ESTRATEGIA DE GESTIÓN EN SILOS “MITO O REALIDAD”

Los silos en las organizaciones, son importantes para agregar valor a los productos y servicios que se ofrecen en la empresa, por regla general una compañía organizada por silos se inclina a sufrir de silos disfuncionales y para que eso no ocurra hay que tener una gestión muy apegada a los procesos y a la gente.

Gestionar adecuadamente los silos es una labor que permitirá a la organización, fluir en sus diferentes etapas de comunicación e intercambio de información, permitiéndole lograr las acciones adecuadas para una correcta integración de sus silos (de sus partes), logrando así agilidad y flexibilidad en sus operaciones cotidianas.

Hay cuatro formas de gestionar los “silos disfuncionales”: derribándolos, sustituyéndolos, aceptándolos o coordinándolos. Es posible derribarlos creando una crisis, definiendo un objetivo común que desencadene atención y energía. Otra opción es sustituirles por silos de clientes que se perciben como un frente único o aceptarlos como la vida misma. Por último, podemos hacerlos evolucionar a la sinergia organizativa.

Los siguientes aspectos son fundamentales a tomar en cuenta dentro de las empresas:

Fomentar una cultura de colaboración: los cambios deben comenzar desde la cúspide, es necesario que los mandos medios y de primera línea comuniquen de manera consistente y motiven a compartir y colaborar en toda la organización.

Una planificación adecuada contribuye a que los trabajos se realicen en el tiempo establecido, lo cual se traduce en satisfacción principalmente para el cliente, mejora la eficiencia y la imagen de la organización. También permite que se pueda detectar una falla oportunamente, es decir, antes de que el servicio ofrecido a los clientes sea afectado.

Definir el alcance en cada actor del proceso: cuando se presenta un requerimiento que involucra diversas áreas, es imperativo definir como debe desarrollarse en colaboración y cuáles serían los flujos más apropiados y quienes son los actores que intervienen. En este punto simplemente aceptamos los silos y los alineamos a una estrategia definida de ejecución.

Documentar las políticas y procedimientos: Hoy en día la mayoría de las empresas, jóvenes o ya con un poco de tiempo, manejan infinidades de procesos, pero los mismos no están debidamente documentados lo que se traduce a problemas organizacionales y de ejecución.

El reconocimiento del trabajo realizado: otorgarle incentivos a los empleados contribuye a que la gente siempre este motivada y esto es un factor fundamental para que toda empresa tenga éxito.

“Hacer competir a dos unidades de negocio del mismo grupo es como decidir que en un partido la defensa de un equipo de futbol compitiera con su delantera, a ver quién mete más goles (si nos meten 10 no importa, porqué el KPI que medimos son los que metemos nosotros)” Antonio Fontanini

Finalmente, la existencia de los silos en las organizaciones tiene absoluta relación con la cultura y costumbres de la empresa, sobre todo va de la mano con el estilo de dirección de los líderes o quienes están al mando de la misma. “No hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oír.”


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies