sobre la economía «de base humana»

Dentro del proyecto de Nueva economía 20+20, el proyecto de empresas humanas tiene como objeto identificar 2o empresas que han sabido incorporar la dimensión humana y han sabido adaptarse a los tiempos humanizando sus prácticas y sus estilos organizacionales.

En empresas de este tipo no necesariamente desaparece los clásicos criterios productivistas como el beneficio, la innovación tecnológica, la eficiencia, el desempeño o el cálculo económico, pero se encuentran combinados con -y en ocasiones incluso sujetos a- otro tipo de valores, entre ellos el respeto a la persona, la calidad de vida, el fomento de la creatividad, el contenido del trabajo, la adaptación de las tecnologías a los requerimientos de las personas y el respeto a la diversidad. Lo novedoso no está en estos valores que tienen larga data, sino en el hecho de que hoy se combinen con un desempeño económico muy satisfactorio en numerosas organizaciones.

El término empresas de base humana es una manera tentativa y aproximada de referirse al fenómeno que venimos caracterizando como «procesos de humanización del trabajo», «empresas humanas», «empresas humanistas», «empresas de humanidades» o «factor humano». Con ésto no nos estamos refiriendo a un tipo único empresarial, sino más bien a un haz de fenómenos transversales  y al funcionamiento de muchas y muy distintas organizaciones. Puesto que se trata de un panorama emergente, el objetivo principal del presente estudio será precisamente contribuir a perfilar el conjunto siguiente de dimensiones, un conjunto heterogéneo pero con toda probabilidad interrelacionado.

Se recuperarán las experiencias de 20 empresas que cumplan con uno o varios de los siguientes ocho parámetros:

1. Empresas que han incorporado antropólogos, psicólogos, filósofos, pedagogos, artistas y otros profesionales de las humanidades para poder incluir el talento humanístico como recurso clave para la producción de bienes y servicios. Luego el factor humano como talento para la generación de valor en la nueva economía.

2. Empresas que se distinguen por privilegiar el lado humano del funcionamiento de la organización. Aquí estamos incluyendo el factor humano dentro de la empresa.

3. Empresas que se distinguen por un buen trato a sus clientes, usuarios, proveedores y otros actores con los que establecen vínculos. Aquí se considera el factor humano desde la empresa hacia su entorno.

4. Empresas que tratan de crear, fortalecer, aprovechar el capital social para crear entornos colaborativos que generen mayor valor para todos los involucrados en estas redes. En este caso se considera la dimensión relacional del factor humano como objetivo para aprovechar y potenciar las redes sociales que atraviesan la empresa y su entorno.

5. Empresas que respeten la diversidad cultural y promuevan relaciones interculturales más horizontales, abiertas y de beneficio mutuo. Aquí se incluye lo humano como expresión de la diversidad y la complejidad intercultural contemporáneas, que se convierten en recurso productivo.

6. Empresas que han incorporado la dimensión humana en la adecuación o el diseño del producto, de los espacios, de la tecnología, de los procesos de trabajo. No sólo se trata de hablar de ergonomía, sino de toda una concepción de innovación centrada en las personas, desde su conocimientos, experiencias y necesidades. Aquí se toma en cuenta la incidencia del factor humano como origen, herramienta y criterio para la innovación y la reconfiguración de las empresas, de sus procesos y sus productos.

7. Iniciativas que fomentan la autonomía económica y laboral de las personas. Se trata de intentos que tratan de trascender del trabajo alienado de la época industrial, en el que las personas tenían márgenes de decisión muy estrechos en lo que se refiere a su trayectoria laboral. Con este parámetro se incluye lo humano como dimensión emancipatoria a perseguir en la nueva economía.

8. Empresas y organizaciones que atienden nuevos problemas humanos y sociales propios de la complejidad de nuestros tiempos. En este caso lo humano se incluye como campo de intervención para las empresas y organizaciones que promueven innovaciones sociales.

A partir de estos ejes o parámetros se definirán las empresas y organizaciones que se incluirán en el estudio.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies