Desempleo Juvenil

El ministro de finanzas alemán Wolfgang Shauble ha animado a los jóvenes españoles a una mayor movilidad geográfica a otras regiones para encontrar trabajo. No ha especificado cuáles y analizando el desempleo juvenil en España resulta difícil decidir a qué región ir, porque incluso en el País Vasco y Navarra donde es menor, aún supera el 30%. Ahora bien, si lo que en realidad quería decir el ministro es que se dirigieran a Alemania, entonces sí porque allí el paro juvenil es tan solo del 7%.

Tasa de paro en España, Fuente: INE

Tasa de paro en España, Fuente: INE

La tasa de desempleo entre los españoles de 16 a 24 cerró 2014 en el 52%, el mayor porcentaje de la UE. La radiografía del paro muestra que casi un tercio del total (1,5 millones) se concentra en los primeros y los últimos compases de la vida laboral; es decir, entre los 16 y 24 años por una parte, y en los mayores de 55 por otra.

Fuente: INE

Paro Juvenil (16-24 años) Fuente: INE

Son dos grupos vulnerables, el segundo sometido a la dictadura de la edad sin que ninguna norma de no discriminación les proteja, y el primero a un deficiente sistema educativo. Porque decir que el paro entre los más jóvenes, los de 16 y 19 años es del 67% no es otra cosa que sinónimo de abandono de los estudios sin cualificación ni alternativa laboral.

Paro Mayores de 55 (55-64 años), Fuente: INE

Paro Mayores de 55 (55-64 años), Fuente: INE

En Alemania, donde el paro en esa franja de edad baja incluso del 5%, existe algo que se llama educación dual y que combina formación y trabajo, lo que consigue evitar el abandono escolar y además hace que el joven aprenda lo que antes se llamaba  un oficio, y que hoy es palabra tan denostada. ¿Cuál es el riesgo? Que los vivos aprovechen esa mano de obra barata para eliminar puestos de trabajo estables. A pesar de ello, reducir el paro entre los jóvenes a través de su cualificación es una prioridad inaplazable, por lo que dicho riesgo (contra el que caben medidas de control) sin duda merece la pena.

Primar el empleo juvenil no significa abandonar a los trabajadores mayores a su suerte, si no, por el contrario, asegurar el pago de las pensiones de su próxima jubilación.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Comentarios ( 3 )

Esta entrada representa con datos un claro ejemplo de lo que pasa por la cabeza de muchos jóvenes y mayores españoles hoy en día. Las personas mayores argumentan que no habrá una base suficientemente solvente entre la juventud como para asegurarles sus pensiones, mientras que los jóvenes se quejan de que no encuentran salidas laborales suficientes y que debido a esto muchas veces se ven obligados a emigrar.

Estas dos situaciones, en mi opinión, vienen provocadas por una ineficiente gestión del gobierno a la hora de tratar uno de los asuntos más importantes de cualquier país: La educación.
En España, se ha tendido hacia una educación más basada en qué te podías permitir que en qué estás capacitado para lograr. Debido a esto se ha fomentado en parte una educación superior para una parte más reducida de la población joven de la que debería haber sido. Además, las políticas de la empresa se han endurecido respecto a la necesidad de tener experiencia para optar a un trabajo, con lo que muchos jóvenes españoles se encuentran sumidos en el bucle de: no hay trabajo porque no tengo experiencia y no tengo experiencia porque las políticas educativas de mi país no aseguran que sus jóvenes crezcan con las máximas oportunidades. Quizás habría que fijarse en lo que hacen los países a los que nuestros jóvenes emigran para así evitar que lo hagan.

Por eso creo, que hasta que no se produzca un cambio de mentalidad en el gobierno y se vuelvan a dar cuenta de que una educación sólida (también en el ámbito laboral se puede educar) es lo más importante, España seguirá arrastrando el problema del alto paro juvenil y la “fuga de cerebros”.

Ignacio Martín de Andrés enviado el 23/04/15 12:44

¿Estudiar y trabajar a la vez como panacea al alto índice de desempleo español? Quizás no, pero en mi opinión si beneficiaría de manera notoria al índice de desempleo y también a muchos jóvenes que no contemplan realizar únicamente estudios superiores.

Yo he sido testigo de la educación dual, al ver como amigos míos han encontrado oficios que les gustaban. Eso sí, esto ha ocurrido cuando vivía en Alemania, y no aquí en Madrid. No obstante, parece que hay una corriente favorable en España en la que empresas como Nestlé están implantando sistemas similares… Veremos como acaba la cosa, ya que se necesita motivación no sólo política sino empresarial.

A su vez, creo que sería una solución favorable a España, ya que es un escenario en el que todos ganarían. Las empresas formarían a jóvenes que podrían especializarse en función de sus necesidades y estos adquieren experiencia a edades más tempranas.

Por último, opino que España debería revisar su sistema de calidad, y no basarlo únicamente en una visión de cuatro años, sino con miras a un futuro más productivo y práctico, en el que los jóvenes puedan tener más flexibilidad a la hora de entrar en el mundo laboral.

Borja Casco Hernández enviado el 04/05/15 10:08

Quizás España debería mirar a su alrededor y ver los puntos fuertes de otros países para poder aplicarlo (en la medida de lo posible) en sus políticas.

En Alemania, no solo existe una formación dual, si no que refuerzan la idea de que todos los trabajos son necesarios, que se necesita gente que estudie formación profesional y se necesitan titulados universitarios.

A día de hoy, parece imposible aplicar esa política en España, ya que si “ni los titulados consiguen trabajo”, todos piensan que “cómo va a tener trabajo una persona con formación profesional”. Los empresarios, por otro lado, pudiendo elegir entre un titulado universitario o una persona con formación profesional, también llegan a la misma conclusión.

Pus si bien las funciones que desempeñan ambos trabajos son bien diferentes y necesarias, sería importante reforzar esa idea para concienciar a la sociedad.

Es inútil que, después de la inversión que realizamos en formar ingenieros en universidades públicas, acaben haciendo un trabajo de formación inferior y recibiendo un salario que no merece sus estudios.

Se debería fomentar el estudio de todo tipo de puestos que el mercado requiere y no “despreciar” o “desprestigiar” trabajos muy necesarios en la sociedad de hoy en día.

Así mismo y, retomando el tema de la dualidad, se debería concienciar a las empresas de su necesidad de contratar personas en prácticas. Se trata de un esfuerzo para ellos, puesto que deben formar a nuevas personas pero, a medio plazo, no solo consiguen que becarios trabajen como uno más sino que reciben una nueva mirada crítica, una opinión más fresca y seguramente diferente a lo que están acostumbrados a oir. Además se trata de una carta de presentación de los estudiantes, una forma de darse a conocer y demostrar su valor. En definitiva se trata de un win-win.

Patricia M. enviado el 05/05/15 09:18

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies