El Coaching como Habilidad Directiva

 

El coaching no es más que una habilidad directiva que permite entrenar, capacitar, acompañar a una persona o grupo, con la finalidad de conseguir una meta o desarrollar habilidades específicas. En las empresas, es un proceso interactivo y transparente donde el líder busca junto a sus colaboradores el camino más eficaz para alcanzar los objetivos planteados, usando sus propios recursos y habilidades.

En este proceso intervienen dos partes, el Coach, quien es la persona guía, el que instruye y motiva a mejorar el desempeño de la otra parte que es el colaborador,  quien recibe el proceso de acompañamiento. En esta relación existe un compromiso mutuo, ya que la primera parte se compromete en ayudar y en aportar todos sus conocimientos y experiencias para el bienestar del colaborador, diseñando un plan de acción y determinados objetivos, los cuales deben cumplirse dentro de un tiempo establecido.

El Líder o Coach, tiene bajo su responsabilidad desarrollar a este colaborador o estudiante de manera que este pueda crecer dentro de la organización y de su unidad de trabajo, para esto debe conocer las fortalezas y debilidades de su alumno, de modo que pueda enfocarse en desarrollar en su máxima expresión el talento del mismo.

 

Un líder para ejercer esta habilidad directiva de coaching debe saber:

¿Cuándo un líder debe aplicar coaching?

Razones por las cuales el Coaching es una habilidad directiva:

El coaching está muy focalizado en los resultados, pero para los lideres lo que importa es la gente, porque son ellos quienes producen los resultados. El poder en una relación de coaching no está en la autoridad del Líder, sino en el compromiso y la visión de la gente. Los líderes le dan poder a la gente.

En general y a modo de conclusión, el coaching es un nuevo paradigma, en donde se exige un nuevo conjunto de competencias, entre las que se incluyen las gerencias de las personas y las tareas, asegurando que  las tareas sean realizadas por las personas adecuadas y de la manera correcta, evaluando los objetivos y resultados obtenidos.

Las competencias de Supervisores y Gerentes deben cambiar. Con el objeto de obtener un máximo desempeño de la fuerza de trabajo, más que jefes necesitamos «coaches».Todos los miembros de su equipo tienen diferentes talentos y distintos niveles de habilidades. Por eso se es responsable de lograr resultados con esa mezcla especial de personas, es decir, mantenerlos, inspirados, motivados y trabajando juntos para el logro de los objetivos de su organización.

Los mejores coaches son aquellos que saben cómo motivar a los demás para que tengan éxito en su desempeño laboral, como mantener el esfuerzo para el logro de los objetivos, como creer en sí mismo y como sobreponerse a los fracasos.

 

Saludos,

Lawin Bautista

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies