Fab Lab Barcelona, tecnología de fabricación digital al servicio de las personas

Desde que el término Web 2.0 se hizo popular en 2004 han emergido multitud de formas de cooperación e intermediación, que han consistido en redefinir el papel de los intermediarios habituales para poner en contacto directo a quienes tenían una necesidad con aquellos que podían solventarla.

Esta colaboración ha otorgado un nuevo sentido al concepto de participación, al implicar una convergencia entre organizaciones, tecnología, contenido y personas. Desde la perspectiva de la Nueva Economía, se estudian nuevas formas de producción centradas en preocupaciones sociales y en la búsqueda de soluciones, así como en la confianza como valor humanístico de la tecnología, la lucha contra el cambio climático o la generación de energía sostenible.

La investigación sobre estos nuevos modelos de producción provoca la creación, en la década de los 2000, de talleres de fabricación e innovación a pequeña escala, los Fab Labs, equipados con máquinas de fabricación digital y tecnologías para la creación de objetos, herramientas y aparatos electrónicos, que exploran la relación entre el mundo digital y lo físico.

Uno de los principales laboratorios de esta red es Fab Lab Barcelona, fundado en 2007 dentro del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC), que pretende “proveer el acceso a la tecnología de fabricación digital para que la gente pueda recuperar ese rol de ser productivo”, tal y como señala su director, Tomás Diez Ladera. En estos talleres, los ciudadanos pueden dar forma y volumen a objetos que han creado, o a productos que han ideado, mediante la impresión 3D con materiales muy diversos como cartón, madera o plástico.

Imagen de previsualización de YouTube

El concepto Fab Lab comenzó como un proyecto de extensión del Centro de Bits y Átomos del MIT y se ha convertido en una red mundial de personas que conecta 330 laboratorios, ubicados en más de 30 países, para compartir proyectos y programas en código abierto de una manera colaborativa. Los talleres están equipados por cortadoras láser, fresadoras a gran escala para fabricar muebles, máquinas para crear circuitos electrónicos o equipamiento de evaluación electrónica, entre otras herramientas.

El gran avance que ha supuesto la extensión de los Fab Labs se basa en su capacidad para transformar la realidad inmediata, al tratarse de espacios para generar proyectos de impacto local, y constituir, a la vez, un referente global. En la actualidad, el modelo de negocio se centra en promover la educación e investigación (destaca el programa Fab Academy), así como prestar servicios a empresas, profesionales y ciudadanos y generar empresas asociadas.

Según Tomás Diez, el afán de servicio, la sostenibilidad y la filosofía Do It Yourself son elementos clave de la cultura corporativa, todo ello unido al carácter social que envuelve este tipo de fabricación: “crear en tu casa o en tu garaje es una de las cosas más bonitas, pero preferimos la cultura Do It TogetherDo It With Others”, que permite un aprendizaje en lugares más sociables, algo que –considera-, marca la diferencia.

Fab Lab Barcelona se presenta “como un espacio social donde la gente aprende a fabricar y a solucionar problemas locales, enfocado hacia el desarrollo de un modelo de ciudad”, afirma. En este formato, la participación es fundamental porque el usuario marca su propia agenda de actividades, “que es el proyecto que quiere hacer o la necesidad que tiene y Fab Lab facilita ese proceso”, argumenta. De esta participación surgen modelos empresariales alternativos -sostiene-, donde el valor añadido comienza a ser mucho más importante que valores estrictamente empresariales basados en conseguir rentabilidad: “las personas se suman porque creen que es necesario que este tipo de proyectos ocurran en su comunidad”, añade.

Bajo estos parámetros, la estrategia empresarial se presenta desde una doble vertiente: por un lado, basada en la accesibilidad como muestra de su carácter abierto y, por otro, centrada en el emprendimiento para generar ingresos: “en relación a la impresión 3D nos gusta que la gente aprenda, desmitifique la tecnología y haya una relación mucho más cercana entre humano y máquina para hacer cosas”, destaca.

Cada vez más, las personas están adoptando este modelo abierto y transparente, compartiendo una filosofía de co-creación y co-diseño, que en Fab Lab Barcelona se ha materializado en proyectos colectivos. Destaca, por ejemplo, Smart Citizen, una red ciudadana, distribuida y abierta de sensores para que la gente pueda producir datos acerca de las condiciones ambientales de su entorno (calle, plaza, etc.) y compartirlos. Esta forma de trabajo genera encuentros como FAB10, una conferencia internacional que se celebra este año del 2 al 8 de julio en Barcelona.

Por otra parte, el perfil del usuario ha evolucionado desde un rol profesional, con conocimientos de diseño, arquitectura, ingeniería o programación, hasta uno más general y menos relacionado con el ámbito tecnológico, el artístico o el diseño, lo que permite hablar de una gran comunidad, tanto local como mundial.

Para Diez, las ventajas que presenta este modelo responde a criterios de una producción responsable, con una visión de futuro que permita avanzar en la investigación hacia materiales inteligentes, “para llegar a un punto en el que el mundo que queremos crear sea más eficiente y más efectivo”, sostiene. El reto es “generar mecanismos para que las ideas y proyectos que se gestan en los Fab Labs tengan salida al usuario final y se conviertan cada vez más en cosas que las personas puedan usar a diario”, de forma que exista una relación diferente de las personas con la tecnología, concluye.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies