Responsabilidad Social e Integración de los Modelos de Gestión

Actualmente vivimos en una economía en la que las empresas tienen que adaptarse a clientes cada vez más exigentes, a fin de mantenerse en el mercado.

Asimismo, las políticas sociales y medioambientales de diversos países están cambiando constantemente, y para cumplir con estos cambios, las empresas deben realizar cambios significativos en ámbito económico, técnico y social.

Para cumplir con lo anterior, las empresas deben implementar sistemas de gestión que permitan que sus productos tengan cualidades que sean bien percibidas, que den confianza y que insten a los clientes a consumirlos.

Esa es la contribución de los Sistemas de Gestión Integrada, los cuales se enfocan al logro de unos resultados determinados, relacionados con los objetivos de la Seguridad y Salud, la Calidad y el Medio Ambiente, para así satisfacer tanto las necesidades como las expectativas de todas las partes interesadas.

Un Sistema de Gestión es un conjunto de elementos mutuamente relacionados para establecer la política y los objetivos, y para lograr dichos objetivos.

En un manual se debe especificar el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud, de la Calidad y del Medio Ambiente, de la organización. En éste se deben contemplar los siguientes capítulos:

·         Planificación
·         Organización
·         Documentación del Sistema de Gestión Integrada
·         Formación y Cualificación
·         Documentación y Control del Sistema
·         Implementación
·         Evaluación y Control del Sistema Integrado
·         Mejora del Sistema
·         Comunicación

Ventajas de un Sistema de Gestión Integrada:

·         Se simplifica su implementación
·         Mayor eficacia en su evaluación, control y seguimiento
·         Mayor participación de los trabajadores en la implementación
·         Mejora de condiciones de trabajo, calidad y respeto por el medio ambiente
·         Se reducen demandas judiciales de responsabilidad por incumplimientos
·         Se reducen las primas de seguros y se mejora la imagen de la empresa
·         Mayor competitividad de la empresa
·         Mayor confianza de los clientes

Podemos concluir que las empresas del futuro basarán su éxito en la capacidad de sus trabajadores y no sólo en su aptitud, sino también en su actitud.

La motivación, el compromiso y la prioridad hacia la estandarización de los productos y servicios, hará que las empresas puedan competir y seguir evolucionando en un mercado cada vez más exigente y selectivo, lo que permitirá lograr mayor ventaja económica en los mercados internacionales.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies