Mis Recetas, la primera red social de amigos de la cocina y gastronomía

El proyecto Economía de la Participación estudia modelos empresariales basados en la participación como uno de los rasgos definitorios del concepto de Nueva Economía, caracterizados por su estructura abierta, cooperativa y conversacional.

En estas empresas, la participación con los públicos/audiencias/clientes constituye un elemento fundamental que repercute en mejoras y capacidad de innovación, así como en la creación de un producto diferente y con un valor añadido, originado por dicha participación.

Uno de estos ejemplos es Mis Recetas, una red social para amigos de la cocina, pensada para personas que saben cocinar y para quienes desean aprender. Esta plataforma comenzó siendo un proyecto familiar para extranjeros europeos que vivían en España y ha llegado a convertirse en una comunidad de 410.000 usuarios registrados, que comparten más de 45.000 recetas.

Rebecca Rippin, consejera delegada de Cookpad Spain, la define como un lugar de encuentro para personas que quieren disfrutar de la cocina.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Desde sus orígenes, en 1999, el proyecto ha mantenido su filosofía empresarial, centrada en ofrecer información y prestar servicio a las personas. Antes de la irrupción de los Social Media, sus fundadores entendieron la importancia de la participación de los usuarios en la creación y consolidación de una comunidad en torno a la cocina y la alimentación, reflejada en una estrategia de comunicación constante, recíproca y casi inmediata a través del correo electrónico.

Los avances tecnológicos y el aumento de la participación de los usuarios en Internet propiciaron una readaptación del portal, que ofrecía mecanismos para la participación a través de herramientas para compartir y comentar recetas.

Por otra parte, la utilización del software de código abierto (open source software), y del modelo de publicidad contextual de Google AdSense, permitió a Mis Recetas equilibrar el coste de desarrollo y difusión para conseguir rentabilidad.

Además del fomento de la participación de manera continuada, las diferentes secciones han dado lugar a encuentros entre personas en lugares físicos y a la creación de una comunidad audiovisual, con entrevistas a los participantes.

El perfil de usuario al que se dirige Mis Recetas es cada vez más amplio: el grupo inicial, formado en su mayoría por amas de casa, ha evolucionado hacia una comunidad muy diversa, con personas de diferentes edades, a la que se van incorporando cada vez más hombres.

Su planteamiento de negocio se centra en la atención a los miembros de la comunidad, protagonistas de la plataforma:  “nosotros nos debemos a los usuarios -afirma Rippin- y queremos que sean felices y que la cocina sea divertida”.

 


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies