¿Ayuda el humor a transmitir nuestros mensajes?

Me encantan los oradores, actores o interlocutores de la vida cotidiana que consiguen comunicar con espontaneidad y sentido del humor.

Me doy cuenta de que independientemente del mensaje, el hecho de transmitirlo con naturalidad, seguridad y sobre todo, con gracia,  hace que queramos seguir escuchando.

Tal es la importancia del humor en los discursos que el candidato en aquel momento(2008) a la presidencia de EE.UU., Barack Obama, lo utiliza para romper el hielo y subir su rating antes de las elecciones en la cena anual de la fundación Alfred Smith.

 

Un fenómeno en el mundo de los discursos motivadores es la organización Toastmasters que cada año reparte premios a los mejores discursos en público.

Curiosamente los ganadores son siempre aquellos que cuentan las historias más emocionantes desde la perspectiva más divertida, como en el siguiente ejemplo del ganador mundial del año 2014.

Históricamente el humor ha sido la herramienta más usada para transmitir la crítica política y social, a veces incluso en tiempos y sociedades con libertad de expresión limitada. Tal como dijo Oscar Wilde “Si quieres decirle la verdad a la gente, hazles reír, de otra manera te matarán.”

¿Pero es siempre tan fácil y garantizado el éxito de los discursos con el sentido del humor?

Supongo que si lo fuese no habría tantos casos de chistes o anécdotas mal empleados, que todos hemos visto y que pueden llegar a estropear un discurso.

Tocar las emociones de la gente no es una tarea facil y es por eso que poca gente lo consigue.

A los demas nos queda leer y aprender…

Según las instrucciones que Courtland Boveé da en su libro “Contemporary Public Speaking” las siguientes son las 4 claves para hacer nuestro discurso más divertido:

El sentido del humor es un arma de doble filo. Puede aumentar la fuerza de nuestro mensaje, pero empleado erroneamente puede estropear por completo nuestros discursos.

Dado que en el mundo de hoy el poder de influir en los demás ya no está en la información sino en la manera de transmitirla, la importancia de cómo comunicamos es cada vez mayor. Por otra parte en la actual abundancia de medios de comunicación es importantísimo saber captar la atención y poder diferenciarnos para ser escuchados. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que provocando risas?


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies