Marketing deportivo

En las empresas, cada vez se destinan más presupuestos al deporte, en los departamentos de marketing, branding, publicidad y comunicación. El deporte mueve mucho dinero, ya sea por campañas efectuadas por empresas, equipos deportivos, marcas, apuestas, etc.

Mi objetivo aquí es explicar, desde mi punto de vista, el marketing en un deporte “poco” conocido en España, el surf.

La aparición del surf moderno fue a principios del siglo XX en Hawaii, y su principal desarrollo fue en California, Australia y Perú. Con el paso de los años, este deporte ha ido evolucionando hasta hacerse popular en el mundo entero. Se empiezan a crear las primeras marcas, muchas quedaron en el olvido y otras como O’neil, Quiksilver, Billabong o Ripcurl han sobrevivido desde su inicio. Es en ese mismo momento, con la creación de esas marcas, cuando el marketing inconscientemente empieza a jugar su papel.

Empezando por los neoprenos inventados por Jack O’neil, seguidos por los distintos diseños de tablas de surf, accesorios necesarios para el deporte como pueden ser las quillas, el pad, el leash y la parafina. A todo ello le podemos sumar la ropa masculina y femenina, y los distintos accesorios externos que complementan este deporte.

Contamos con mucha oferta de Product, falta concretar el Price, Place y Promotion para completar el análisis de las 4 Ps.

Enfocándonos en el Price, la industria del surf, si nos remontamos a sus inicios, no está caracterizada por ser un deporte extremadamente caro, todo lo contrario. Es en ese momento, cuando las marcas mencionadas anteriormente se dan a conocer, empiezan a patrocinar surfistas y el mundo entero reconoce sus logos. Poco a poco se ha creado un posicionamiento de marca claro en nuestra mente; “si quieres pertenecer a la burbuja del surf, tienes que vestir y estar identificado con nuestra marca”. Es curioso, estas empresas han logrado incidir tanto en el consumidor que han reaccionado disparando los precios, tanto en material de surf como en ropa de vestir.

En cuanto al Place, hoy en día todo se vende a través de canales on y off line. Cada marca dispone de tienda online donde poder adquirir los productos en las ciudades donde no tienen tienda física. Por ejemplo, Billabong no tiene mucha presencia física en España; sin embargo, desde Billabong Europe, con base en Hossegor, Francia, puedes comprar productos online y tenerlos en casa en un escaso periodo de tiempo.

Relacionado con la última “p” de Promotion, la industria del surf comunica y presenta el valor de su marca gracias, principalmente, a los surfistas patrocinados por las mismas marcas. Por ejemplo, la persona que ganó el campeonato mundial de la World Surf League el año pasado, tiene como patrocinador principal la marca Hurley y otros secundarios como son Spy, Monster, Vans y Nixon. Todas estas marcas invierten una gran cantidad de dinero en patrocinar surfistas. Éstos surfistas visten con esas marcas que les patrocinan, las tablas de surf que utilizan se encuentran revestidas de pegatinas de todas esas marcas, tienen “obligación” de mencionar los nuevos productos adquiridos en las redes sociales para potenciar su venta. Es decir, son los “ambassadors” de las empresas que les patrocinan; viven una vida de ensueño viajando a los lugares más inhóspitos de la tierra a surfear, pero llevan siempre consigo la potenciación de las distintas empresas que, a través de estas figuras, posicionan su marca. Lógicamente, todo este proceso repercute en una fuente de ingresos a la compañía.

Otra forma de promocionar las marcas es a través de anuncios realizados por el propio Dpto de marketing o por los ambassadors, mostrando su nueva gama de productos de nueva temporada o cualquier novedad que interese enseñar al público. Por último, una buena estrategia de promoción es patrocinar y dar nombre a eventos de surf, como puede ser el Billabong Pro Tahiti, Rip Curl Pro Portugal, Hurley Pro Trestles y Quiksilver Pro France. De esta manera, la compañía se asegura que su marca va a ser nombrada tanto por los medios de comunicación como por el público que siga la competición continuamente durante 10-15 días, todo eso sin contar el merchandising que se prepara para el evento.

 

Para finalizar, me gustaría invitar a visualizar alguno de los 3 eventos que quedan esta temporada, para que desde el punto de vista del marketing, podamos analizar cómo las empresas invierten para potenciar su imagen de marca, captar al consumidor y que esto repercuta en beneficios para la compañía. Para ello, las fechas de los eventos que quedan son las siguientes: Quiksilver Pro France 7-18 Octubre, Meo Ripcurl Pro Portugal 20-31 Octubre y el Billabong Pipe Masters 8-20 Diciembre. Los tres eventos se pueden ver online en la WSL.

Un saludo,

Jorge Martínez


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies