Disfruta el momento

La presentación y explicación de la materia me ha resultado realmente interesante y con muchas aplicaciones futuras, claves para realizar una buena exposición y muy útiles para reflexionar y desarrollar internamente con el tiempo. Destacaría especialmente un aspecto que me llamó la atención: “disfrutar del momento, no padecerlo”.  Aparte de toda la teoría necesaria para poder realizar una exposición adecuadamente, considero fundamental no olvidar el aspecto emocional de la propia presentación como orador y hacer de la misma un momento agradable, enriquecedor y de intercambio de ideas e información con nuestra audiencia, en vez de convertirlo en una situación angustiosa y estresante. Sería necesario hacer hincapié en una buena preparación, tanto de la propia presentación como de las técnicas de exposición de la misma que nos permita sentir que pisamos sobre terreno seguro. Con esta seguridad en nuestra cabeza, debemos pensar en el objetivo que perseguimos y después, tener muy claro que lo positivo siempre llama a lo positivo. Si somos capaces de mantener este “lema” en nuestras mentes, contando con una presentación estructurada, atractiva y fácil de seguir, el contenido justo y una buena preparación y ensayo, conseguiremos captar la atención del público y nuestra presentación será todo un éxito.


El arte de presentar, la autoexigencia y la deseabilidad social

Presentar es hacer que tu audiencia se enamore de tu idea, que entienda tu modelo, que les guste tu proyecto. Es hacer que les guste el mensaje. Presentar eficazmente tiene que ver con saber exponer y convencer a tu audiencia aumentando al máximo tu nivel de persuasión, destacando por encima del resto. En definitiva dejar huella, hacer que te recuerden no a ti como trasmisor del mensaje, sino lo que es más importante, el contenido.

Para ello tenemos que trabajar en un discurso bien estructurado y diseñado previamente utilizando recursos como el “storytelling” lo que nos permitirá generar mayor impacto. La audiencia recuerda mejor las “historias” que poseen una gran entrada impactante que enganche la atención, un nudo donde se alojen los datos principales de forma clara, precisa, concisa y sobre todo simple y un desenlace “en alto” que ancle el mensaje.

Normalmente disponemos de pocos minutos para nuestro “elevator pitch” con lo que sintetizar se hace necesario para poder mantener la atención de las personas que nos están escuchando y que son los “consumidores” de nuestra presentación.

En este sentido perfiles con una autoexigencia alta tienen que trabajar síncronamente el arte de presentar con su propia percepción. El exceso de perfeccionismo puede llegar a ser contraproducente para la evolución y mejora de la habilidad de presentar. Es necesario conjugar la autocomplacencia con las opiniones del grupo: es más importante la opinión de los demás que la de uno mismo, la de uno mismo no vale más que la del resto, ¡es una más! Esta premisa hemos de utilizarla como herramienta de equilibrio del área ciega y así conocer nuestro estilo de comunicación para mejorar.

Y nos queda la maldita deseabilidad social, adaptativa en su justa medida, pero terriblemente bloqueadora en exceso. Una alta deseabilidad social imposibilita, resta recursos para el discurso e inhabilita ya que castra la espontaneidad, la capacidad de una ligera improvisación y sobre todo la naturalidad.

La autenticidad se nota, y lo mejor y más importante se contagia. Con lo que los ingredientes del buen comunicador van quedando claros. Para hacer una buena presentación hay que comunicar, contar, convencer, persuadir, influir y sobre todo FLUIR, que como casi todo en esta vida, se consigue practicando con constancia, perseverancia y por supuesto pasión.


El uso del lenguaje

¿Quién no ha escuchado alguna vez un uso incorrecto del leguaje? El último caso llamativo ha sido el de la Alcaldesa de Valencia, Doña Rita Barberá y su “caloret”.

Comento esto porque, una semana después de pronunciar la famosa palabra, han aparecido muchos objetos, como chapas, con el lema, con sorna y para sonrrojo de una persona que lleva 20 años gobernando la ciudad de Valencia.

¿No hubiera sido más fácil buscar otra palabra?

Esto pone de relieve que nuestro idioma y su uso se está degradando, no sólo por esta pequeña metedura de pata, sino porque en prensa escrita, donde se supone que trabajan los profesionales que mejor deberían cuidar el idioma y su estilo, nos encontramos con frases que, cuando menos, provocan una sonrisa, aunque para muchos pase desapercibida.

Sirva como ejemplo el siguiente:

índice

Según ha redactado el periodista, parece ser que el mismo avión se ha estrellado, lo han reparado y se vuelve a estrellar, así hasta ¡¡¡TRES VECES!!!, al margen de la desgracia personal que ello conlleva.

Este tipo de cosas se producen en todos los medios de comunicación y a todos los niveles de la sociedad, desde la persona más poderosa del país, hasta la persona más humilde, provocando con ello la degeneración del idioma.

Os pongo como ejemplos las palabras croqueta y albóndiga y, sus versiones más rústicas,  “cocreta” y “almóndiga”.

Si ya le sumamos las palabras importadas del idioma que, como “imeil” (email), cuando podemos decir correo electrónico, “reporte” cuando podemos decir informe, etc.; la cosa se complica.

A esto le añadimos el pequeño caos de las abreviaturas que muchos jóvenes usan en los programas de mensajería instantánea: mi sobrina de 11 años, a veces me pone mensajes que no entiendo, como “hms kddo p. Esp Bss”, que traducido quiere decir “hemos quedado en la Plaza de España. Besos”

Para rematarlo, solo hay que ver a la política metida en la lengua, recordemos lo de miembro y “miembra”. ¿Te atreverías a llamar a una juez, jueza?, ¿Presidente o presidenta?…

En fin, debe ser que me estoy haciendo mayor.

 

 


¿Qué es lo que nos jugamos cuándo comunicamos?

Entiendo que en términos generales, las ideas más atractivas con las que te quedas después de un fin de semana hablando de comunicación y presentaciones efectivas, giran en torno a todo lo que tiene que ver con esto último, ya que durante nuestros años de enseñanza es para lo que quizá menos nos han preparado y claro, plantarte delante de los ojos escrutadores de cualquier audiencia, es algo que da respeto hasta al más pintón.

No es que presentar eficazmente en público no sea relevante, ni mucho menos, pero desde mi punto de vista, ésto no es más que la picota de la comunicación, habilidad que además puede ser entrenada y mejorada con el tiempo. Lo que ocurre es que le otorgamos un protagonismo a veces excesivo, debido a que es en ese momento y no en otro, cuando más vulnerables y expuestos nos sentimos.

Sea como fuere, lo que está claro es que para un directivo tener un alto impacto en su audiencia es una clave en su camino hacia el liderazgo, pero la realidad es que todo lo que hacemos en nuestro día a día comunica directa o indirectamente, con lo que para mi, lo más crítico a la hora de comunicar es la coherencia. Porque además, derivada de la coherencia encontramos la credibilidad, y es que ¿cómo vamos a impactar en nuestra audiencia y alcanzar nuestros objetivos, si nuestro mensaje no es creíble?

Y es en este punto donde entra en juego la comunicación no verbal, porque todo en nosotros, tanto lo que decimos, como lo que expresamos con nuestra mirada, nuestros gestos, nuestros silencios, nuestra forma de vestir, etc., comunican, y teniendo en cuenta que muchos de estos aspectos son involuntarios, ¿cómo queremos ser creíbles sino somos coherentes? Creo que dificilmente lo conseguiríamos…


StoryTelling

En el marco de la transición democrática, resurge con fuerza en España el fenómeno feminista. Por esas fechas, empiezan a llegar a España los primeros textos del feminismo europeo y norteamericano, incrementando así la sensibilización de la sociedad con respecto a este tema.

Como todo movimiento social, no tardó en trasladarse a diversos ámbitos de la cultura,  como literatura, cine,  y sobre todo a la música.

Cantantes como Julia León, Elisa Serna, Pepa Flores, e incluso algún hombre como Luis Pastor o Amancio Prada optaron por transmitir su mensaje “protesta” de una forma directa en sus canciones.

Hubo otros, que en esa misma época, y deliberadamente, quisieron dar una vuelta de tuerca a la manera de expresar su mensaje. Sirva como ejemplo el cantautor madrileño Javier Krahe.

javier-krahe

Javier Krahe compuso la canción titulada “¿Dónde se habrá metido esta mujer?”. Quiere denunciar la misma situación que sus colegas pero no aportando consignas a favor o en contra de ciertas ideas, sino que lo hace contando una historia de una manera divertida. La historia trata sobre un hombre (de la época) que llega a su casa y se ve solo, sin su mujer. Sin cena, con la camisa arrugada, los platos sucios… decide  llamar a su suegra y a su vecina, pero ninguna sabe dónde está su esposa. Finalmente la canción  termina con un “Pero bueno! si falta una maleta! la de piel! para colmo la de piel.”

Esto es simplemente otra manera de comunicar un mensaje, contando una historia de una forma amena, dejando que el mensaje se desprenda de la historia para que, el que lo escucha, pueda  recordarlo de una manera más eficaz.

Un ejemplo más de la técnica StoryTelling que nos explicaba el pasado fin de semana nuestro profesor Jorge Maidana.

En una época en la que sufrimos un bombardeo de información constante, ¿por qué no cambiar esta dinámica en nuestras presentaciones y acompañar la información que queramos dar, con una historia que nos permita empatizar con los oyentes?

Sin duda, una forma distinta y efectiva de transmitir tu mensaje.

Storytelling


7%

Primeras letras que escribo en un blog, ardua tarea donde las haya para mí…

Llevo días preguntándome que contar, sobre qué hablar, leyendo atentamente vuestros posts, en busca de alguna idea, en busca de un posible plagio, esbozando pequeños párrafos llenos de palabras pero a su vez vacíos de mensaje, esperando quizás alcanzar con suerte la valiosa cuantía de 200 palabras.

En un lado de la mesa, los apuntes del profesor, en el otro, un papel donde escribir una par de ideas a desarrollar; qué es lo que más me gustó y qué conclusiones saco.

Ya está, así de fácil, en medio el portátil y a escribir…pero al mirar la pantalla…NADA, una y otra vez NADA, una hoja de Word en BLANCO. Irónico, teniendo en cuenta que fui la única persona en quedarse en blanco durante la presentación.

Hasta hoy, casi en la fecha límite de entrega, harto, cansado, agobiado, pero sobretodo, enfadado, enfadado con el profesor por poner una prueba que tanto desorden mental está provocando en mí, enfadado con mis compañeros, por esa facilidad que demuestran al describir las lecciones aprendidas, y por supuesto enfadado conmigo, por no ser capaz de transmitir lo valioso de lo aprendido el pasado fin de semana.

¿Qué ocurre? ¿Por qué siento esa mezcla entre vergüenza e inseguridad por escribir? Pero si toda mi vida ha sido un juego de niños para mí aquello de la comunicación. Entablar una conversación, empatizar, sentirme a gusto y hacerse sentirse a gusto a los que me rodean, y por qué no decirlo, llevar la voz cantante en mi grupo de amigos, en mi clase, en mi equipo de futbol, contar una historia, un chiste, proponer una idea, un viaje y ser escuchado, ser escuchado por todos.

¿Qué ocurre ahora? ¿Dónde ha quedado esa facilidad innata? Si un blog no es más que otro modo de comunicación, ¿qué falla?, ¿donde está la incógnita que resuelve mi ecuación?

De repente, como si de una aparición se tratase, en mi mente, ecuaciones, incógnitas, números, símbolos algebraicos, ¿Dónde he visto yo esto en clase? ¿Dónde?, en este mundo de la comunicación, que carece de rigor matemático, donde no hay leyes físicas y no tengo una calculadora a la que recurrir, ¿Dónde he visto yo un dato científico?

Rápido, desordeno los apuntes, busco caracteres familiares para mí, algo técnico, ingenieril, estadístico, porcentual… y ahí estaba!!! por fín!!!

7% de la comunicación entre 2 personas se realiza mediante palabras.
• 38% se comunica mediante la voz. (volumen, entonación…)
• 55% lenguaje corporal. (gestos, posturas, mirada…)

Ahora que algunos andaréis leyendo, os pregunto:

¿Qué tono de voz habéis utilizado mientras leíais? ¿Qué tono creéis que utilizaba yo mientras escribía?
¿Y mi cara? ¿Mi mirada? ¿Mi gesto?

Si este blog, que contiene únicamente palabras…tan solo palabras, y no proporciona más información que el significado intrínseco de la unión entre las letras que las componen… ¿qué impide que recibáis un mensaje distinto al que emito?

¿Dónde queda el resto de la información? Aquella que tanto practicamos y corregimos en clase…

Es imposible para mi transmitir, comunicar, empatizar, si no tengo acceso al 93% de mis recursos!!!

Ahí lo dejo, nos vemos en clase.


Comunicación y Presentaciones Eficaces

El pasado fin de semana nos impartió una clase magistral Jorge Maidana, llamada “Comunicación y Presentaciones Eficaces”

Estamos comenzando la andadura en el Máster MBA y todos estamos ansiosos por aprender y reforzar nuevos conocimientos, sin tener en cuenta que hay asuntos a los que no habíamos prestado atención que, sin decir son más importantes que las propias materias, sí son fundamentales para seguir adelante y esto es lo que aprendimos con Jorge: La importancia capital de la COMUNICACIÓN.

Uno de los mensajes que me llevo, y considero de los más importantes, es el de empezar por el final.

Llegamos a una reunión, tenemos poco tiempo, el Director nos anuncia que de los veinte minutos que teníamos para exponerle el tema a tratar se lo tenemos que resumir en cinco minutos porque ha de salir urgentemente. Si lo tenemos preparado de tal forma que el mensaje importante se lo digamos al comienzo, la reunión podrá ser un éxito, pero si lo tenemos estructurado dejando para el final el principal mensaje, posiblemente podemos ahórrale esos cinco minutos al Director e irnos preparando las maletas.

Uno de los ejemplos que nos puso es el de comenzar una película por el final y como soy un auténtico apasionado del cine, no he dejado de pensar en que muchas de mis películas favoritas, efectivamente comienzan por el final.

La primera de ellas, y una de la más importante del cine: “Ciudadano Kane” (1941), en muchos aspectos cambió la forma de hacer cine, pero uno de los más importantes fue que efectivamente, comienza con el final, la muerte de Charles Foster Kane, dejando caer de su mano una bola de nieve y pronunciando la palabra “Rosebud” sobre la que girará toda la película.

Unos años más adelante “El Crepúsculo de los Dioses”(1950), la película comienza con la imagen del cadáver del protagonista flotando en una piscina y relatándonos su propia historia, otra obra maestra del cine.

Tenemos más ejemplos, como “Doctor Zhivago”; “Casino”; ”Atrapado por su pasado”; “Salvar al Soldado Ryan” y un largo etcétera, pero si en alguna de ellas tuviéramos que irnos a mitad de la película, sabríamos como acaba, es decir, tendríamos su mensaje porque lo hemos visto al principio.

Así pues, de ahora en adelante, tomaré esta idea como el objetivo a cumplir en todas mis presentaciones y por qué no en este escenario del mundo que llamamos vida.

 

 

187137230


UN GESTO VALE MAS QUE MIL PALABRAS

Como bien explicaba Jorge Maidana el fin de semana pasado,  más del 60 % por cierto de la comunicación está dominada por nuestros gestos, ademanes, expresiones corporales, es decir por la comunicación “no verbal”.

En cualquier acto de comunicación es tan importante disponer de un guión bien estructurado, como ser capaz de transmitir las ideas de modo claro y conciso, entretener, tener un buen tono de voz…  en definitiva, una buena puesta en escena. Sin estos ingredientes el objetivo previo puede diluirse como un azucarillo en un  vaso de agua y restar efectividad al mensaje.

Nuestro compañero Cesar, recordó el famoso debate Kennedy – Nixon. En este debate mientras los radioyentes otorgaban la victoria a Nixon, los telespectadores dieron como ganador a Kennedy, poniendo en evidencia la relevancia de los aspectos de la comunicación “no verbal” y cambiando para siempre la  “política” en televisión.

KENNEDY-NIXON

Cuando estás delante de una audiencia, el mensaje será más perdurable, calará más hondo y tendrá más atención si lo proyectas en tus manos, en tu mirada, en tu postura, consiguiendo que estos aspectos “no verbales” refuercen el propio contenido del mismo.

JOBS

Tal y como afirmaba el mítico Al Capone “Se consigue más con una palabra amable y una pistola que solo con una palabra amable”.


Saliendo de la zona de confort…

Hemos cubierto solamente unas pocas semanas desde el comienzo de nuestro Executive MBA y ya tenemos multitud de inputs y conceptos que están presentes en nuestros pensamientos cotidianos. Me incluyo entre los que hemos hecho ya un balance contable de nuestra economía personal, activos y pasivos incluidos, e incluso hemos desarrollado una teoría “muy evidente” de cómo salir de la crisis en la que aún nos encontramos. Con la clase de Jorge Maidana no iba a ser menos, teniendo en cuenta que son conceptos de aplicación muy directa tanto en la vida profesional como en lo personal. Se puede decir que la comunicación es algo que realizamos continuamente, desde la comunicación verbal, escrita, pasando por la subcomunicación e incluso la no verbal.

Si atendemos al primer significado recogido en la Real Academia de la Lengua Española de la palabra“Comunicación”, se trata de la transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor. Hemos aprendido  conceptos muy interesantes para conseguir que esa transmisión sea lo más efectiva posible, que al fin y al cabo es el objetivo de toda comunicación.

Me quedo con la idea de transmitir el mensaje de una manera clara, de hacer las cosas sencillas porque en muchos casos “menos es más”. La importancia de preparar nuestras presentaciones sin escatimar en tiempo, el valor intangible de la imagen de nuestro mensaje y de nosotros mismos. Todos ellos son conceptos que no conviene olvidar.

Y como guinda al pastel, Jorge nos dio la oportunidad de salir de nuestra zona de confort por la puerta grande, pudiendo así dar la mano a nuestra  desconocida  zona ciega. De este modo sentimos un cosquilleo de felicidad al descubrir virtudes que no conocíamos y conocer detalles mejorables que nos pasaban totalmente desapercibidos a nuestros ojos. Y nos hizo trabajar sin red, libres de la coraza protectora que proporcionan nuestro ambiente laboral y conocimientos específicos. Gracias por la experiencia!

leaving-your-comfort-zone


Atracción

Aunque el título no es muy original, lo considero lo más acertado después del taller de presentaciones con el profesor Jorge Maidana. Siendo mi primer post, tanto en el MBA como vital, considero que la palabra que mejor define la realización de una presentación eficaz es ATRACCION.

Realmente conseguirás una presentación eficaz si atraes a tu público y consigues concentrar toda su atención en un lapso temporal. En función de ese tiempo condensarás su atención. Todo lo demás son estrategias de atracción tales como contar historial reales o noveladas, miradas, gestos, movimientos,etc.

Crear esa química es un reto para mi, cuando no hemos tenido en muchos casos la formación adecuada para ser buenos comunicadores. En cualquier caso,no hay nada que con entrenamiento y focalización para no sólo el contenido sino también un mensaje visual, fluido y rompedor.

Durante la historia de la humanidad, sin lugar a duda, los grandes líderes son excelentes comunicadores que marcan tendencias, arrastran masas en las esfera política, social y económica. Es muy difícil vender un proyecto sin capacidad de transmitir pasión a tu audiencia que lo hará ATRACTIVO.

atraccion

Por todo ello considero que la comunicación efectiva hay que potenciarla para poner en valor nuestras cualidades y capacidades para con la sociedad. GRACIAS a todos mis compañer@s por su colaboración en el taller.