ENTREVISTA AL DR. D. ROBERTO LABORDA Reglamento REACH: Sustancias Químicas, Salud Humana y Medio Ambiente

Roberto Laborda, doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia, e Ingeniero Técnico en Química Industrial por la Escuela Universitaria de I.T.I. de Zaragoza es el prototipo de científico y humanista que a lo largo de su vida ha sabido compaginar su actividad docente e investigadora con unas inquietudes culturales y artísticas que le han llevado a convertirse en un erudito en la dimensión renacentista de la palabra.

Su fecunda obra científica, compuesta por más de 70 artículos y libros, ha visto completada recientemente con una prometedora obra literaria cuya opera prima “caricias del pensamiento” revela una nueva dimensión de nuestro personaje.

En la actualidad El Dr. Laborda es responsable de proyectos de Gestión de Riesgos Químicos en LABAQUA y uno de los mejores conocedores del REGLAMENTO REACH por lo que a través de la siguiente entrevista trataremos de hacer un poco de luz en un tema tan profuso y para muchos de nosotros confuso.

FN: Roberto, ¿Serías capaz de explicarnos en pocas palabras qué es el REACH?

RL: Por sus siglas en inglés, el acrónimo REACH responde a las acciones de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas en la Unión Europea, reguladas por el Reglamento (CE) 1907/2006, de 18 de diciembre. Dicho de otro modo es uno de los pilares sobre los que se sustenta el sistema legal que regula actualmente y va a regular la gestión del riesgo químico en dicho espacio territorial, durante los próximos años. Probablemente, el REACH es uno de los sistemas legales más complejos de los existentes en la EU, desde la firma del Tratado de Roma en 1957, por el que se creó la entonces Comunidad Económica Europea, porque en torno al Reglamento en sí ha surgido un amplio repertorio de guías técnicas y otros Reglamentos de desarrollo.

FN: ¿A qué obliga este Reglamento 1907/2006?

RL: Son muchas y muy variadas las obligaciones que se desprenden del citado Reglamento, en función del tipo de empresa, de la peligrosidad de la sustancia fabricada o importada y de su tonelaje. Una de las principales obligaciones es el Registro. Con esta acción se pretende que salga a la luz, con absoluta transparencia, la información existente o por determinar, relativa a unas 30.000 sustancias fabricadas o importadas en cantidad superior a 1 tonelada al año y garantizar su uso seguro en aras de proteger la salud humana y el medio ambiente. Por otra parte, el REACH introduce un nuevo concepto de protección al considerar que corresponde a fabricantes, importadores y usuarios intermedios garantizar que sólo fabrican, comercializan o usan sustancias que no afectan negativamente a la salud humana o al medio ambiente.

FN: ¿El popular Reglamento REACH, ¿Nos afecta a todos o hay alguna excepción?

RL: El Reglamento (CE) 1907/2006 por el que se aprueba el REACH, afecta en distinta medida a todos los agentes de la llamada “cadena de suministro”. Obliga especialmente a los fabricantes de sustancias radicados en la UE y a los importadores, es decir a las empresas que adquieren sustancias fuera del espacio aduanero europeo, en ambos casos en cantidad superior a 1 tonelada al año. Pero también afecta, aunque en menor medida, a los llamados usuarios intermedios y a los distribuidores.

En efecto, hay excepciones que quedan fuera del alcance del Reglamento. A modo de ejemplo cabe señalar las sustancias radiactivas; las que se hallan en tránsito aduanero; las sustancias intermedias no aisladas, es decir, aquellas que no salen deliberadamente del reactor de síntesis; los residuos, y aquellas que sean excluidas por los Estados miembros por considerarlas estratégicas para la defensa.

FN: ¿Roberto, se dispones de una hoja de ruta para la implantación de las exigencias de este Reglameto?, ¿Cuándo estará completamente implantado? ¿Cuáles son los principales hitos?

RL: Sí. En este caso hablamos de “Régimen Transitorio de Registro”. Comenzó con la entrada en vigor del Reglamento, el 01/06/2007. Desde esta fecha hasta el 01/06/2008, se llevó a cabo la configuración y desarrollo de la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA) con sede en Helsinki, organismo dedicado a coordinar con los Estados Miembros la puesta en marcha y desarrollo del REACH. Asimismo, durante este periodo las empresas tuvieron la oportunidad de conocer su posición frente al nuevo Reglamento (fabricante, importador, usuario intermedio, distribuidor) así como la de realizar sus cálculos e inventarios. A partir del 01/06/2008 se abrió el plazo de prerregistro hasta el 30/11/2008. Durante este periodo de 6 meses, todos los fabricantes e importadores tuvieron la posibilidad de prerregistrar las sustancias que fabricaban o importaban en cantidad igual o superior a 1 tonelada/año. El prerregistro tenía carácter voluntario y no obligaba a las empresas a registrar, si bien permitía acogerse al “Régimen Transitorio de Registro” que se configuró en tres hitos. El primero fue el 30/11/2010. Desde el cierre del prerregistro el 30/11/2008, hasta la fecha indicada, los fabricantes e importadores de sustancias en cantidad igual o superior a 1000 toneladas/año, aquellos que fabricaban o importaban sustancias R50/53 en cantidad igual o superior a 100 toneladas/año o los fabricantes e importadores de sustancias CMR en cantidad igual o superior a 1 tonelada/año debían registrar obligatoriamente tales sustancias antes del 01/12/2010. El segundo hito se fijó para el 31/05/2013. Esta fecha constituye el límite para que fabricantes e importadores de sustancias en cantidades comprendidas entre 100 y 1000 toneladas/año puedan hacer sus registros. Por último. El tercer hito está marcado el 31/05/2018. Antes de esta fecha fijada como límite, los fabricantes e importadores de sustancias en cantidades comprendidas entre 1 y 100 toneladas/año deberán proceder a sus correspondientes registros. Se considera que a fecha 01/06/2018 el REACH ha debido quedar completamente implantado

FN: ¿No  se tratará de una herramienta de protección del mercado europeo encubierta en la protección de otros valores como la Salud y el Medio Ambiente?

RL: No parece que lo sea. A pesar de que entre los objetivos del REACH, aparte de la conservación de la salud y del medio ambiente, figuran el incremento de la innovación y de la competitividad de la industria química, impidiendo la fragmentación del mercado interior, las cargas económicas y de gestión que supone para las empresas implicadas la implantación y cumplimiento del REACH, unidas a la ya larga crisis económica que venimos soportando, ha motivado el cierre de numerosas líneas de producción de sustancias menos rentables en muchas empresas, lo que ha provocado el incremento de los precios, propiciando la importación de sustancias, preferentemente de países asiáticos, aún a pesar de los gravámenes que conllevan su registro.

FN: Además del Reglamento REACH ¿qué otra normativa relacionada con él merece ser tomada en cuenta? CLP, ADR. ¿En qué consisten ambos?

RL: Como ya dijimos, el Reglamento REACH trata del Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de sustancias químicas, pero no aborda ni la clasificación, etiquetado y envasado ni en cómo se deben transportar de modo seguro.

Por su parte, el Reglamento CLP es el resultado de un largo proceso de trabajo entre tres importantes organizaciones internacionales: ONU, OIT y OCDE, que tuvo su origen en la llamada Cumbre de Río, celebrada en 1992, en la ciudad brasileña de Río de Janeiro. En dicha Cumbre se planteó la necesidad de elaborar un sistema globalmente armonizado (HGS por sus siglas en inglés) de clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas. Pero tuvieron que transcurrir 16 años, para que por fin, aquella idea se transformara en realidad, de modo que el 16 de diciembre de 2008, se publicaba el Reglamento (CE) 1272/2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas (CLP, por sus siglas en inglés). Dicho Reglamento da cobertura legal al HGS.

En cuanto al ADR es el acuerdo internacional de seguridad en el transporte de mercancías peligrosas por carretera. Inicialmente fue elaborado por el Comité de Expertos en Transporte de Mercancías Peligrosas de la ONU (CETMP-ONU). Se revisa por dicho Comité cada dos años, publicándose y entrando en vigor los años impares. En estos momentos está vigente el ADR de 2011. Además de este acuerdo existen otros para distintos medios de transporte, por ejemplo ferrocarril (RID), barco por vía marítima (IMDG) y vía aérea (OACI).

FN: Esta normativa tan compleja y exhaustiva ¿está armonizada a nivel mundial o constituye una isla europea? ¿Está siendo viable su aplicación?

RL: Bien, en lo concerniente al REACH es hoy por hoy un sistema de marcada vocación europea y como tal, de obligado cumplimento en todos los países miembros de la UE. No obstante, la información que se está obteniendo en el decurso de su aplicación, ampliando el nivel de conocimientos sobre los efectos de las sustancias en la salud y el medio ambiente, puede ser un buen motivo para que en el futuro, el sistema en cuestión pueda ser adoptado por otros países.

A pesar del enorme esfuerzo que está suponiendo su implantación, obstaculizada además por la crisis económica, a grandes rasgos, se van cumpliendo los objetivos trazados, especialmente por parte de las grandes empresas.

FN: Por último Roberto ¿Que relación ves entre la ciencia y el arte y en particular la literatura? y como has compaginado/ compaginas ambas dimensiones de la cultura.

RL: Aunque la Ciencia, tal y como la concebimos hoy día, tiene su origen en el siglo XVIII, al socaire del Pensamiento Racionalista y queda encorsetada en su propio método científico, presenta con el Arte un denominador común: la creatividad que proviene del talento. Esta cualidad es imprescindible tanto en el diseño experimental como en la concepción de una composición musical, una obra pictórica o una creación literaria. De ahí que muchos grandes científicos tuvieron cualidades artísticas nada desdeñables. A modo de recordatorio, pongo algunos ejemplos bien conocidos. Albert Einstein, aunque nunca llegó a ser un gran concertista, tocaba el violín. Santiago Ramón y Cajal, Premio Nóbel de Medicina, era un consumado dibujante, pero además escribió y publicó, entre otras obras, unos “Cuentos de Vacaciones” absolutamente deliciosos. Pedro Laín Entralgo, Doctor en Medicina y Licenciado en C. Químicas, Director de la Real Academia Española, nos dejó una dilatada obra literaria… Estos y otros muchos ejemplos ponen de relieve que el mundo de la Cultura no tiene barreras ni limitaciones, como no tiene barreras ni limitaciones la creatividad. Sin creatividad, un experimento científico sujeto a todo el protocolo metodológico, no pasará de ser un proceso sistemático,  rutinariamente correcto. Lo que separa la correcta rutina del descubrimiento es la creatividad. Y lo mismo ocurre en el Arte. La creatividad disocia lo correcto de lo sublime.

En cuanto a la última pregunta, me disculparás Fernando que no te la responda, pero estoy muy lejos de poder comparar mi humilde persona con los personajes a los que hago referencia en el párrafo anterior. Sólo te diré que desde niño me apasionó la música, la pintura y la literatura. Me considero, eso sí, un gran lector y si ahora hago realidad un sueño que me acompañó durante toda mi vida, me refiero a escribir, es porque tengo la necesidad de proyectarme en otro espacio distinto a los que me he movido hasta el presente. Ahora bien, si lo que escribo es bueno o malo, si gusta o no gusta, si es o no creativo, eso debéis decirlo vosotros: los lectores.

FN: Muchas gracias Roberto, creo que tras la lectura de esta entrevista no sólo tendremos todos una visión mucho más clara de lo que es el Reglamento REACH, sino que lo que es mucho más importante, de cuál es el secreto de la excelencia en el trabajo y en cualquier ámbito de nuestra vida, el cultivo de la creatividad y el talento.

 

 


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*