Notas del viaje a China

Hace dos posts me había planteado el desafío de acortar la brecha cultural, al menos a nivel personal y si lo logré o no, se enterarán alfinal del post.

El viaje se componía de 3 tipos de actividades: Clases, Visitas y Turismo. Mi primera impresión de la alta carga horaria que teníamos de clases era que no valía la pena estar encerrado  en un aula cuando había un país tan emocionante por descubrir pero durante el transcurso del viaje, cambié radicalmente de opinión.

Las clases pienso que nos ayudaban a traducir lo que pasaba afuera y entender muchas de las cosas que veíamos y nos resultaban extrañas:

Con la clase de Idioma aprendimos a decir algunas palabras (aunque cuando  finalmente nos entendían, querían seguir el diálogo y ahí se acababa todo)

Durante las clases de cultura y Negocios en China me sorprendió la importancia del Guanxi, que es la estructura de relaciones informales de China y que afecta notablemente en todos los niveles. Desde la relación de dos niños en el colegio hasta las relaciones de multinacionales con el gobierno chino.

En mi opinión el guanxi es una de los principales obstáculos que tenemos  para relacionarnos con China. Sin contactos, es imposible hacer nada.

Si bien, en los países “occidentales” las influencias que uno tenga puede determinar el éxito o el fracaso de un proyecto, la idea de insertarte en un mercado sin conocer absolutamente nada ni nadie y hacerte una reputación desde ahí no es algo tan impensado como lo  es en China. Allí es imposible.

Una de las cosas que más me quedó de las clases es: “Si quieren poner un negocio en China necesitan un partner local”. Creo que es el concepto que más escuchamos durante toda nuestra estadía.

Las mismas ideas, tanto del partner chino como del guanxi, volvieron a aparecer en las visitas.

Durante la semana tuvimos 5 visitas a fábricas de distintos rubros. Algunas fueron enriquecedoras, como la visita al Grupo Mondragón, que pudimos hablar en profundidad con un directivo y nos contó los desafíos con los que se había encontrado.

Otras fueron interesantes desde el punto de vista técnico, como la de Volkswagen, ya que la planta era totalmente automatizada y moderna. Aunque, por temas de confidencialidad, no pudimos conocer nada de la cultura de la empresa y sus problemas.

Asunto similar nos pasó en BaoSteel, 100% china, donde no sólo la barrera del idioma fue muy marcada sino que además nos dimos cuenta que los chinos no son autocríticos de su organización  (o por lo menos para con los extranjeros) y no están dispuestos a admitir ningún aspecto con el que estén en desacuerdo. Se limitaban a contarnos las características más superficiales de la fábrica sin entrar en ningún detalle. La fuerte presencia del gobierno en todos los ámbitos explica este “control” constante de lo que se dice pero entorpece el entendimiento total de la cultura y nos aleja considerablemente.

La tercera pata del viaje fue el turismo, algo limitado por lo apretado del calendario. Pudimos conocer algo de Shanghai, el “showroom” de China, y Beijing. Personalmente me gustó mucho Beijing, por ser más auténtico y “chino” pero no quita que los rascacielos y modernidad arquitectónica de Shanghai no sea impresionante.

 

Para cerrar este post, en el que dejo muchas cosas fuera pero que limito para que sea legible, quiero retomar el desafío que me había planteado antes de partir. ¿Logré acortar la distancia que nos separa con China?

La respuesta es definitivamente sí pero creo que este primer acercamiento a su cultura y su forma de hacer negocios me hizo darme cuenta que estamos más lejos de lo que creía en un principio y que va a tomar bastante tiempo hasta que viajar a China deje de ser una aventura.

 

 


Movilidad en la ciudad de Buenos Aires

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es el principal núcleo poblacional de la República Argentina con 3,1 millones de  habitantes. El área que la rodea es llamada Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). En ella residen 10 millones de habitantes, de los cuales, 3,2 millones ingresan a la ciudad diariamente (duplicando su población).

Para poder ordenar la situación la Ciudad posee un plan de “movilidad sustentable”. En el se plantean diversas soluciones para atacar el serio problema de tránsito, promoviendo uso del transporte público y desalentando el uso del coche.

Las medidas que se implementaron son las siguientes:

– Vías preferenciales para buses y taxis

– Instalación del “Metrobus” en avenidas principales

– Inauguración de la “Terminal Obelisco”

– Ampliación de la red de Metro

– Ampliación de las zonas peatonales

– Incorporación de aplicaciones móviles sobre el tránsito.

– Instalación de sistema gratuito de alquiler de bicis.

No todas fueron igual de satisfactorias ni fueron efectuadas con la rapidez necesaria pero sí lograron cambiar (aunque sea incipientemente) la mentalidad del ciudadano ya que moverse en coche por buenos aires pasó a ser algo más que incómodo.

Una obra clave fue la instalación de la “Terminal Obelisco” para combis (mini buses privados). Esta modalidad de transporte colectivo es muy utilizada por los habitantes del conurbano ya que es más rápida y cómoda que el bus tradicional. Su rápida proliferación hizo que se multiplicaran las terminales ilegales de las combis y generaran atascos en los puntos más céntricos de la ciudad. Por ese motivo, se instaló una terminal subterránea que centraliza la totalidad de las combis y ubica las paradas donde no interfieren con el tránsito.

El Metrobus fue ante todo polémico. La primera línea se instaló en la avenida J.B Justo, principal vía de Acceso desde la zona Oeste, ralentizando la totalidad del tránsito vehicular particular y generando numerosas críticas. Tiempo después se hicieron públicos los datos de la reducción de tiempo de viaje en bus que había generado el metrobus que se trataba del 50% convenciendo a los habitantes (y sobre todo a funcionarios públicos) que era provechoso instalar otras líneas más.

La ampliación de la red de Metro es una de las deudas más grandes que se tienen en Buenos Aires tanto la extensión de la red (que cuenta solamente con 6 líneas) como la frecuencia no se adaptó a las necesidades de los pasajeros. Fue herramienta de discusiones políticas entre la nación y la ciudad comprometiendo el servicio y postergando la construcción de nuevas líneas e incorporación de nuevos trenes.

El Metro en el Mundo

El Metro en el Mundo (Fuente Lanacion.com.ar)

Cuando encaré este tema por primera vez, tenía la sensación que no se había hecho nada por la movilidad y después de pensar un poco y enumerar las medidas que se tomaron me di cuenta que sí existe un plan concreto que se está llevando a cabo pero queda todavía tanto por hacer que pareciera que recién se están dando los primeros pasos en el largo camino del transporte urbano.

 


Historias de éxito, y no tanto, de Biogas en Europa

Tanto Alemania como España han hecho grandes inversiones en Energías Renovables durante la últimas décadas. En Alemania, el foco estuvo, fundamentalmente, en Fotovoltaica y Biomasa. A continuación intentaré explicar el por qué del desarrollo de Alemania en materia de biogas y, en contrapartida, la historia de España.

El 24% de la producción de electricidad en Alemania es a partir de fuentes renovables y el 6% a partir de biomasa. Según la European Biogas Association (EBA), se encuentran instaladas 8.700 plantas de biometano mientras que en España, según la misma fuente, se encuentran instaladas 22.

La versatilidad de esta fuente de energía es la razón por la cual Alemania ha puesto foco en la Biomasa: no sólo se ha dedicado a promover la instalación de plantas de generación de electricidad y biometano sino que además, existe sobre-producción de pellets para calderas, por lo que Alemania es exportadora  especialmente a países de Escandinavia y al Benelux.

¿Pero qué hizo distinto Alemania para que el desarrollo de las tecnologías de Biomasa se haya desarrollado tanto?

El punto de partida fue el  Acta de Energías renovables (Erneuerbare-Energien-Gesetz, EEG) que en el año 2000 dio el punta pie inicial para el desarrollo  de este tipo de tecnologías.

Este Acta establecía  objetivos para  las energías renovables como fuente de energía primaria así como también para  la producción de electricidad:

Para asegurar la promoción de este tipo de energías se propuso asegurar la venta de la energía proveniente de fuentes renovables así como también proponer tarifas fijas a precios atractivos basadas en el tipo de tecnología y lugar de emplazamiento, durante un período de 20 años (por ahora suena muy parecido a España, ¿no?)

Las diferencias están en la ejecución del plan de Energías Renovables: se procuró que los procesos burocráticos fueran especialmente cortos para facilitar la instalación de nuevas plantas; las tarifas para biomasa varían para cada tipo de planta incentivando aquellas con producciones más eficientes y menos contaminantes (como puede ser la utilización de residuos como materia prima), además de fomentar la inyección de biometano a la red de Gas Natural. También se instauraron programas que otorgan préstamos a muy baja tasa para inversiones en nuevas plantas  ( por ejemplo: Renewable Energy Programme –Standard). A su vez, el Marke Incentive Programme (MAP) provee subsidios para instalaciones domésticas.

Por otro lado, en España se derogó recientemente el Real Decreto 661/2007 en el cual se establecían las primas a las Energías renovables generando no sólo desconcierto en el futuro de la industria sino también desestabilizando a las que ya estaban instaladas. Pero este fue el tiro de gracia a un programa de incentivos que no logró “incentivar” lo suficiente: las primas no eran lo suficientemente atractivas para llamar la atención de inversores, no se premiaba la producción eficiente ni se incentivaba el uso el biometano en la red de distribución de gas así como tampoco existió un programa de promoción que financiara este tipo de proyectos.

La mirada que tenemos sobre la biomasa a partir de la experiencia Española  no representa el potencial real que tiene este tipo de energía . Con un marco legal/administrativo adecuado, España debería convertirse en potencia en la materia dada la interesante cantidad de recursos que posee.

 


zài jiàn!

Mañana 1° de Marzo partimos hacia China. Recién hace unas horas me di cuenta del viaje que vamos a hacer!

Lo que más sé de china es que no sé nada y eso es precisamente lo que más me intriga. No hablo solamente de China el país, sus ciudades, monumentos e historia sino sobre todo de su gente.

Últimamente la presencia china en negocios Argentinos, y de todo el mundo, ha sido muy fuerte y las experiencias no del todo gratas. La brecha cultural es grande y no hablo solo del idioma, las comidas sino de cosas más profundas que

no se nos ocurre como puede ser que se hagan distintas.Eso es porque culturalmente nos encontramos muy alejados…. En este viaje quiero intentar acortar esa distancia.

En el próximo post les contaré si logré mi cometido.


Solución renovable para Argentina

Una idea generalizada en España (y Europa en general) es que las renovables son caras y que tienen la culpa del “Déficit Energético”:

http://www.abc.es/economia/20140120/abci-cara-espana-201401142023.htm

Cuando escucho estas declaraciones no puedo evitar pensar en el caso Argentino y su déficit energético donde las renovables podrían llegar a ser la solución al problema.

En Argentina la promoción de renovables se hizo a partir de un proceso de licitaciones llamado “GENREN” dando como resultados precios que oscilaban, para la eólica, entre [123 y 134] usd/MWh. Estas cifras pueden parecer altas para los estándares europeos pero lo interesante es contra qué se compara. Es decir, ¿cuánto se paga si no hay renovables?

Actualmente la matriz energética de la Argentina está volcada en un 70% en combustibles fósiles.

La necesidad de importar gran parte de los combustibles líquidos utilizados para la generación, su alto costo asociado y la incierta evolución de la producción local de hidrocarburos producen unos costos excesivamente altos en la generación.  Al mantenerse el precio de venta de la energía (para minimizar el impacto en los bolsillos de la población) ha generado una deuda de aproximadamente 7000 millones de dólares; además de alejar la posibilidad de independencia energética en un mediano plazo.

(http://www.lanacion.com.ar/1640535-el-deficit-energetico-rozo-los-us-6000-millones-en-los-primeros-10-meses-del-ano)

 

Actualmente cada MWh incremental generado en el SADI exige la importación de combustibles fósiles por costo equivalente de al menos 190 dólares. Por lo que  pensar en 130 dólares en generación limpia y con recurso autóctono no es para nada descabellado.

Futuro del sector

Las excelentes características del recurso eólico con que cuenta Argentina, indican que el potencial del desarrollo de este tipo de generación es muy relevante.  Por otra parte, los plazos de construcción de los parques eólicos son menores que en otras tecnologías (a igual potencia instalada) por lo que incorporar a la matriz energética la energía eólica permitiría aliviar los problemas de abastecimiento a corto y mediano plazo.

Según La Cámara Argentina de Energías Renovables al año 2030 el 25% de la energía eléctrica de Argentina podría ser generada a partir del viento, tomando en cuenta la disponibilidad y el costo de otras fuentes potenciales.

La principal dificultad para la concreción de estos proyectos es el acceso al capital necesario para la inversión inicial. El problema fundamental es la desconfianza del sector financiero en los ingresos que tendría el parque ya que está íntimamente relacionado con la realidad política del país, aun existiendo un PPA que declare en un contrato claramente los ingresos por un período fijo de años.

Como conclusión me gustaría agregar que un marco regulatorio específico del sector eólico y mayor claridad en las reglas podrían beneficiar considerablemente este tipo de generación.  Resulta difícil imaginarse una salida a los problemas energéticos actuales de Argentina sin que la Eólica sea un actor principal.

El caso Argentino ayuda a poner la problemática Europea en perspectiva:

¿Cómo sería la matriz de generación eléctrica de no existir las renovables

 


Funcionamiento de Máquinas Eléctricas (¡No se espanten!)

¡No se vayan! Ya lo sé, el título da bastante miedo pero voy a intentar hacer el tema lo más ameno posible.

Se me ocurrió escribir el post sobre máquinas porque si hablamos del mercado eléctrico y nuevas tecnologías es importante saber donde estamos parados hoy.

Las máquinas eléctricas están en toda la cadena del sistema eléctrico. Ya sea en la generación (principalmente usadas como generadores), el transporte (transformadores) o el consumo (por ejemplo en las lavadoras de casa). Se trata de un tema que  los eléctricos manejan de taquito pero que para el resto de los mortales es un poco (por decir algo) atemorizante.

Dentro del extenso mundo de las máquinas eléctricas voy a dedicar este post a un tema muy particular que creo que les va a venir bien a aquellos no ingenieros que estén empezando a interiorizarse en la materia.

Repasemos un momento:

Las máquinas eléctricas rotativas, cuentan con un rotor (que rota) y un estator (estático). En los motores, en el estator se genera el campo magnético rotativo que luego los conductores en el rotor intentarán captar y que producirá el giro del eje (es decir, energía mecánica)

 

Pero como dije antes, me voy a centrar en un fenómeno en particular (suenan los redoblantes):

Cómo se genera el campo magnético rotativo en el estator (Emocionante, ¿cierto? :S)

El estator está construido de la siguiente forma: Muchas chapas magnéticas como la de la izquierda se apilan (con un aislante entre ellas) hasta que queda un cilindro. Se construye de esta forma para así reducir las pérdidas debidas a la histéresis y las corrientes de Foucault.

Esquema 1

 

A través de las ranuras se hace pasar N conductores como se ve en la figura (1). Luego, se repite en procedimiento con otro arrollamiento (es decir conductores) por otro juego de ranuras (2). Por último se completa el tercer juego de ranuras con otro arrollamiento.

Por lo que, teniendo en cuenta el eje de cada bobina, quedan desfasadas 120°.

 

 

 

Si alimentamos cada bobina con corriente alterna (mediante un sistema trifásico de tensiones) se generan fuerzas magnéticas que terminan por generar un campo magnético de dos polos.

Esquema 2

 

Al ser corriente alterna la que circula por los bobinados, la misma irá girando de forma sinusoidal a lo largo del tiempo. En consecuencia, también rotará la dirección del campo magnético (simbolizado por la flecha verde)

 

 

 

Y voilá! Tenemos un campo magnético rotatorio.

Para tener un motor eléctrico lo que nos faltaría es tener un rotor que intente captar el flujo del campo magnético. De esta forma, también giraría y tendríamos Energía Mecánica. Para el caso de un generador, nuestro “input” sería la energía mecánica que induciría corrientes en el estator para obtener como resultado, energía eléctrica

 

Es posible profundizar infinitamente en este tema, así como también en los distintos tipos de máquinas pero por este post creo que fue suficiente.

¡Espero no haberlos aburrido mucho!

 


¡Hola mundo!

Te damos la bienvenida a Blogs EOI. Este es tu primer artículo. Edítalo o bórralo… ¡y comienza a publicar!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies