Recursos Humanos: Visión Hacia el Futuro

 


Los tiempos en que la ventaja competitiva la definía los recursos almacenados, o los niveles altos de inventarios, sin dudas son historia. Ha surgido un nuevo modelo de negocios en el que los parámetros de competitividad están definidos por nuevos factores: orientación al cliente, calidad total, productos y servicios innovadores, expansión a nuevos mercados, responsabilidad social y medio ambiental… todo ello hace necesario un nuevo enfoque integral en las empresas que abarca la gestión de Recursos Humanos. Ante todo este panorama, el enfoque tradicional de los RR.HH. se queda corto para satisfacer las necesidades de la organización relacionadas con la fuerza de trabajo. Ya no es suficiente la función de gestionar la relación personal-empresas. Actualmente, la gestión de RR.HH. adquiere dimensiones estratégicas  e involucra a la alta gerencia.

Estas dimensiones fijan nuevos parámetros a la gestión de RR.HH. Atendiendo a que son fuente de ventaja competitiva es de interés de toda la dirección. Ésta es parte integral de su planificación y la ejecución de los procesos claves de RR.HH. (reclutamiento y selección; formación y desarrollo; retribución y motivación; y evolución del desempeño). En ese sentido, la estrategia y políticas  de RR.HH. emanan directamente de la estrategia global y son parte integral de los planes de la organización a mediano y corto plazo.

Captar y conservar el personal más calificado y productivo se ha convertido en un motivo para que las empresas compitan entre ellas. Es propósito de las que han adoptado este enfoque convertirse en la fuente de empleo más atractiva para personal que les interesa. En este modelo, el desarrollo y el éxito de la organización y el empleado van de la mano. De  ello, surge la necesidad de tratar los temas relativos al personal desde una perspectiva estratégica.

Hoy en día los cambios se producen constantemente con periodos de tiempo cada vez más cortos. Algunos cambios son sutiles, pero la mayoría de ellos marcan una gran diferencia entre una tendencia y otra en diferentes campos. Las empresas están muy conscientes de esta realidad, por ello, con miras a garantizar su permanencia, crean o adoptan los mecanismos necesarios  que les permitan adaptarse al cambio de manera exitosa. En este proceso de adaptación al cambio el personal es un factor clave. La gerencia está muy consciente de ello, por eso procura que, además de calificado, el personal esté altamente identificado y comprometido con la organización.

Isabel Jáquez Adames

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies