“Las licencias libres han propiciado el cambio brutal de la sociedad”

Hoy traemos a este espacio las reflexiones de Javier de la Cueva, abogado, experto en temas de propiedad intelectual, redes, proyectos tecnológicos y que se dedica fundamentalmente “a divertirme con los bienes digitales”.

Para De la cueva, “todo el entorno Internet es propiedad intelectual, por un lado como algo que está dentro de Internet pero además el propio paquete o marco en el que metemos la propiedad intelectual también lo es. Así, los protocolos de Internet, que es la infraestructura, son una propiedad intelectual libre que nos regalaron los ingenieros en 1986 a través del cuerpo de documentación que son los RFC (Request for comments) donde están los protocolos de Internet y en los que dice que esta documentación se puede distribuir, difundir, y copiar libremente, con lo cual, el propio entorno de Internet es una propiedad intelectual libre”.

“Y dentro de Internet se están utilizando para la transmisión de la propiedad intelectual libre y la propiedad intelectual privativa, pero la gran arquitectura de Internet es propiedad intelectual libre” apunta.

Sobre las licencias digitales, Javier de la Cueva, profesor del Master de Economía Digital e Industrias Creativas en la Escuela de Organización Industrial señala que “las licencias libres, los RFC que he citado, han propiciado el cambio brutal de la sociedad, estamos dentro de la era digital y no se podría concebir un nuevo entorno económico sin que previamente existiera esta era digital. Ahora bien, es un entorno económico invisible porque no está dentro del PIB ya que no se puede medir en las actuales métricas económicas: cuánto vale los protocolos de Internet, cuánto vale Linux, cuánto vale los servidores de los nombres de dominio, cuánto vale la wikipedia. Sabemos lo que vale la Enciclopedia Británica porque pertenece a una empresa pero no podemos saber lo que vale la wikipedia”. Y añade “podemos hacer cálculos aproximativos en torno a cuánto vale la hora de persona colaboradora en la wikipedia. También sabemos que un país con wikipedia es mucho más rico que un país sin ella, pero cuánto”.

Los entornos generados a través de la utilización de licencias libres “no existen dentro de la métrica tradicional de la riqueza de las naciones pero son el sustento de esa riqueza. Si un país no tuviera Internet sería un país pobre. Y ahí está la riqueza del gran pro común digital del cual todos nos servimos y que nos fue regalado libremente por los ingenieros en 1986”.

¿Qué ventajas competitivas puede suponer en la gestión de la información empresarial  las licencias libres? “Al emprendedor le ofrece las ventajas de que la única limitación es su propia idea, su propio esfuerzo, su propia imaginación. Para algunos emprendedores es una ventaja y para otros es un desastre. La libertad se tiene que saber utilizar, si alguien no sabe utilizarla o incluso le ahoga o le produce vértigo no va a ser una ventaja. Hay emprendedores que buscan entornos en los que ya sepan cómo poder moverse pero otros en los que todo sea libre y todos los campos estén abiertos a la imaginación y la creatividad son más complejos para ese tipo de emprendedores. Este tipo de entorno es fantástico para gente rica en imaginación y es muy malo para aquellos que van depredando las ideas ajenas” señala De la Cueva.

La información, como objeto de nuestro trabajo, es diferente, ya la tenemos distribuida, y “está cambiando tanto a nivel del objeto como del proceso de la actividad, a través de la generación de redes, de organizaciones reticulares en las que ya no prima tanto la jerarquía sino la conexión entre los nodos que puedan tener un intercambio de información entre todos ellos. Estas organizaciones reticulares se fundamentan en otro tipo de reglas y la dispersión es mucho más importante que la concentración de información, no olvidemos que además estos sistemas permiten la intervención por parte de los clientes y usuarios en el propio producto”.

De esta manera, Javier de la Cueva considera que “las organizaciones se pueden enriquecer muchísimo de las interacciones con los usuarios. Uno de los ejemplos es el de Microsoft, que sacaba productos inacabados y eran los usuarios los que verificaban la existencia de virus. Luego de ahí surgió la posibilidad de hacer esas pruebas, no a través  los ingenieros de dentro de la empresa sino de los usuarios de fuera. Eso en su momento fue una gestión empresarial muy buena que lo que hacía era sacar productos inacabados, sin embargo ese concepto deshonesto del acabado de los productos ha sido modificado y lo que existen ahora son muchos productos en los que la interacción con los usuarios y las propias empresas está mejorando la capacidad de los productos, a pesar de tener todavía el peso encima de la obsolescencia programada, que hay que acabar con ella obviamente”.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies