Responsabilidad Social

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la responsabilidad social de la empresa es el conjunto de acciones que toman en consideración las empresas para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores. La RSE es una iniciativa de carácter voluntario.
La responsabilidad social empieza desde los procesos internos de las empresas, hasta los resultados obtenidos, en otras palabras como repercuten a nivel social, económico, y ambiental todas las acciones y actividades que realiza una determinada empresa.
Se entiende que una empresa realiza o cumple con su responsabilidad social cuando son respetados los siguientes acápites:
• Servir a la sociedad con productos útiles y en condiciones justas.
• Crear riqueza de la manera más eficaz posible.
• Respetar los derechos humanos con unas condiciones de trabajo dignas que favorezcan la seguridad y salud laboral y el desarrollo humano y profesional de los trabajadores.
• Procurar la continuidad de la empresa y, si es posible, lograr un crecimiento razonable.
• Respetar el medio ambiente evitando en lo posible cualquier tipo de contaminación minimizando la generación de residuos y racionalizando el uso de los recursos naturales y energéticos.
• Cumplir con rigor las leyes, reglamentos, normas y costumbres, respetando los legítimos contratos y compromisos adquiridos.
• Procurar la distribución equitativa de la riqueza generada.
• Seguimiento del cumplimiento de la legislación por parte de la empresa.
• Mantenimiento de la ética empresarial y lucha contra la corrupción.
• Supervisión de las condiciones laborales y de salud de los/as trabajadores.
• Seguimiento de la gestión de los recursos y los residuos.
• Revisión de la eficiencia energética de la empresa.
• Correcto uso del agua.
• Lucha contra el cambio climático.
• Evaluación de riesgos ambientales y sociales.
• Supervisión de la adecuación de la cadena de suministro.
• Diseño e implementación de estrategias de asociación y colaboración de la empresa.
• Implicar a los consumidores, comunidades locales y resto de la sociedad.
• Implicar a los empleados en las buenas prácticas de RSE
• Marketing y construcción de la reputación corporativa.
• Mejorar las posibilidades y oportunidades de la comunidad donde se establece la empresa

Desde mi punto de vista la Responsabilidad social no se limita a lo explicado más arriba, en realidad no hay límites para su desarrollo por parte de las empresas, pero lo que sí está claro es que hoy en día parte fundamental de la aceptación de un producto está en que el consumidor sepa o conozca que la forma en que se produce dicho producto ayuda de manera directa e indirecta a la sociedad y que comprando dicho producto también se beneficia las sociedades al mismo tiempo de que las empresas. Sociedades fuertes, tendrán empresas fuertes.

Miguel Rodriguez


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies