¿Qué haces tú que no hace nadie? Silicon Valley

Respeto por las ideas, sin miedo al riesgo, multiculturalidad, apoyos, capital riesgo, fondos de inversión, tecnología, innovación…. a pocos kilómetros de San Francisco, Silicon Valley. Ayer tarde tuve la ocasión de poder entrevistar a Xavier Verdaguer, emprendedor y socio fundador de TMT Factory, compañía de desarrollo de software y producción multimedia, que actualmente ha montado un nuevo proyecto que cumple un año, Innovalley. Bolsos que cargan las zapatillas de los teléfonos o del Ipad, chaquetas preparadas para escuchar música, zapatillas-GPS… plataformas que conectan el mundo de la moda con la tecnología global y el sector textil de Barcelona.

Pocas personas son capaces de transmitir una pasión igual por lo que hacen y por los proyectos que llevan a cabo. Xavier me comentó que en su viaje a Estados Unidos para estudiar, descubrió la energía positiva de emprendimiento que le hizo replantearse nuevas oportunidades de negocio._DSC0330

Si bien, un servidor, conocía Silicon Valley como una referencia empresarial de industrias high-tech de orden mundial, que afecta a la trasformación de la economía de la sociedad de la información en todo el planeta. Tras nuestro “café”, me queda claro que “aparte de emprender es un buen sitio para vivir”.

Para Xavier, a Silicon Valley “tienes que venir con un proyecto innovador ¿Qué haces tú que no hace nadie?”. Desde su experiencia me señaló que “Silicon Valley tiene el entorno perfecto para que un proyecto se convierta en un negocio”. La cultura tecnológica, la pasión por inventar, las innovadoras universidades de Stanford y de Berkeley, una calle con los 10 fondos de inversión más importantes del mundo… convierten a este lugar en paraíso para los emprendedores.

“Ahora mismo es un buen momento para emprender ya no sólo en Silicon Valley” apuntó. En nuestra charla esgrimió razones para emprender en Silicon Valley: ”actitud mental positiva, disponibilidad de talento y de apoyos, cultura emprendedora, atracción de talento, el fracaso visto como un aprendizaje, networking, las barreras de ocio y negocio muy difusas, entorno competitivo pero muy cooperativo, etc.”.

Tras comentarle que en EOI tenemos un programa MBA, enfocado a emprendedores social, Xavier me confesó que está convencido de que en España hay talento pero que falta cultura emprendedora. Las escuelas de negocios y las universidades deben explicar a sus alumnos que “existe una alternativa, emprender tu negocio, generar valor”.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies