ENTREVISTA A MARCIO VIEGAS

marcioMarcio Viegas (@mviegas), es Ingeniero de Caminos y  Máster en Ingeniería Hidráulica y Ambiental por la Universidad de Sao Paulo y MBA por el Instituto de Empresa. Tiene más de diecisiete años de experiencia profesional en los ámbitos de la consultoria, la formación y la auditoria desarrollada en casi treinta países, diez de los cuales dedicado exclusivamente a la sostenibilidad y en la actualidad es el Fundador y Director General de @SUST4IN (www.sust4in.com). Anteriormente trabajó en Bureau Veritas y British Standard Institution (BSI) en Sao Paulo, Londres, Madrid, Barcelona y Paris, comenzando como consultor junior hasta  convertirse finalmente en director general.

Como se desprende de su breve presentación, Marcio a pesar de su relativa juventud reúne todas las cualidades  que definen al profesional del siglo XXI, desde un principio desarrolló una carrera internacional a caballo entre América latina, Reino Unido y España, estrechamente ligada a la gestión del Medio Ambiente y de la sostenibilidad dentro del sector productivo y desde hace unos meses se ha situado en la punta de lanza del emprendimiento al constituir su propia  empresa.

Fernando Nájera: Marcio para muchos eres un ejemplo en la gestión de la sostenibilidad en el ámbito de la empresa y el sector productivo en general, ¿Cómo fue que un ingeniero de caminos en un país como Brasil donde queda tanto por construir decidió ponerse del otro lado de la barrera y dedicarse a proteger el entorno en vez de a modificarlo?

Marcio Viegas: Yo nací en un pueblo pequeño y aunque fui a estudiar ingeniería de caminos a una ciudad, literalmente mil veces más grande y gris como es Sao Paulo, siempre me mantuve cerca de  los temas ambientales, hasta el punto de dedicar mi tesis de fin de máster a la montaña que hay junto a mi  ciudad.

Como ingeniero de caminos, ni siquiera  he construido una caseta para  perros, pero creo que a lo largo de los años he contribuido en algo a mejorar las  condiciones ambientales y sociales  en el ámbito del desarrollo económico.

FN: Después de tantos años de experiencia ¿cómo crees que se ha incorporado el factor ambiental  en la conciencia de los diferentes sectores económicos, de las Administraciones Públicas y de la Sociedad en general?

MV: Creo que el cambio que se ha producido desde el ambientalismo o ecologismo de los años 70 u 80 hasta el concepto de desarrollo sostenible ha sido fundamental para que la sociedad en general y las empresas y administraciones públicas en particular cambiasen sus modelos. El medio ambiente no es algo intocable, podemos y debemos sacar el máximo provecho  posible de él, pero respectándolo y aportando desarrollo económico a toda la sociedad.

FN: ¿Piensas que la evolución a ha sido la misma en todos los países? ¿Cuál sería el rasgo definitorio en España?

MV: Evidentemente que no. Los países nórdicos o incluso Japón ya llevan años con un nivel de conciencia alto. Por otra parte la evolución de la conciencia ciudadana y empresarial en países como España, especialmente después de su  entrada en Europa, es muy importante. Creo que vivimos una época en la que la sociedad española ya  demanda más información e incluso está dispuesta a pagar algo más por productos y servicios sostenibles,  y  en cuanto se produzca la mejora de las condiciones económicas esto se va a materializar de forma más evidente.

 FN: ¿Qué crees que se podría aportar a la  gestión de la sostenibilidad por parte de las empresas y los profesionales españoles?

MV: Algunas empresas españolas están a  la vanguardia en la gestión de la sostenibilidad. En la lucha contra el cambio climático por ejemplo hay 11 empresas  españolas de las 39 que este año han contestado el cuestionario CDP, antiguo CarbonDisclosure Project, clasificadas como líderes globales en sus sectores, de acuerdo con el CDP. Creo que la misión de los profesionales ahora es trasladar los buenos ejemplos de esta elite al tejido empresarial español.

FN: ¿Y sensu contrario qué nos faltaría por incorporar de otros países en nuestro arsenal de defensa del entorno?

MV: Ante todo más transparencia y mejor gobernanza por parte de las empresas. Son dos temas “nuevos” en la definición de sostenibilidad o responsabilidad social y que por su novedad  y por cuestiones culturales necesitan más trabajo. En los campos ambiental, social y económico, creo que tenemos consciencia, un marco regulatorio, tecnologías y sistemas suficientes para hacer las cosas bien. Es cuestión de voluntad y prioridad de todos poner todo eso en práctica. La lucha contra el cambio climático o la cuestión del agua son dos ejemplos muy claros: tenemos que ser más transparentes y gestionar mejor, pero legislación y tecnología ya tenemos y además  evolucionan  muy rápido, como la nueva Directiva Europea sobre información no financiera y diversidad.

Cambiando de tercio y centrándonos en tu  nueva  estrategia en la promoción de un entorno más sostenible, hasta ahora tu labor la ejerciste desde grandes corporaciones, sin embargo desde hace unos meses has emprendido una tarea  más personal.

FN:  ¿Podrías explicarnos cuál es el papel de las grandes empresas  y de los profesionales como tú  en la lucha por la sostenibilidad?

MV: Creo que innovar y compartir experiencias con otras empresas y con toda la sociedad es fundamental. Además las grandes empresas tienen la inmensa capacidad de influenciar y luego exigir a su cadena productiva,  desde la extracción de la materia prima, hasta el cliente final, que al menos cumplan con la legislación, con las buenas prácticas ycon las normas internacionales.

FN: Y en concreto ¿Cómo estás abordando esta  nueva etapa?

MV: SUST4IN es un proyecto antiguo que finalmente hemos podido lanzar este año. El número 4 representa los cuatro pilares de la sostenibilidad: medio ambiente, responsabilidad social, desarrollo económico y gobernanza. Representa también los cuatro servicios que ofrecemos: información, consultoría, formación y aseguramiento. Todo centrado exclusivamente en la sostenibilidad: en temas estratégicos, relación con inversores, memorias de sostenibilidad, sistemas de gestión complejos (multi-site, internacionales) y  ¡cómo no¡  huella de carbono y huella hídrica.

De momento el feedback ha sido muy positivo. Lo que los clientes más valoran en nuestra labor es la innovación, la internacionalidad, la rapidez, la calidad y evidentemente la cercanía, una ventaja natural de una empresa centrada en los clientes.

FN: ¿Estás sólo en esta nueva singladura?

MV: Es imposible lanzar una empresa solo. Ni siquiera la visión de  lo que es SUST4IN me la he inventado solo. Contamos con el apoyo de mucha gente de múltiples sectores y varios países que han intervenido  desde el primer momento en la definición  de nuestra filosofía y lapuesta en marcha de  la empresa, hasta la efectiva entrega de los servicios. Dicho esto mi intención es seguir siempre a disposición e involucrandome directamente con los clientes, como siempre lo he hecho.

Centrándonos en el factor ambiental propiamente dicho,  hay quien dice que el discurso ambiental  está agotándose, que muchas veces está vacío, que es demagógico, que es un producto de marketing y que a lo sumo es un mecanismo para lavar conciencias.

FN: ¿Es cierto esto o por el contrario cabe una regeneración del concepto y sobre todo de su contenido?

MV: Es cierto que parte de la sociedad e incluso los inversores están cansados, especialmente del ecologismo ciego, que pone el medio ambiente por delante de todo, o del asistencialismo y las acciones sociales fuera de contexto sin que antes la empresa cumpla con lo básico. Otro problema es el “greenwashing”: un ejemplo claro es la proliferación de sellos  “verdes” en los productos. En el mundo de hoy un sello que no tenga reconocimiento internacional ya no tiene mucho sentido, salvo lospropios de las  denominaciones  de origen, evidentemente.

 FN: ¿Hacia dónde piensas que va a evolucionar la gestión ambiental? ¿Qué nuevos instrumentos van a tomar protagonismo en un futuro inmediato?

MV: Ante todo creo que la cuestión ambiental tiene que evolucionar con la social, la económica y la gobernanza. En este sentido el problema de sostenibilidad nacional número uno en España se llama paro. Luego está el problema crónico del cambio climático y el urgente del agua. Creo que debemos, en cada nivel, centrarnos en tres o cuatro temas  cada vez y hacerlo bien. La base de todo eso puede ser un buen “análisis de materialidad” teniendo en cuenta todas las partes interesadas (“stakeholders”) y luego gestionar, monitorear y reportar lo que es material, lo que importa.

Instrumentos como la huella de carbono,  la huella hídrica y luego las memorias de sostenibilidad ya son realidades. Pero el catalizador más importante no deja de ser el capital y nunca hubo tanto dinero esperando a las  oportunidades de inversión “verde” o responsable. El crecimiento de los llamados bonos verdes (“green bonds”) es una prueba de eso.

 FN: Por último que le dirías a aquellos que tienen inquietudes ambientales, quieren hacer algo y no saben qué hacer?

MV: Lo primero que tienen que hacer esinformarse,formarse y entender bien el concepto moderno de sostenibilidad que se maneja a nivel internacional. Para eso hay una infinidad de eventos y recursos gratuitos como los Cursos Abiertos Masivos Online (Masive Online Open Courses, MOOC), redes sociales y luego una oferta cada vez más completa de formación en universidades y empresas, como  SUST4IN, por poner un ejemplo. Y la buena noticia es que hay una demanda creciente de gente bien formada y con energía en empresas “sostenibles”, los llamados “greenjobs”.

 FN: Te agradezco tu claridad y concisión y te deseo el mayor de los éxitos en esta nueva etapa.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies