Una cerradura de seguridad personalizada y antirrobo. ¿Emprendedor o inventor?

Esta historia emprendedora de Pedro Iglesias se inicia hace 8 años en la sala de espera de un hospital. Una escena que, en apariencia, nada hacía pensar que fuera el germen de KodigoSeguridad, una cerradura de alta seguridad personalizable, anticopia y anti-bumping (una técnica que usan los ladrones para entrar a robar en casas). Sin embargo, la historia de este emprendedor se asemeja más a la de los inventores clásicos, ya que entre sus proyectos presentes y futuros, también se pueden encontrar desde un guión para una película, a un nuevo envase para comidas tipo take away, o varios pasatiempos para invidentes. Pero entre tanto proyecto, Pedro ha sacado un hueco para contarnos en qué consiste KodigoSeguridad.

– ¿Dónde y cuándo surge la idea de diseñar y comercializar un dispositivo así? Porque creo que KodigoSeguridad tiene tras de sí una curiosa historia…

Todo empezó hace ya más de 8 años en la sala de espera de un hospital en la que varias personas estaban haciendo los pasatiempos de unos periódicos, cuando caí en la cuenta de que una persona invidente que allí se encontraba no tenía la posibilidad de hacerlo. En esa misma sala de espera me pude a pensar en como solucionarlo y a los pocos meses ya había inventado un pasatiempo tipo Sudoku accesible para personas invidentes ya que estaba basado en las combinaciones de puntos utilizadas en el alfabeto Braille.

No tardé mucho en ponerme a adaptar el pasatiempo a un juego tridimensional de preguntas y respuestas que patenté basado en el Criptex que aparece en la película “El código Da Vinci” pero que en este caso era un Dispositivo Criptográfico, una esfera que podía dar pistas encadenadas y permitía dar las respuestas en Braille en sus  tableros, ya que éstos estaban formados por grupos de pulsadores que permitían generar caracteres Braille. El mecanismo de ese dispositivo que patenté fue el origen de lo que hoy día es el mecanismo de KodigoSeguridad, que ha ido evolucionando hasta que hace algo más de dos años decidí dedicarme en exclusiva al proyecto para desarrollar las dos patentes que cubren los sistemas mecánico, magnético, electrónico y mixto de la cerradura.

Cerradura y Llave KodigoSeguridad

– ¿Cómo funciona exactamente KodigoSeguridad? Porque dices que es personalizable, anti-copia y anti-bumping, que es una técnica que utilizan ahora los ladrones, si no tengo mal entendido.

La peculiaridad principal de KodigoSeguridad es que tanto la cerradura como las llaves tienen un grupo de piezas móviles mediante las que se puede generar la combinación. Para variar la combinación sólo hay que desplazar alguna de las piezas móviles de la cerradura y después colocar las correspondientes piezas móviles de la llave en la misma posición. La posibilidad de variar la combinación en cualquier momento hace que la llave sea anti-copia, ya que desplazando únicamente una de sus piezas móviles al salir de casa aunque copiasen la combinación no le sería útil a nadie para abrir la cerradura.

En cuanto a su propiedad anti-bumping, comenzaré explicando brevemente en que consiste el método Bumping. Se trata de un sistema que consiste en meter en la cerradura una llave en blanco (una que no desplaza los pines internos de la cerradura pero que hace contacto con ellos) y en dar un golpe seco a la llave. Cuando la llave recibe el impacto la energía que éste genera se transmite a las piezas internas de la cerradura que se desplazan liberando el cilindro durante un instante que los cacos aprovechan para girar el cilindro y abrir la cerradura sin necesidad de forzarla. Con KodigoSeguridad esto no es posible ya que tanto la disposición de sus piezas internas como las características de las mismas evitan la transferencia de la energía que se genera mediante Bumping.

– Además, KodigoSeguridad también tiene otras utilidades bastante novedosas. Por ejemplo, creo que con una única llave se pueden abrir varias cerraduras y también facilita que si perdemos la llave no tengamos que llamar al cerrajero.

Efectivamente, con una llave se pueden abrir todas las cerraduras compatibles dada la posibilidad de variar su combinación fácilmente y dado que además es posible “reservar” algunas de sus grupos de piezas móviles para unas cerraduras y otros grupos para otras cerraduras, lo que permite acceder a cerraduras con combinaciones distintas sin necesidad de cambiar la combinación de la llave. Esto es muy útil por ejemplo en casos como los de las comunidades de vecinos, ya que podríamos acceder a zonas comunes y a zonas privadas, o en casos como los de las empresas en las que permiten acceder a zonas comunes y a zonas restringidas.

Respecto al otro punto, con KodigoSeguridad no es necesario contar con los servicios de un cerrajero ya que si no disponemos de nuestra llave por robo, pérdida u olvido de la misma, podemos pedir una llave de KodigoSeguridad a cualquier persona (familiar, amigo, vecino…) y podemos poner en ella nuestra combinación y utilizarla para abrir nuestra cerradura. Además, no tenemos que cambiar la cerradura por motivos de seguridad ya que en este sentido únicamente tendríamos que variar la combinación.

Pedro Iglesias

Pedro Iglesias recoge el “Premio a la Mejor Idea Empresarial 2014” de manos de Alejandro Vesga, director de la revista Emprendedores

– Estamos hablando sobre todo de una versión, por así decirlo, mecánica o física. Pero también hay algo así como una versión electrónica para que la cerradura se pueda abrir con el móvil. ¿Cómo es y cómo funciona?

La cerradura puede ser abierta también con un teléfono móvil y también permite al usuario variar su modo de funcionamiento mediante la instalación en ella de cartuchos intercambiables que pueden contener distintos tipos de sensores, transductores y receptores cuyos parámetros de actuación pueden ser variados por el usuario, no siendo posible saber desde el exterior que tipo de componente hay instalado, y por lo tanto no siendo posible saber como funciona la cerradura.

En su versión electrónica la cerradura podría funcionar, por ejemplo, mediante la detección de un color o de una secuencia de colores de la pantalla del teléfono móvil, o mediante la cadencia de parpadeo de la pantalla (código morse); mediante la vibración del teléfono móvil (determinada melodía); o mediante la recepción (por parte de la cerradura) de una llamada telefónica realizada desde un teléfono móvil previamente memorizado en la cerradura.

Además, la cerradura asegura el acceso ya que en caso de fallo del suministro eléctrico se deshabilita automáticamente el sistema electrónico y se habilita el sistema mecánico.

– Con KodigoSeguridad has participado en el programa ‘Impúlsame’, de aceleración de empresas, promovido por la Escuela de Organización Industrial (EOI) y el Ayuntamiento de Mairena del Alcor (Sevilla), y que está cofinanciado con fondos FEDER europeos. ¿En qué medida te ha ayudado con este proyecto y qué competencias te ha aportado?

Iniciativas como los programas de aceleración de empresas de la Escuela de Organización Industrial son muy importantes para los emprendedores ya que nos permite contar con el apoyo de profesionales que nos asesoran en multitud de cuestiones en las que la mayoría de nosotros, en nuestros comienzos, no estamos versados, y que son de vital importancia para poner en marcha nuestros proyectos. Es muy importante conocer la visión que tienen del proyecto distintos profesionales con experiencia en el emprendimiento.

– Tu empresa en realidad se llama KodigoSolutions, creo que la llevas tú sólo ayudado de colaboradores. Pero esta cerradura de alta seguridad no es ni mucho menos tu único proyecto. ¿Qué otros productos has patentado ya y cuáles de los que tienes en desarrollo nos puedes contar?

He patentado y registrado otros proyectos que abarcan sectores muy diversos, y algunos de ellos también se encuentran en fase de búsqueda de la inversión necesaria para ponerlos en marcha. Entre ellos se encuentra KodigoPackaging, que es una colección de Envases y Soportes de Envases con funcionalidades de las que carecen otros existentes en el mercado, y que están especialmente diseñados para restaurantes de servicio rápido, take away, venta en la calle en stands y venta en instalaciones relacionadas con el ocio como recintos deportivos o parques de atracciones.

También he elaborado varios guiones de ficción, entre ellos el guión de una película en la que se narran un idealizado origen arcaico del Dispositivo Criptográfico, y por ende del mecanismo de la cerradura.

Y por último he desarrollado dos juegos, que tienen su versión virtual y física. Por un lado, un Puzzle Alfanumérico Kodigo que propicia el desarrollo de la agilidad mental y el aprendizaje, y KodigoDivernética, un juego diseñado tanto para la formación como para el entretenimiento, que consiste en superar, a modo de gincana, retos encadenados que una vez superados proporcionan otros o conducen hasta la fase final.


Ramón Lobo: “En un conflicto, si vas desde los prejuicios, desde el primermundismo, no vas a ver muchas historias”

Otro oficio en el que la zona de confort suele brillar por su ausencia es el reporterismo de guerra. Periodistas que muchas veces se juegan la vida y se adentran en un conflicto hasta lo más profundo para dar a conocer o, al menos acercar a los ciudadanos, realidades tan duras como las que actualmente se viven en lugares tan lejanos en un mapa como Siria, Palestina o Iraq. Y si hoy en día hay un referente para los corresponsales de guerra españoles, ése podría ser Ramón Lobo. Habló, entre otros asuntos, de cómo convivir con el miedo y de la la vuelta a nuestro área de seguridad, en el curso organizado por EOI en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander bajo el título “Aprende a salir de tu zona de confort”.

¿El periodista de guerra tiene alguna zona de confort mientras está cubriendo un conflicto?

Sí, en el momento en que has mandado la crónica ya te quitas el peso de encima y sí, hay momentos de relajación en donde estás con los amigos, te diviertes, cuentas historias y preparas las historias del día siguiente.

Pero también hay muchos casos en los que ni en el hotel hay relajación y puedes estar mandando la crónica desde tu habitación mientras, por ejemplo, te está apuntando un francotirador…

Sí, a veces estás en hoteles, a veces estás en casas, a veces estás en misiones con Los Padres Blancos en Libia… Un poco tu trabajo es mandar la crónica, entonces todo está enfocado a esto, entonces cuando tú ya has conseguido terminarla es como si hubieras cumplido tu misión. Naturalmente compartes el peligro que pueda tener el resto de la gente… Tú estás sometido al mismo peligro de los demás y si vas por la calle te pueden disparar o matar igual que a los demás, pero tú te acabas metiendo en esa historia, pero tu tensión diaria es encontrar historias que merezcan la pena ser contadas, escribirlas bien y mandarlas.

¿Cómo se supera el miedo cuando convives con el peligro?

Asumiendo que lo tienes cuando te llega… y tratar de mantener la cabeza porque muchas veces si corres en dirección contraria pues te equivocas. A mí me pasó una vez en Haití que estaba disparando todo el mundo, estaba con Maruja Torres, entonces ella cruzó, se metió en el coche, arrancó y dije “bueno, supongo que me esperarán”. Yo me quedé quieto en una columna y entonces me dijo un haitiano “move, move, move!” y pensé espérate, primero tengo que saber quién dispara y en qué dirección para saber hacia dónde tengo que correr. Cuando me di cuenta quiénes estaban disparando y en qué dirección, corrí en la contraria… Si no, corres hacia ellos y cometes un error.

Has comparado al reportero de guerra con un actor, en el sentido de que tienes que estar vacío…

Tienes que estar vacío de tus prejuicios, de ti. Es decir, tú a lo que vas ahí es a escuchar las historias de los demás, tú lo que tienes que contar en tus crónicas son las historias de los demás, no tienes que contar cómo estás tú. Si te han disparado o no te han disparado no le interesa al lector. Al lector le interesa lo que le está pasando a la gente pero si vas desde los prejuicios, desde el ‘primermundismo’, no vas a ver muchas historias. En cambio, si consigues vaciarte, pues podrás llenarte de esas historias.

Es un poco como el actor, evidentemente si tienes una formación es mejor, pero si a veces tienes demasiada formación tú ves al personaje que vas a interpretar desde un elemento mental… Tu interpretación puede ser fantástica pero será fría. Pero si eres capaz de vaciarte de ti y entrar desde las emociones en el personaje, tú consigues transmitir emoción. Un poco también el trabajo del periodista creo que es transmitir emoción, pero no la tuya, sino la de ellos.

Empatía pero distancia…

Total, la empatía es fundamental. Si no tienes empatía dedícate a otra cosa.

Y has hablado de la vuelta, que lleva tiempo asimilarlo todo, como cualquier experiencia fuerte

Sí, depende de los viajes. Hay viajes que se procesan fácilmente, hay otros que se procesan de forma más difícil y hay otros que no se terminan de procesar nunca.

¿Tienes alguno de estos últimos?

Han pasado ya muchos años, hay historias que duelen, sobre todo en los Balcanes. Gente que me hubiera gustado que hubiera sobrevivido… Y después están las historias de los amigos a los que matan. Parte de los distintos periodistas españoles que han matado, de ellos, tres eran muy amigos: Julio Fuentes, Miguel Gil y Ricardo Ortega. Entonces sí, tienes la ausencia muy presente.


Juan Antonio Corbalán: “muchos jugadores no tienen la visión necesaria para saber que el futuro siempre será más difícil que lo que tienen”

Otro ámbito en el que la zona de confort parece siempre lejana, es el del deporte profesional. Son bastantes los casos de deportistas que no han sabido manejar sus vidas tras su retirada de la competición o después de ver frustradas sus espectativas deportivas por una lesión o porque, simplemente, a veces los resultados esperados no llegan. De todo ello hemos hablado, en el curso de verano “Atrévete a salir de tu zona de confort” que EOI ha organizado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, con el ex jugador de baloncesto Juan Antonio Corbalán, que perteneció a la selección medallista de plata en los JJOO de Los Ángeles 84.

En la vida del deportista profesional en activo, se suele salir bastante habitualmente de la zona de confort…

Es una vida engañosa, es una especie de falso paraíso donde el hecho de ganar muchísimo dinero, como sucede en el mundo del deporte, pues parece que tapa el resto de las miserias. Pero si quitáramos el dinero de en medio, que yo sé que es muy difícil quitarlo, pues te darías cuenta de que las miserias, los éxitos, los fracasos y las pasiones de los equipos obedecen exactamente a las mismas dinámicas que en cualquier otro colectivo.

Hemos visto muchos casos, como recientemente el de Yago Lamela, en los que la vida del deportista no sabemos si es más dura durante o después de su carrera. Entonces, cuándo se sale de verdad de la zona de confort en la vida de un deportista, ¿mientras está en activo o cuando lo deja?

Mientras estás en activo es una vida de exigencia, difícil (el deporte es una actividad que es muy precoz), es muy rápida y es muy cruel en muchas de sus manifestaciones. está absolutamente jerarquizada dentro de los equipos y además está jerarquizada por la fisiología. Es decir, que del jugador que vas a encontrar enfrente, el más fuerte te va a matar, seguro… antes o después, pero te va a matar. Tienes que buscar tus capacidades para poder compensar todo eso. Pero eso forma parte del juego.

Sin embargo, la vida es siempre mucho más dura que el deporte, porque además la vida a la que vamos casi nunca la percibimos, no nos podemos adelantar al futuro, y eso es lo que conforma que muchos de los deportistas de élite, o artistas, o personas que han vivido espacios o vidas muy efímeras y muy espectaculares, hayan sido incapaces de elaborar unos recursos para el futuro, para también tener la capacidad de poder jugar con menos recursos. Y eso es lo que hace que muchos de esos jugadores no sepan observar la realidad en la que están, no sepan darse cuenta de que eso es finito, de que eso acabará y sobre todo no sepan tener esa pequeña visión para saber que el futuro siempre será mucho más difícil que lo que tienen.

Es decir, que deben prepararse desde un primer momento para cuando eso no esté…

Efectivamente. Yo siempre digo que en la vida de un deportista, la etapa del deporte arde como arde una hoja de papel y sin embargo, la vida arde como un rescoldo de una hoguera de una chimenea. Pues en la vida, ojalá que haya muchas hojas de papel para que todo sea fantástico, pero tienes que ir haciendo rescoldos que te mantengan el sentido del resto de la vida.

Eso tiene que ver con lo que has hablado en tu ponencia, que es el autoestima, el autoliderazgo. ¿Pero dónde son más necesarios estos dos elementos en un deporte de equipo o en un deporte individual?

Es más difícil en el deporte individual, mucho más difícil porque no tienes elementos de contraste. En los deportes de equipo, el resto del grupo si está conformado por gente normal, son como una especie de universidad, de elementos que te permiten compartir las cosas, socializar tu experiencia, y eso es una ayuda enorme. El deportista individual, el atleta, el tenista, el golfista, vive una realidad muy dura porque, si bien en el éxito todo está lleno de gente que se acerca a ti y que quiere estar en esa foto contigo, el fracaso hay que vivirlo en la soledad más absoluta. Y, o aprendes a relativizar ese poco espacio que queda entre el éxito y el fracaso, o vas a ser antes o después víctima de cualquier fracaso por mínimo que sea, porque va a afectarte enormemente a no ser que seas un superhombre o una supermujer.

Y en cualquier caso siempre tener esa actitud que tú decías de no pensar “vamos a ganar” que es el objetivo en sí, sino decir “voy a hacerlo lo mejor posible, por lo menos me lo voy a dejar todo” por mí, por mi autoestima y por el equipo en el caso de que sea un deporte de equipo…

Y por tu gente, o tu familia, tus vecinos, la gente que te quiere… En el mundo del deporte se pueden visualizar muy bien las cosas pero no es distinto a la vida. Cuando nosotros hacemos las cosas, no todas las haces por ti, las hacemos porque hay gente (tus padres, tu familia, tus hijos, tu mujer) que se va a alegrar de que tú seas capaz de hacer todas esas cosas. Eso es a lo que yo llamo trascendencia de las cosas que hacemos. No tiene que ser algo muy importante o que tú seas Vicente Ferrer, puedes hacer cosas mucho más pequeñas pero son muy importantes para alguien, o porque las sufren directamente, o porque se benefician de ellas por la alegría que supone que lo hagas tú. Por eso la calidad es un elemento que siempre va unido a un criterio de valorar las cosas que haces. Y tú luego sabes que tienes muchos nichos de mejora. Pero lo que hagas, aunque sea muy básico, hazlo bien. Y eso sólo se puede hacer desde la humildad, desde la gente que está aprendiendo constantemente y desde la gente que es capaz de, además de aprender, tiene generosidad para aportarle a los demás.


Almudena Rodríguez Tarodo, emprendedora y directora de THE PEOPLE Brand Institute “La presión social es tanta que no nos permite arriesgar”

Dentro del curso de verano “Atrévete a salir de tu zona de confort” que EOI organizó en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, también tuvo un lugar destacado el entorno. Este factor puede resultar decisivo a la hora de arriesgar y salir de nuestra zona de confort, ya sea para dar ese paso o para echarse atrás. De ello habló, antes de conceder esta entrevista, Almudena Rodríguez Tarodo, socia directora de THE PEOPLE Brand Institute, quien tras repasar su amplia trayectoria profesional como alta directiva, reconoció que apostó por el camino emprendedor ya que, según sus palabras, “elegí la libertad a la gloria”.

¿Estás de acuerdo con quienes afirman que una mujer que es alta directiva de una empresa no tiene zona de confort?

Es una generalización muy grande como para sacar esa conclusión. Pero sí te diría que tiene muchos más campos abiertos de donde pueden venirle la falta de confort porque sigue siendo la responsable en casi la mayoría de las familias de la estabilidad o el cuidado de la familia. Y compatibilizar eso con una gran responsabilidad profesional, cuando en las dos es al 100%, es prácticamente imposible.

En aquellas familias en las que está más equilibrado, se reduce esa falta de confort, porque quieras que no, las mujeres (la mayoría) han sido educadas para asegurarse de que mantienen la estabilidad o el confort familiar. Entonces, eso de ser superwoman en todos los ámbitos, genera mucha falta de confort porque no hay forma de “ser un 10” en todos los ámbitos personales y profesionales.

Y en ese proceso, ¿quién tiene que salir de la zona de confort, la mujer o el hombre? Porque el hombre de alguna manera también tiene que asumir unos nuevos roles o una nueva situación.

Hay conquistas que muchos hombres están haciendo y que les llenan de satisfacción. No sólo entrar a asumir una serie de tareas incómodas, sino muchas tareas que son muy satisfactorias como es el poder ejercer la paternidad, el poder elegir también que las carreras no sean siempre hacia arriba… sino que puedan alternarse el hombre y la mujer con quien asume mayor peso familiar y mayor peso profesional apoyándose el uno en el otro. Entonces, es a veces entrar en un área de confort para el hombre, porque tiene muchos beneficios el conquistar el mundo de la familia, el mundo de la casa, que antes estaba vetado y ahora empieza a verse como algo legítimo y disfrutable.

Eres una mujer emprendedora y has dicho en tu intervención que caerse no es una deshonra, sino que es un sinónimo de que al menos se ha intentado. ¿Por qué no se tolera el fracaso o el error?

Yo creo que está condicionado porque somos una sociedad muy familiar donde lo que te ocurre a ti impacta en todo tu entorno familiar y no nos podemos desvincular de ese siempre estar respondiendo al máximo nivel para lo que dicen o esperan en tu familia. Eso, y sabiendo muchas otras cosas de la sociedad americana, que son muy cuestionables, el ser una comunidad familiar tiene muchos beneficios. Pero uno de los (para mí) errores que tiene, es que la presión social es tanta, que no nos permite arriesgar, que no nos permite salir y probar cosas nuevas, que tenemos excesivo sentido del ridículo… Que por no quedar mal no lo intentamos, y si tú no lo intentas es imposible que puedas triunfar. Ése es uno de los pilares de la sociedad americana que, como digo, tiene otras muchas cosas de las que podrían aprender de nosotros. Pero ese no miedo al ridículo, ese entender el fracaso como parte del éxito, es lo que les ha llevado a estar donde están. Y si nosotros nos relajáramos, tendríamos mucho más ganado.

Eso pasa por creer en uno mismo, que es fundamental…

Pasa por creer en uno mismo y por saber que para triunfar tienes que acumular fracasos. No se puede triunfar siempre y para llegar a algo eso pasa por caerte y volverte a levantar.


Fernando Jáuregui: “Cuando se es emprendedor, se es emprendedor ya para siempre”

Otra de las personas que pasaron por el curso de verano “Atrévete a salir de tu zona de confort” que EOI organizó en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, fue el periodista Fernando Jáuregui. Tras una dilatada trayectoria profesional decidió que era el momento de emprender su propio camino y fundó el grupo Diario Crítico. Hoy compagina esta labor con la promoción del emprendimiento a través de iniciativas como “Emprendedores 2020” o la publicación de libros en los que emprendedores cuentan sus éxitos… pero también sus fracasos y cómo se puede aprender de ellos.

Llevas bastante tiempo tratando con emprendedores. Ellos son todo un ejemplo en salir de la zona de confort

Los emprendedores son el ejemplo de salir de la zona de confort evidentemente. Inluso, aunque algunos de ellos no hayan estado nunca en esa zona de confort, o incluso, aunque hayan sido expulsados de esa zona de confort. Es decir, que yo diría que hay tres clases: los que salen por su propia voluntad porque se sienten emprendedores, los que no han estado nunca en zona de confort y eligen ser emprendedores y los que son expulsados de su zona de confort. En cualquiera de los tres casos son emprendedores.

Lo que he conocido de los emprendedores, los de la clase más especial que de verdad son emprendedores anímicamente, son gente que son distintos, no sé si mejores o peores, son distintos. Son gente que la palabra vacaciones no sabe si se escribe con B o con V porque no las disfrutan, a la familia son capaces de sacrificarla hasta extremos inconcebibles… y ellos mismos también. Son personas a las que no les importa ni la política, ni la vida sindical, ni siquiera la vida colectiva de alguna manera, ni el ocio convencional. Son gente que está persiguiendo su sueño que es crear una empresa. Y ya está, punto. Están en eso y no están en otra cosa.

Se habla mucho de animar a la gente a ser emprendedora. Pero, en realidad, ¿hay que animar a alguien a que sea emprendedor o el que es emprendedor no necesita que le anime nadie porque lo tiene muy claro?

Todo depende, claro. A veces tú ves la luz y otras veces pues te la enseñan. Yo no hubiese sido nunca periodista si el cura del colegio no me hubiese dicho “hombre pero tú serías un buen periodista”. A mí no se me hubiera ocurrido nunca ni en mi entorno familiar, ni en mi entorno social, ni en mi entorno de amigos, nada. Nunca se me había ocurrido ser periodista. Entonces, vino alguien, una voz, que me dijo levántate y anda… Y me levanté y anduve.

Es decir, que ante la pregunta de si el emprendedor nace o se hace, sería que el emprendedor se va haciendo.

Se va haciendo. Todos nos vamos haciendo. Todos somos hijos de nuestra biografía y no hay una biografía que te induzca o que te condene a ser una cosa u otra. Decía Goethe que el destino no está en las estrellas ni en la inteligencia, sino en el carácter. Y yo soy de los que cree que te vas forjando tu propio carácter, que no existe un carácter inmutable que te sea impuesto por unos genes. Entonces, naturalmente, te lo vas haciendo.

En tu ponencia has citado a Einstein diciendo que de éxito se puede morir pero del fracaso hay que aprender…

De los fracasos se aprende siempre, salvo que no te alcance y no quieras aprender del fracaso, pero del fracaso se aprende siempre. Lo de que se puede morir de éxito es una frase que luego adaptó Felipe González, que tenía mucha razón. Decía a veces se puede morir del éxito, no. Siempre se muere del éxito, porque te ensoberbece  y te hace ver que has llegado a la meta… Y nunca has llegado a la meta. En cambio el fracaso te hace saber que tienes que empezar otra vez. De hecho nosotros, en el libro “¿Puedo montar mi propia empresa?” de los 200 casos sabemos que algunos han fracasado ya. Pero todos han vuelto a intentarlo o están volviendo a intentarlo, todos.

Es el método científico de prueba y error.

Sino qué, te conduce a la inoperancia. Ya que te lanzas a emprender, como decía Picasso, “cuando se es joven, se es joven para toda la vida”. Pues aquí, cuando se es emprendedor, se es emprendedor ya para siempre.


Cristina Sánchez: “Mi fiel aliado fue el toro. Yo tenía que demostrárselo al toro, no a los compañeros”

Si hay una vida en la que la que no parece existir una zona de confort clara, ésa es la del torero. Sobre todo, cuando quien sale al ruedo y se expone delante de un toro es una mujer. Por eso, y porque con sus éxitos también obligó a este sector a salir de su tradicional zona de confort, EOI contó con Cristina Sánchez en el curso “Atrévete a salir de tu zona de confort” en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander. En este caso, habló de algo fundamental en una profesión como la de matador de toros: cómo salir de la zona de confort cuando la que manda es la pasión.

¿En el toreo hay zona de confort?

La zona de confort empieza por hacer lo que te gusta. Pero, una vez que has entrado en esa zona de confort, descubres que hay que estar saliendo constantemente de ella… Si te instalas, mueres. Entonces, se puede decir que hay zona de confort al realizar lo que tú deseas, lo que tú sientes, esa pasión de la que tanto hemos hablado. Pero constantemente te obliga a salir de la zona de confort si quieres desarrollar la profesión con éxito.

Saliste de la zona de confort, cuando dijiste que querías ser torero… Pero al hacer eso, y siendo mujer, obligaste también al sector a salir de su zona de confort sin darse cuenta.

Sí porque al final tienen que admitir algo que para ellos es impensable. El romper barreras es precisamente eso, descolocas a la gente y tienen que reubicarse en esa zona otra vez y decir bueno, ahora tengo que compartir mi zona de confort con un personaje que no pertenecía a mi zona. Eso es lo que cuesta replantearse al hombre, por lo menos el sistema que está establecido.

¿Ese fue tu principal problema?

Fue uno pero no el principal. Ese lo sorteé porque, como yo siempre digo, mi fiel aliado fue el toro. Yo tenía que demostrárselo al toro, no a los compañeros. A ellos les “callaba la boca” demostrándoselo al toro. Yo no tenía que luchar con el hombre, tenía que luchar con el toro. Y esa lucha no pasaba por la fuerza ni mucho menos, pasaba por el arte, mi capacidad de desarrollo y decisión… y eso lo puede hacer igual un hombre o una mujer, porque a fuerza siempre hubiera ganado el toro, a un hombre y a una mujer, pero para eso está la inteligencia del hombre… Del hombre y de la mujer en este caso. Por eso llegué donde llegué, porque mi fiel aliado sin corromper era el toro.

Siempre tiene que haber alguien que abra camino. En este caso te tocó a ti, pero detrás vienen más. ¿Qué consejo les darías?

Eso espero. Desde que yo lo dejé en el año 96, hay chicas que lo están intentando, que están ahí, pero no salen porque es muy complicado, tanto para un hombre como para una mujer. Es difícil llegar a una carrera de éxito como la que yo tuve, como en el fútbol o el baloncesto. Tantos son los que empiezan y tan pocos los de la élite, los cracks… Pero sobre todo les diría que tienen que entregar su vida al toro y es muy difícil. Hay que entregar la vida a algo, se dice pero no se hace. Si la entregan de verdad, yo creo que se puede conseguir. Lo que pasa es que es duro, llega un momento en que dices no me compensa. Y eso es lo que pasa, lo que le pasa a las mujeres y muchas veces a los hombres…

Que las cicatrices duelen

Sí, que las cicatrices duelen, el entrenamiento diario de lunes a domingo duele y mucho, el venir de torear no salir las cosas y entrenar… Eso duele y ese desánimo hay que saberlo compensar y saltar. Y en muchos casos no se hace.


Ángel Expósito: “Las profesiones que más lecciones damos de cuál tendría que ser el futuro somos las más conservadoras”

El pasado mes de junio, EOI organizó en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, el curso de verano “Atrévete a salir de tu zona de confort”. A través de cinco sesiones repartidas en tres días, diferentes personalidades y figuras públicas de muy diversos ámbitos analizaron qué es lo que muchas veces nos paraliza a la hora de abandonar nuestro espacio de seguridad y cópmo vencer esos miedos.

El primero de ellos fue el periodista Ángel Expósito, de una larga trayectoria en los medios de comunicación,en la que, por ejemplo, ha dirigido la agencia Europa Press y el diario ABC. Actualmente es coordinador de informativos de la Cadena COPE y presentador de La Mañana de COPE y nos concedió esta entrevista en la que también da un repaso a la situación y el estado de salud actual del periodismo.

Aquí hemos venido a hablar de salir de la zona de confort. Tu ámbito es el periodismo… ¿Sale mucho el periodismo de la zona de confort últimamente?

A la fuerza. Yo creo que el periodismo y la comunicación, por decirlo así, se encuentran en una enorme crisis de la que vamos a salir… Y eso supone salir de nuestra zona de confort. Esa crisis tiene tres o cuatro elementos, todos a la vez, que hacen que sea especialmente explosiva. Una, una revolución tecnológica que no habíamos conocido desde el siglo XV. Dos, un cambio en el cliente, en el receptor de la información, que antes la cogía al periódico, la tele o la radio, y ahora la va a coger por otros muchos medios también digitales. Tres, una revolución empresarial del modelo de negocio si es que queda negocio y queda modelo. Y por último, todo ello, siendo el último de los sectores a reconvertirse, en el peor momento y sin un puñetero duro.

Si metes esos cuatro elementos en una coctelera, te sale una tormenta perfecta que te obliga no sé si a salir de la zona de confort, pero a la revolución total del sector y del oficio.

¿Crees que el periodista, sobre todo el que acaba de salir de la facultad, está dispuesto a ese plus, a hacer ese giro?

Por partes. El que acabe de salir de la facultad seguramente sí. El problema está en que los que estamos en el puesto nos resistimos enormemente. No sé si por periodistas o por españoles, pero tenemos un enorme miedo, sino pavor, al cambio… enorme. Y si el cambio es a salir de la zona de confort, el miedo ya se traduce en pánico, en una resistencia y en “pies en pare que de aquí no me mueve nadie”… Hasta que la pared te aplaste y te rompa las piernas.

Esto es como en las películas en las que te van aplastando, te pones con la espalda en la pared para sujetar la plancha. La plancha te arrolla y te destroza las piernas.

¿Pero esto no es un poco contradictorio con el ejercicio de esta profesión?

Sí, pero es así. Seamos sinceros; tenemos un enorme complejo y un enorme miedo. Las profesiones que, en teoría mayores lecciones dan de ética, pues son a lo mejor las que a lo mejor menos ética cumplen. Las profesiones que más lecciones damos de cuál tendría que ser el futuro y cuál tendría que ser la evolución, somos los más conservadores en el fondo… Deberíamos hacérnoslo mirar.

En el curso empezamos hablando de cuando manda la razón, empezamos con un periodista, contigo, y acabamos con otro periodista hablando de cuando manda el miedo. ¿Qué manda más?

Pues no tiene por qué ser contradictorio ni por qué mandar una cosa más que la otra. Lo ideal sería hacer estas cosas de manera razonada, de manera sensata, de manera científica. Pero es cierto que el miedo y hasta el afán de la supervivencia, pues a lo mejor mandan a la vez. Mientras mande algo y mientras afrontemos el cambio… Es que son dos situaciones extremas: por un lado periodistas de guerra que han vivido el miedo literal y otros que a lo mejor hemos estado en situaciones complicadas, pero hemos vivido de manera más cómoda. Yo no pondría una cosa por encima de la otra. Lo importante es que el tsunami es imparable. El tsunami es de cambio y de revolución social en todos los sentidos, y de cambio de modelo. Si los periodistas nos resistimos, pues peor para nosotros.


“Antes tardábamos un año en desarrollar un servicio innovador. Ahora hemos creado un producto mínimo viable y ofertamos al cliente lo que quiere”

Los ingredientes de esta aventura emprendedora son la innovación y la experiencia de cliente. Y el resultado, que está dando mucho que hablar, es una innovación única en España para dar validez a los correos electrónicos como prueba judicial. Hablamos de dos emprendedoras andaluzas, madre e hija, quienes con su empresa DConfianza, han participado en Impulsotec, el programa de impulso tecnológico e innovación para las pymes promovido por el Ayuntamiento de Tomares (Sevilla) y la Escuela de Organización Industrial. Hablamos de este proyecto y de su proceso de aprendizaje con Mª Ángeles Ojeda, la hija de esta familia de emprendedoras.

– Has participado en el programa Impulsotec, desarrollado por EOI en Tomares (Sevilla), con fondos FEDER europeos. ¿Qué competencias o conocimientos te ha proporcionado este curso y en qué te ha ayudado?

Me ha ayudado a ponerme en la piel del cliente al que le ofrezco mis servicios, he aprendido técnicas y herramientas que me ayudaban a pensar en que problemas tienen mis clientes y la solución que les planteo. Es decir, que he dejado de ser una miope sobre mi producto.

También he aprendido a optimizar recursos, a trabajar mis miedos, limitaciones y prejuicios. He conocido herramientas para resolver problemas (design thinking, innovación frugal), diseñar servicios e innovar, que son utilizadas por las grandes marcas. Pero si no hubiera estado en Impulsotec en algunos aspectos seguiría siendo como un pollo sin cabeza, trabajando muy duro pero sin ninguna dirección y sin saber cómo medir los resultados.

Aplicar la innovación frugal ha sido vital, porque hemos creado una innovación y ya se está testando en el mercado y mejorando. En el pasado tardábamos un año en desarrollar cualquier servicio innovador, dedicábamos muchos recursos, mal atendíamos a los clientes porque había recurso dirigidos a algo que no era productivo y no se sabía si sería comercial. Pero ahora hemos creado un producto mínimo viable, lo hemos testado y podemos ofertar al cliente lo que quiere y tal y como lo ha demandado derivado de su propia experiencia.

Mª Ángeles Ojeda, gerente de DConfianza

 

– ¿Habías pensado en emprender antes de realizar este curso, o ha sido a raíz de ello que os habéis lanzado?

Llevábamos años emprendiendo, pensando que no alcanzábamos los resultados esperados porque éramos demasiados innovadores. Pero era porque no estábamos organizados para dar una experiencia satisfactoria al cliente, los recursos estaban saturados y no éramos capaces de invertir en lo que necesitábamos. Desconocíamos concretamente cómo se caracterizaban los recursos que precisábamos para ser más eficientes, así que o no contratábamos adecuadamente o no nos atrevíamos porque desconocíamos si sería adecuado. Este curso nos va a ayudar a consolidarnos como una empresa y a crecer, hemos aprendido como implantar recursos que nos hagan más eficientes y no sólo eficaces, sabemos cuáles son las características de lo que necesitamos, hemos perdido los miedos y nos ha permitido sentirnos capaces de emprender los proyectos más innovadores.

– El producto lo has desarrollado con tu madre y podría definirse como una innovación para dar validez a los emails como prueba judicial. Explícanos un poco más en qué consiste.

Es muy simple, en el pasado desarrollábamos servicios y productos muy complejos, como una app que convierte los SMS en notificaciones fehacientes. Plataformas que eran lo que percibíamos técnicamente, que daba la solución a la eliminación de los vicios legales en que pueden incurrir las comunicaciones electrónicas.

Pero como mi madre estaba en la empresa, nos encontrábamos que era muy difícil que una socia utilizara esos servicios. Paradójicamente ella había estado en la gestación e incluso había aportado alguna solución cuando entendía el problema que queríamos solucionar técnico y jurídico. Pero le costaba usar el servicio y a los clientes les pasaba lo mismo. Entonces nos dimos cuenta que teníamos la suerte de que una socia, muy implicada, fuera exactamente del mismo perfil que la mayoría de los clientes a los que nos dirigíamos. Ella, como todos nuestros clientes, quería usar los correos para comunicarse y que pudiera ser una prueba con valor jurídico. Se quejaban de lo incómodo que eran los métodos tradicionales como el Burofax y, sobre todo, nos dejó claro: que si tenía que instalarse algo le daba mucha inseguridad. Para ella era vital poder usar las cuentas de correo que tenía y que estaba más acostumbrada, las PYMES a las que nos dirigíamos nos manifestaban lo mismo. Así que sobre esa solicitud, buscamos un sistema, para que desde cualquier cuenta de correo del cliente se pudiera certificar.

– ¿Y cómo funciona exactamente?

Cuando el cliente se da de alta en nuestro sistema, se le genera un código exclusivo que en función de las necesidades que él manifieste, tiene unas limitaciones temporales o de espacio, de número de correos que se pueden certificar. Todo eso lo tenemos automatizado en la plataforma, así que el cliente sólo se tiene que preocupar de escribir su email o subir su archivo al Registro de Derechos de autor, incluir el código en el asunto y enviar el correo al receptor y al tercero. Es un gesto familiar para él, que activa la maquinaria de constitución de prueba de ese email o archivo registrado en el servicio de tercero de confianza

– ¿Por qué es una innovación única en España?

Porque los otros competidores tienen grandes plataformas o software que debes instalarte en tu ordenador. Las grandes empresas se pueden permitir integrar una plataforma o un software con su ERP, tienen muchos recursos y pueden destinar horas de formación para aprender a usarlo, además tienen varias cuentas corporativas y pueden dedicar una para certificar las comunicaciones, pero eso no se adaptaba a las necesidades de los usuarios finales y las PYMES. Además, esos sistemas son difícil de usar con las cuentas de correo web como Gmail, Yahoo o Hotmail y el código permite usarlo en cualquier cuenta corporativa de correo, cuenta web y desde cualquier dispositivo y lugar.

Y somos la única empresa que aplica el uso del tercero de confianza para la protección de los derechos de autor desde el momento de la idea permitiendo tener una prueba que relacione la autoría antes de poder registrarla en el Registro de la Propiedad Intelectual e Industrial y utiliza los servicios notariales dándole un doble valor. Permitimos disfrutar de la protección del diseño no registrado y podemos evitar el plagio, porque se puede demostrar a quien se envío, por ejemplo.

Somos innovadores por nuestro público objetivo. Por ejemplo en Derechos de Autor, un escritor o creador novel, abstraído en su obra, sólo quiere demostrar que es suya pero no se va a gastar dinero en software ni va a aprender a usar nada, sólo quiere crear y sentirse seguro.

– De esto, precisamente, quería preguntarte. Porque también ofrecéis la certificación digital de derechos de autor ante notario.

Es un nodo independiente de la comunicación electrónica que actúa como un testigo cualificado, y al eliminar vicios legales y perpetuar un correo electrónico y sus archivos adjuntos demuestra que se produjo en un momento puntual del tiempo. Pero hemos ido más allá y damos un doble valor a la pruebas que certificamos evitando su alteración o pérrdida por tener una doble custodia, digital y notarial. Además esto ayudaba a que el notario pueda protocolizar dando fe de algo que paso en un momento posterior en el tiempo al momento del acta (un notario solo protocoliza o eleva en público en la fecha en que se produce el acta notarial y necesita estar presencialmente).

Eso se complementa con nosotros, mediante el fechado electrónico certificamos desde el momento del envío del correo o el registro de la obra. La combinación de los servicios notariales oferta más garantías,  ayuda a aquellos desarrolladores o creadores que no pueden patentar porque harían públicos los detalles de su innovación. Pueden optar por la fórmula del secreto pero teniendo un certificado privado de que esa obra es suya y si fuera necesario en caso de plagio llegar a un acta notarial, darle un valor internacional y poder emprender las acciones de reclamaciones pertinentes en caso de vulneración de sus derechos de propiedad sobre su obra.

– No sé si nos puedes ilustrar con un ejemplo práctico cómo funciona este servicio.

Es parecido al sistema de cajas fuerte de la fórmula de la Coca Cola, sólo que si un espía industrial roba la fórmula, ¿cómo puedes reclamar los daños y perjuicio y demuestras que ésa es la famosa fórmula secreta y no otra? Si estuviera certificada se puede demostrar la propiedad y la autoría y sería el certificado que emitimos lo que estaría en la caja fuerte. En cambio, lo que estaría en custodia, seguro y bien encriptado, es el archivo que se subió con la fórmula original y sólo en caso de plagio se usaría para defenderse. Aunque esa fórmula se inventó hace 200 años y el sistema de guardarla bajo llave era lo único que había, ahora se puede certificar y acreditar la autoría con nosotros.

– ¿Crees que la innovación está lo suficientemente implantada en el ámbito judicial?

El desconocimiento de la existencia de los terceros de confianza limita la implantación. También el carácter disuasorio de las pruebas certificadas. Me refiero a que cuando surge un conflicto y se evidencia entre las dos partes que existen unos emails sin vicios legales y que no se pueden anular, esto fomenta que se llegue a acuerdos sin tener que iniciar litigios. Cada vez hay más sentencias que generan jurisprudencia y experiencia de uso  en el ámbito judicial. Pero además tenemos una enorme legislación que avala la admisión de los correos electrónicos, sólo que deben ser correos que no puedan tener vicios como la manipulación, o garantizar que se envió y/o se recibió, el contenido que tenía, etc. Y eso sólo se puede hacer con un correo electrónico certificado por un tercero de confianza.


“Con las nuevas tecnologías se abren nuevas posibilidades para generar iniciativas sobre grandes eventos”

La idea, ciertamente, resulta sencilla: nuevas tecnologías y un gran evento deportivo, puntual, que van de la mano. Y el resultado de todo ello es una nueva aplicación móvil que nació con los días y las horas contadas, pues se centra en la gran cita del Sevilla en la final de la Europa League. Se llama ‘RoadToTurin’ y su objetivo es facilitar el viaje y la estancia en la ciudad italiana a los seguidores del Sevilla que acudan a animar a su equipo.

Una nueva app gestada en uno de los proyectos que la Escuela de Organización Industrial desarrolla con fondos FEDER europeos. En este caso, se trata de Impulsotec, un programa de impulso tecnológico e innovación para las pymes promovido por el Ayuntamiento de Tomares (Sevilla) y por EOI. Y los emprendedores protagonistas de esta historia son dos de sus participantes. Ambos son ingenieros informáticos y, a caballo entre EEUU y Sevilla, han creado ‘RoadToTurin’ por medio de su empresa Performance Wearables. Se llaman Daniel Gabella y Sergio Navacerrada y con el primero de ellos hemos hablado de esta historia de éxito.

Daniel, has participado en el programa Impulsotec desarrollado por EOI en Tomares (Sevilla), con fondos FEDER europeos. ¿Qué competencias o conocimientos te ha proporcionado este curso que te han ayudado a la hora de lanzar esta aplicación?

Me ha proporcionado interesantes conocimientos teóricos y su aplicación práctica y apoyo a la  difusión del proyecto. Además estos conocimientos me han permitido una mayor productividad en mis proyectos con la adecuación de las nuevas tecnologías, pudiendo impulsar todas las ideas iniciales convirtiéndola en proyectos reales y sacando la máximo productividad y rendimiento a ellos.

– ¿Habías pensado en emprender antes de realizar este curso, o ha sido a raíz de ello que te entró “el gusanillo” de emprender?

Hace años emprendí creando un portal universitario universidadweb.com y me pareció una magnifica experiencia. Después de un tiempo trabajando en una empresa importante del sector, y en gran parte, gracias al curso, nos animamos a emprender y crear nuestros propios proyectos.

RoadToTurin‘ es una app con información de la final de la UEFA y constituye el primer producto creado por la empresa Performance Wearables, una start‐up cuyo objetivo es la creación de productos de realidad aumentada, aplicados al marketing y el deporte. La  empresa está localizada en España y Estados Unidos, además al estar situada cerca de en un foco de innovación tan importante como Sillicon Valley nos permite nutrimos con las ideas y avances en la tecnología y nos permite el acceso al mercado USA.

– La aplicación se llama ‘RoadtoTurin’ y el objetivo es facilitar la estancia en Turín a todos los aficionados que acudan hoy a la final de la Europa League entre el Sevilla y el Benfica… ¿Qué tipo de información da o cómo ayuda a estas personas?

RoadToTurin‘ da información útil a los aficionados que se desplacen a Turín, como información de los equipos, historia, palmarés, jugadores, planos, zona de aficionados, transportes, teléfonos de interés, recomendaciones… Y todo ello de forma cómoda, al tener toda la información en el móvil.

También provee de una experiencia de realidad aumentada. Por ejemplo, puedes ver como un vídeo se proyecta sobre el escudo de tu camiseta o sobre la entrada de la final.

– Además, como es una app de muy corta vida, tiene la ventaja de que es off line…

Al operar en offline, la aplicación salva los problemas de roaming asociados a salir a otro país con el dispositivo móvil y no tener que realizar un innecesarios gasto a los aficionados que ya han hecho un desembolso grande en el viaje y la entrada, así dispone de toda la información necesario y útil sin necesidad de conexión a Internet.

La aplicación también proporciona  información de localización de puntos wifi gratis cercanos a las zonas asignadas a los aficionados del Sevilla.

– ¿Crees que este ámbito de las aplicaciones de este tipo, ligados a eventos muy puntuales (por ejemplo los deportivos), es un nicho de mercado en el que aún queda mucho por hacer para los emprendedores?

Claro que sí, siempre han sido un campo muy interesante los eventos como los deportivos como herramienta de marketing para grandes marcas. Con las nuevas tecnologías se abre nuevas posibilidades para generar iniciativas sobe estos eventos.

– ¿Y dónde podemos descargarnos esta aplicación?

La aplicación “RoadToTurin” se ecuentra disponiblee para plataforma Android y se puede descargar de forma gratuita  en Google Play Store.


Jorge Maguilla, finalista en Jumping Talent: “El talento es más una actitud que una aptitud”

Es joven, tiene 23 años, es licenciado en Derecho y acaba de ser finalista en Jumping Talent, iniciativa impulsada por Universia que identifica a los mejores talentos universitarios. Se llama Jorge Maguilla Franco, es de Sevilla y actualmente estudia el MBA Full Time en la sede de EOI Andalucía.

Una combinación de curiosidad y afán de superación personal le llevó a ser uno de los 9.658 participantes de Jumping Talent… y sus habilidades y conocimientos hicieron el resto, para ser uno de los 100 finalistas de esta iniciativa. Le gustaría desarrollar su carrera profesional en el sector del Gran Consumo, considera esencial la naturalidad y creer en uno mismo y no descarta el emprendimiento como opción de vida laboral.

Con él hemos compartido esta experiencia y las perspectivas que, para él, supone haber sido seleccionado como finalista de la segunda edición de Jumping Talent.

– Has sido uno de los 100 finalistas de Jumping Talent… ¿Qué te llevó a participar en esta iniciativa?

Me llamó la atención por la gran dimensión del proceso, tanto por el número de candidatos que se presentaban en toda España, como por la una oportunidad de llegar directamente a  las grandes empresas que participaron.  Para mí fue una prueba de superación personal.

– Supongo que el proceso habrá sido duro, porque sois muchos aspirantes y participan empresas muy importantes como Accenture, Amadeus, Bankinter, KPMG, Kyocera, Mediaset España, Mondelez International, PSA Peugeot Citroën, Sanitas y Vodafone. Pero, ¿en qué consiste ese proceso?

De todos los candidatos presentados se realizó una preselección de los curriculums donde se valoraba tanto la formación académica y experiencia profesional, como los conocimientos de idiomas y las experiencias internacionales. Posteriormente tuvimos una primera entrevista personal sobre cuestiones generales, y los seleccionados en esta fase fuimos citados en un Assessment Center. Allí realizamos dinámicas de grupo, entrevista personal y presentación en público en inglés de un plan de negocio sobre un proyecto que nos había solicitado el equipo de RRHH de Universia con anterioridad.

Tras todo este proceso, los 100 seleccionados de toda España tuvimos la oportunidad de ir a la final, celebrada en Madrid, donde pudimos conocernos, por una parte, todos los participantes y, por otro, los distintos equipos de recursos humanos de las empresas que formaban parte del proceso.

– Se ha escogido a un centenar de finalistas de un total de 9658 jóvenes. Dicho de otra forma, la competencia ha sido muy dura… ¿Cómo recibiste la noticia?

Tuve siempre la esperanza de ser uno de los seleccionados porque me esforcé mucho en todo el proceso. No obstante, fue una gran sorpresa porque todos los candidatos en el Assessment  Center con los que participé eran muy buenos.

– Actualmente eres alumno del MBA Full Time en EOI, en la sede de Sevilla. ¿Qué conocimientos y experiencia te ha aportado este master de cara a tu elección como finalista del Jumping Talent?

Además de todos los conocimientos empresariales que requieren las grandes empresas en un buen candidato, EOI me ha permitido desarrollar una gran inteligencia emocional en muchos ámbitos: comunicación, esfuerzo en entornos exigentes o trabajo en equipo. Considero estos conocimientos una de las claves que me ayudaron a diferenciarme de otros candidatos.

– Como finalista de un concurso de talentos, ¿crees que el talento se puede enseñar o aprender? O crees que lo que hay que aprender es, simplemente, a identificar el talento que cada uno puede tener para darle salida.

Creo que el talento es más una actitud que una aptitud. Los 100 candidatos que participamos en la final teníamos el mismo factor común: la proactividad. Cuando uno es proactivo desde joven aprendes a identificar el talento propio para explotar al máximo tus límites y conseguir los objetivos que te propones.

– ¿Ahora tus objetivos pasan por un contrato en alguna empresa o vas más encaminado hacia la senda del emprendimiento? Y, en cualquiera de los dos casos, ¿en qué sector te gustaría desarrollar tu carrera profesional?

Siempre he tenido una gran inquietud emprendedora y creo que puedo aprovecharla para aportar nuevas ideas dentro de una empresa, ayudando así en la adaptación a los nuevos cambios que estamos experimentando actualmente en la sociedad. Además de nuevas empresas hacen falta jóvenes que den una nueva perspectiva a las existentes.

Con respecto al segundo punto, el sector en el que quiero desarrollar mi carrera profesional, me gustaría el Gran Consumo. Mi padre es empresario y siempre se ha dedicado al trato directo con el cliente. Creo que es algo que he heredado de él y tengo buenas capacidades para ello.

–  Desde tu propia experiencia, y pensando en aquellos que estén pensando si se presentan a una iniciativa como ésta, ¿qué consejos les darías?

En primer lugar que no lo duden. Sólo participar en un proceso de estas dimensiones es una experiencia única.

Segundo, que tengan confianza en sí mismos. Para llegar a la final tienes que creer que eres capaz de ello.

Por último que sean ellos mismos. La naturalidad es algo básico en todo el proceso. Todos los finalistas que conocí en Madrid además de unos grandes talentos eran magníficas personas y aún guardamos contacto entre todos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies