Comunicación Asertiva… Proceso o Conducta?

Motivada muy probablemente por nuestra última video conferencia, se me ocurrió escribir mi post acerca de la importancia de la asertividad como competencia, como estrategia de comunicación, como habilidad de liderazgo y por qué no, como habilidad social.

Es cierto que la asertividad es un tipo de comunicación directa, donde el directivo expresa sus puntos de vista a las personas, defendiendo siempre su opinión y sin ser irrespetuoso sin vulnerar a los otros… todo un reto no?

La asertividad es también una competencia emocional y por ello requiere un alto nivel de seguridad (autoconfianza, persuasión, estima) por parte de quien la práctica. Es todo un reto, es una competencia nada fácil de dominar, porque implica un equilibrio entre los intereses propios y los del equipo, y sabiendo que los diferentes niveles jerárquicos en una organización por lo regular defienden corrientes distintas, este equilibrio entre decisiones superiores y las subordinadas requiere de práctica, talento  e inteligencia.

Quienes dirigen equipos, necesita pues, desarrollar estas competencias para poder llevar sus tareas regulares como dar feedback, criticar, direccionar, evaluar, etc. Esto no significa que todos los líderes y directivos sean asertivos, existen diferentes estilos, también están los extremos: los agresivos (los que no queremos) y los muy pasivos (los que quizás nos gusten a corto plazo); el tema es que los estilos de dirección de los extremos, agresivos y pasivos, podrían no siempre ser estrategias de dirección sostenibles, aunque siempre que se emplee en la situación adecuada, puede ser correcto.

Pareciera entonces que el mood asertivo es el más apropiado, el pasivo tiene menos riesgo y el estilo agresivo probablemente nos convierta en el director que todos odien y eviten, aun cuando seamos líderes.

Los fundamentos de la comunicación asertiva están basados en:

ü  Ser concretos: para dar feedback es importante hablar con hechos y no llevar el contexto al plano personal, en lugar de decirle a un colaborador que es un irresponsable, lo correcto sería darle un ejemplo claro del hecho y dar feedback diciendo que se viene observando entregas con cierto retraso desde hace varias semanas.

ü  Expresar nuestros pensamientos y sentimientos: decirlo de forma clara, como nos sentimos y que opiniones o pensamientos nos despierta.

ü  Dar instrucciones claras y concretas; esto es, evitar dar instrucciones generales y ambiguas, pedir específicamente lo que se quiere que se haga.

ü  Especificar las consecuencias; aquí se recomienda explicar lo que puede pasar si no se hace lo que se pide, lo ideal sería explicar las consecuencias positivas por igual, en caso de que se haga.

En teoría, la asertividad debería ser una de las inteligencias más fáciles de llevar porque sus resultados están claros, no necesariamente es así, nos cuesta en el día a día, por lo que se recomienda practicarla, practicarla y seguir haciéndolo hasta que se tenga el hábito.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies