Empoderar y Delegar eficazmente.

En la actualidad, las necesidades de las empresas por ser destacadas son cada vez más exigentes, es por tal motivo que deben entrar en “los esquemas de poder compartido”, donde todo el personal debe ser capaz de generar soluciones y solo aquellas personas que logren trabajar con el equilibrio entre autoridad, decisión y poder, a su vez transferirán a sus equipos de trabajo las mismas habilidades. Bajo estos esquemas de competitividad podemos lograr que el personal sea facultado o aprenda a delegar dependiendo las necesidades de la misma.
Una de las herramientas más eficaces para desarrollar un equipo humano, liberar tiempo para tareas indelegables y mejorar el desempeño general está en la delegación. Si esta se aplica de manera técnica y va acompañada del empoderamiento necesario, cambia la tendencia de los resultados de cualquier líder de área, proceso u organización.

Cuando se habla de empowerment se hace alusión a la delegación de poder desde el superior a sus subordinados. Se trata de delegar autoridad, responsabilidad a los trabajadores, de forma que estos se sientan autónomos y responsables de su trabajo, y en consecuencia de los resultados que producen. Esto, favorece que las personas tengan una mayor satisfacción y motivación por el trabajo, a la vez que aumenta su responsabilidad y compromiso, mejoran su creatividad, comunicación y capacidad de adaptación al cambio, y por último, incrementan también su entusiasmo y actitud positiva a la hora de desarrollar sus funciones.

Empoderar es compartir parte de la autoridad como líder, con un colaborador bajo su responsabilidad, para darle el poder o capacidad de:

 Tomar decisiones relativas a su nivel de responsabilidad.
 Resolver problemas derivados o con ocasión de su labor.

Los equipos usan el talento y las capacidades de todos sus miembros para obtener mejores resultados. Esta sinergia de muchas personas trabajando en conjunto produce resultados impresionantes. Algunas de las ventajas del empoderamiento y la delegacion son las siguientes:

 Desarrolla nuevas competencias en su equipo al exponerlos a nuevas situaciones para las cuales les ha preparado.
 Crea un equipo humano más autónomo en la toma de decisiones y resolución de problemas inherentes a su cargo.
 Facilita la integración en equipos de trabajo más eficaces y eficientes.
 Estimula la creatividad de cada colaborador frente a situaciones de su cargo a las cuales debe estar en capacidad de atender sin tener que acudir a su líder o jefe inmediato.
 El líder libera tiempo que antes dedicaba a resolver problemas propios del radio de responsabilidad de sus colaboradores, pero por su nivel de incompetencia consciente o inconsciente no asumían.

La verdadera importancia del empoderamiento radica en que es un proceso gerencial que permite la influencia mutua en la distribución creativa del poder y representa una responsabilidad compartida, logrando que las personas utilicen sus talentos y capacidades para una gestión del conocimiento más exitosa, por cuanto a través de una gerencia de calidad se utilizan las mejores prácticas para delegar responsabilidades, desarrollando así el capital humano.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies