Inventario Cero

 

El concepto de cero inventario o stock mínimo busca reducir el nivel inventario con que se opera y por lo tanto el capital de trabajo inmovilizado. Si puedo producir lo mismo con
la mitad del inventario, mi rentabilidad sobre la inversión se duplicó en porcentaje y además me queda capital libre para crecer. A este primer beneficio se agregan otros como evitar la obsolescencia de insumos o productos, reducir el tamaño de los almacenes y los recursos dedicados, etc.

El inventario cero predica tener sólo el inventario necesario para cumplir con los compromisos adquiridos con los clientes, que se tenga cero inventarios acumulados sin vender, sin una
orden de pedido que lo respalde. Este sistema supone un gran ahorro de capital de trabajo, un gran ahorro de costo de oportunidad, puesto que al tener el inventario justo para cumplir con las ventas pactadas, no hay ningún recurso inmovilizado, ocioso.

Sin duda que tener uninventario almacenado durante días, semanas y hasta meses, sin saber a quién se le ha de vender, representa un gran costo para la empresa: almacenamiento,
posibles deterioros o pérdidas, mantenimiento, costo financiero del capital invertido en ese inventario sin uso ninguno, etc.

Luego el inventario cero es una gran ventaja para la empresa, es la prueba final de una utilización
eficiente de sus recursos, no hay nada ocioso en ella. Sin embargo, el inventario cero puede tener desventajas importantes, principalmente en aquellas empresas que no pueden garantizar puntualidad en la entrega de sus productos, o en la adquisición de materias primas. Cuando se maneja un inventario cero, significa que no habrá ningún inventario o materia prima de reserva en caso que se presente un problema con los proveedores, y entonces la empresa no podrá garantizar la entrega de los productos contratados con sus clientes.

Si el proveedor falla, o algún eslabón de la cadena de abastecimiento tiene problemas, la empresa
quedará irremediablemente mal con sus clientes. El inventario cero funciona siempre y cuando los proveedores de la empresa tengan una política de cumplimiento y puntualidad que permita tener un grado de certeza y seguridad elevadas. Sin embargo eso no es suficiente, puesto que existen otras variables que no pueden ser controladas ni por la empresa ni por los proveedores, y es la
infraestructura que permita la movilización y entrega de materia prima, algo que en un país en desarrollo no se puede garantizar.

El trabajo codo a codo con los proveedores es algo que está implícito en esta política. Se les debe anticipar información sobre nuestras necesidades y acordar niveles de abastecimientos ciertos y concretos. Estos acuerdos son clave, dado que no podemos aplicar políticas de bajo inventario si nuestras fuentes de abastecimiento no son confiables.

Operar con stocks mínimos tiene un conjunto muy significativo de ventajas que se pueden alcanzar si se trabaja bajo una visión integrada, comprometiendo a toda la organización pero partiendo del compromiso de la alta dirección.

Saludos.

Karla Javier.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies