Creando el Mejor Lugar para Trabajar

Sabemos que el ideal en la gestión de Recursos Humanos de una empresa es convertirse y ser valorado como el mejor lugar para trabajar. Muchos son los beneficios que se consiguen al ostentar este título, tomando en cuenta que las personas son el recurso más valioso de cualquier organización y constituyen su ventaja competitiva; pero, ¿sabemos cuáles son las principales características que determinan si una empresa es o no el mejor lugar para trabajar?

Para calificar una empresa como El mejor lugar para trabajar se deben tomar en cuenta dos perspectivas: la de la empresa y la del empleado:

Para el empleado existen ciertos criterios y valores que determinan su nivel de motivación y sentido de pertenencia a la empresa. Los criterios más valorados generalmente por los empleados son los siguientes:

Hoy en día las empresas se están volcando mucho más hacia la gente y entendiendo que el compromiso de la organización se debe tanto hacia los clientes internos tanto como a los externos. Se dan cuenta que son las personas las que marcan la diferencia y en las que radica su competitividad.

Para la empresa es vital implementar de manera adecuada y con excelencia los procesos críticos de la gestión de Recursos Humanos; además de mantener altos niveles de motivación en la organización: no olvidemos que empleados motivados = empleados comprometidos y el compromiso se traduce en resultados y productividad.

Es necesario que los líderes de la organización fomenten los valores que son de especial importancia para su gente. Para esto, es necesario que cumplan (entre muchas otras) con prácticas como las siguientes:

A medida que se haga el esfuerzo en convertirse en el Mejor Lugar para Trabajar, es importante darse cuenta que la empresa y los empleados son miembros del mismo equipo, trabajando juntos para una meta común.

Fomentar un ambiente en el que los trabajadores estén orgullosos de su equipo y compañía es invaluable; lograr ese compromiso emocional en el que se valora, disfruta y confía en los lideres y la empresa requiere tiempo y consistencia, pero sobretodo implementar iniciativas de gestión con respeto y predicar con el ejemplo (como dicen los anglosajones: “Walk the Talk!”).

Crear el mejor lugar para trabajar es cosa de todos; con tu liderazgo personal puedes marcar la diferencia! Te atreves?


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies