El Objetivo Financiero por Excelencia

La maximización de la riqueza del accionista es sin lugar a dudas el objetivo financiero de las organizaciones. Por lo que en las mismas deben diseñarse los mecanismos que permitan a los directivos evaluar las decisiones que toman en función de su contribución a la maximización del valor del mercado. Entre estos  mecanismos se encuentra la medición de  indicadores como el valor de mercado de la empresa o el valor de mercado añadido.

Se denomina aumento del valor para los accionistas a la diferencia entre la riqueza que poseen a final de un año y la que poseían el año anterior. Osea que para que se produzca la creación de valor en un periodo determinado es preciso que la rentabilidad para los accionistas sea superior a la exigida a las acciones(el coste de las acciones). Por consiguiente, la creación de valor es el aumento del valor para los accionistas por encima de las expectativas, que se reflejan en la rentabilidad exigida por los accionistas.

La cuantificación de la creación de valor para los accionistas en un periodo se realiza multiplicando la capitalización de la empresa al principio del periodo por la diferencia entre la rentabilidad para los accionistas y la rentabilidad exigida en el periodo. La creación de valor para el el accionista no es el aumento de valor para los accionistas.

Los directivos debemos estar preparados para que nuestras decisiones sean tomadas en base al aumento del valor para el accionista que es sin duda el fin principal de la empresa.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies