judicial?

El desconocimiento de la existencia de los terceros de confianza limita la implantación. También el carácter disuasorio de las pruebas certificadas. Me refiero a que cuando surge un conflicto y se evidencia entre las dos partes que existen unos emails sin vicios legales y que no se pueden anular, esto fomenta que se llegue a acuerdos sin tener que iniciar litigios. Cada vez hay más sentencias que generan jurisprudencia y experiencia de uso  en el ámbito judicial. Pero además tenemos una enorme legislación que avala la admisión de los correos electrónicos, sólo que deben ser correos que no puedan tener vicios como la manipulación, o garantizar que se envió y/o se recibió, el contenido que tenía, etc. Y eso sólo se puede hacer con un correo electrónico certificado por un tercero de confianza.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies