Presente y Futuro del Coaching Ejecutivo

Resulta paradójico que en pleno siglo XXI, en un entorno cada vez más volátil, cambiante, rápido y competitivo, todavía el paradigma que prevalece en muchas organizaciones a nivel mundial sigue siendo el control, el orden y la obediencia incondicional. Muchas organizaciones y personas siguen apegados a un modelo que intenta controlar y especificar la conducta ideal de los empleados para mejorar la efectividad, productividad y competitividad; cuando realmente lo que hace falta es tener personas comprometidas a lograr excelentes resultados. Hay otros que sin embargo han creado conciencia sobre la importancia de contar con personas comprometidas y preparadas en sus equipos, sin embargo, dado la falta de herramientas y conocimientos son muchas las dudas que les surgen mientras luchan de forma tenaz para potenciar sus equipos.

Ante esta evidente necesidad de lograr equipos humanos comprometidos nada resulta más efectivo y oportuno que el Coaching Ejecutivo. A diferencia de otras áreas del management moderno, el Coaching Ejecutivo no debe de verse solamente como una serie de metodologías prestablecidas a ser seguidas paso a paso. El Coaching Ejecutivo procura cambiar el paradigma de control/corrección por uno basado para reconocer y darle poder a las personas en acción. De igual forma, apunta a descubrir acciones que le dan poder a la gente para contribuir más plena y productivamente, con menor alineación que la que implica un modelo de control.

El Coaching es una disciplina que guía a la persona en el desarrollo individual o colectivo de sus habilidades, para que puedan conseguir sus metas y objetivos, tanto a nivel personal como profesional.

Las habilidades del coaching para  aclarar y fijar los objetivos se  hará de forma que el grupo o persona comprendan que resultan alcanzables, modificando lo que sea preciso para que “haga suyo” el propósito del trabajo, ayudando a que se reconozca como el mejor posible para lograr la tarea, logrando firmar su propia alianza con el objetivo, la alianza que se requiere para encarar la misión.

Un proceso de coaching  ejecutivo efectivo dentro de una empresa tiene que desarrollarse por dos vertientes, la personal en la que el cliente desarrolla su potencial como ser humano y la profesional, mucho más específica, orientada y alineada con lo que la organización necesita de él.

Entre los objetivos de mejora más solicitados por los coachees destacan: ‘Mejorar las ventas’, ‘integración de nuevos equipos y proyectos’, ‘promoción personal’ y ‘gestión del tiempo’.

En este sentido, confirman el crecimiento sostenido del coaching ejecutivo e identifican una serie de oportunidades que los profesionales del sector empresarial pueden aprovechar para consolidar su labor en las organizaciones ,entre ellas, destacan la necesidad de contar con un mayor número de coaches, la prioridad de mejorar la demanda y las exigencias de su formación (mayores expectativas de los clientes, competitividad entre los Centros de Capacitación de Coaches, formación continua y especializada, etc.) y perfeccionar las herramientas de promoción comercial para dar a conocer los servicios de coaching, entre otros aspectos.

Se prevé que el número de coaches aumente, debido al incremento de la demanda para Centros de Capacitación de Coaches y la necesidad de educación que presenta el mercado, los clientes ,esta mayor demanda traerá nuevas exigencias para los coaching, que deben mejorar su formación para ser más competitivos. Los servicios de coaching tendrán más controles de calidad y supervisión.

En la práctica, aparecerán nichos de ejercicio de coaching más especializados, según las competencias o necesidades. El coaching de equipos, el grupal y el interno (coaching transversal y managercoaches) tendrá un gran desarrollo, además del coaching ejecutivo y personal

En definitiva aún existen oportunidades aunque estemos en tiempos de crisis. Para los que están preparados para el cambio, ‘hoy’ y ‘mañana’ es sinónimo de éxito. Para dar ese poder a la gente es vital descubrir el potencial en su mayor medida de cada integrante del equipo. Por esa razón es responsabilidad de toda persona que tiene gente a su cargo o que ayuda a desarrollar a otras personas conocer a profundidad las herramientas del Coaching Ejecutivo. Es una solución a la necesidad de desarrollo, aprendizaje y evolución de los profesionales de forma efectiva e individualizada. Es una solución de aprendizaje que brinda un espacio de pensamiento y desarrollo a las personas que dirigen equipos.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies