Realmente, ¿Los peligros de la quema de biomasa?

Luego de un buen análisis del artículo Los peligros de la quema de biomasa de Josep Martí Valls publicado en el ‘El Periódico’ de Catalunya el pasado 07/01/14, mi opinión general es que considero que en el momento de opinar/comentar/juzgar sobre la combustión de la Biomasa se debe ser un poco más crítico. A través de este artículo se evidencia que el único objetivo es el desprestigio directo de esta tecnología, sin realmente considerar que ésta se encuentra en el proceso de investigación y desarrollo continuo que gracias a ello han obtenido considerables mejoras en la manipulación, combustión y en el control final de partículas/elementos contaminantes de la biomasa, permitiendo que esta actividad sea más sostenible y con un menor impacto negativo medio ambiental.

Me tomo la libertad de resaltar que el Dr. Josep Martí no fue del todo objetivo al hablar del uso térmico de la biomasa ya que argumentó de manera muy deportiva sobre la capacidad contaminante de este recurso energético comparándolo con otros cuyos efectos son altamente negativos y realmente no son similares ya que cuentan con características totalmente diferentes.

A continuación cito cada punto que identifiqué como importante y dejo mis comentarios que soportan el punto anterior.

“La biomasa puede considerarse como un carbón de muy baja calidad y como tal su combustión es más contaminante que la del carbón.”

En el siguiente enlace se encuentra una tabla que fue compartida por el Prof. Juan Carrazco (CIEMAT) en la clase donde se discutió sobre la biomasa sólida como combustible. En esta tabla se podrá ver que la biomasa NO se puede considerar como un carbón de muy baja calidad y contaminante. El carbón sobrepasa considerablemente a biomasas en niveles de cenizas, porcentaje de Carbono, Azufre, Nitrógeno, etc.

“..aunque no hay filtros ni medidas eficaces para detener las emisiones de muchas de estas sustancias”… “una gran cantidad de tóxicos, aumentando así la carga tóxica procedente de otras fuentes”

Esto demuestra que no está en conocimiento de todos los avances que se han desarrollado en los sistemas de limpiezas de gases y adicionalmente, que no tiene claro el balance del CO2 de la biomasa. Todo el CO2 que resulta de la combustión de la biomasa es el mismo que las plantas absorbieron para su proceso de crecimiento (fotosíntesis), es decir, no se expulsa al medio ambiente una cantidad adicional de contaminantes que éste no sea capaz de asimilar.

“ya que la biomasa es muy poco eficiente en la producción de energía eléctrica (menos de un 20%), siéndolo mucho más en la producción de calor”

Este sería el único punto que podría decir que estoy de acuerdo, en lo que la biomasa como combustible concierne.

El gran problema de muchas tecnologías emergentes es que en cualquier momento de su camino evolutivo las catalogan como negativas sin brindarle la oportunidad de demostrar sus gran potencial una vez implementadas las medidas correctivas necesarias para una interacción más eficaz y sostenible.

Acerca de Armando A. Ledo Castro

Ingeniero Mecánico, Venezolano, egresado de la Universidad de Carabobo - Venezuela. Experiencia laboral en el sector de consumo masivo y cuidado personal (Johnson & Johnson de Venezuela S.A). Primero en el área de Mantenimiento Industrial, luego en el Departamento de Compras, iniciando en el área de Materia Prima y finalmente como Category Buyer de NonStock (Repuestos, insumos y servicios). Máster en Energía Renovables y Mercado Energético (MERME) en EOI - España (Madrid). Además de simpatía por las energías renovables considero que representan el futuro para la sostenibilidad energética del planeta.
Esta entrada fue publicada en merme, MERME, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.