PAPEL DEL DIRECTIVO EN LA CREACIÓN DE VALOR PARA EL ACCIONISTA

En la organización, el directivo  juega un papel determinante, ya que como líder es responsable de definir y asegurar la ejecución de las estrategias y operaciones, que conlleven a la creación de valor para la empresa y los accionistas. Este debe contemplar y alinear los objetivos de su gestión, la dinámica organizacional, las operaciones y los recursos puestos a su disposición, así como una gestión de las finanzas, dirigida a generar y maximizar las riquezas en la empresa.

Para los accionistas, el hablar de creación de valor se define como la obtención de una rentabilidad económica que supera los recursos aportados o invertidos. Ante esto, los directivos constituyen un pilar esencial, ya que son el motor y enlace con los recursos humanos, que con una visión y gestión estratégica, dirigen y direccionan las operaciones al logro de los objetivos empresariales.

En los últimos años, se ha popularizado en el ámbito empresarial la Gestión basada en el Valor, que orienta la gestión y operaciones de la empresa a la maximización de las riquezas para los accionistas. Según un informe de la revista Fortune 100[1], “las compañías que adoptaron la filosofía de gestión orientada al valor aumentaron resultados en un 5%”. Esto muestra cómo este tipo de estrategia, junto al direccionamiento de acciones de la empresa considerarando los indicadores de rentabilidad, crecimiento, liquidez y riesgo, traen como consecuencia la generación de valor.

Un punto que resulta determinante, es la presencia de una comunicación eficiente entre los directivos y los accionistas. Es necesario que el directivo contemple la presentación de forma recurrente a los inversionistas la situación actual, resultados, próximas acciones, riesgos, estrategias y resultados futuros esperados de la empresa. A la vez, los accionistas deben considerar su participación e involucramiento en la toma de decisiones claves para la empresa.

Es importante destacar, que para los accionistas y la organización, la prioridad no debe ser únicamente la obtención de una rentabilidad económica de su inversión en el momento, sino la visión a largo plazo de la empresa. De acuerdo a informaciones publicadas por la revista Harvard Business Review[2], “los ejecutivos han desarrollado visión de túnel cuando se trata de crear valor para los accionistas, pues se concentran en un buen desempeño a corto plazo en vez de preocuparse por el crecimiento a largo plazo. Pero es hora de ampliar esta perspectiva y empezar a crear estrategias a la luz no de la lista del accionista sino del panorama competitivo”.

En conclusión, podemos decir que el rol del directivo en la creación de valor para el accionista es el de líder, motor, persona clave y hasta visionario, que debe guiar  a los recursos humanos al logro de los objetivos organizacionales y la generación de riquezas. Todo esto alineado a una gestión estratégica y políticas empresariales que aseguren el logro de los objetivos.


[1] Articulo LA GESTIÓN ORIENTADA AL VALOR COMO FILOSOFIA DE GESTION, Altair Consultores.                            http://www.altair-consultores.com/images/stories/articulos/co/co15.pdf

[2] Revista Harvard Business Review, Septiembre 2006. Alfred Rappaport http://www.derevistas.com/contenido/nota/4897/diez-modos-de-crear-valor-para-el-accionista


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies