Biocombustibles en el transporte marítimo

 

Aunque el transporte marítimo a lo largo del tiempo ha tenido sus ventajas, ya sea reduciendo considerablemente las distancias, en el sector turístico, acceso a productos a través del intercambio comercial, entre otros, motivos por los cuales su demanda ha aumentado y por consiguiente su amenaza para el clima, medio ambiente y la salud humana.

contaminacion-maritima-e1310870535431

El transporte marítimo esta considerado el modo mas barato de transportar mercancías en el mundo por lo que se entiende que el crecimiento en este es bueno para la economía, pero la tendencia al incremento en este sector equivale a experimentar un aumento en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y los contaminantes atmosféricos, así como la contaminación acústica. De acuerdo con un estudio del Parlamento Europeo, el transporte marítimo junto con la aviación serán los causantes de hasta el 22% de las emisiones globales de dióxido de carbono (CO) en 2050.

A pesar de que el porcentaje del sector de GEI es inferior al del  transporte terrestre o aéreo su impacto medioambiental esta en constante aumento. Los datos más recientes de la Organización Marítima Internacional (OMI) demuestran que, de no tomarse las medidas necesarias, las emisiones de GEI procedentes del transporte marítimo aumentarán hasta un 250 % en 2050, lo que representa el 17 % de las emisiones globales. Tomando en cuenta que los barcos se encuentran principalmente en mar abierto, la notificación y el análisis de sus emisiones son de menor precisión.

El sector depende en gran medida de los combustibles fósiles para alimentar sus motores, en particular combustible de caldera, que es una mezcla de combustibles menos refinada, más contaminante y más barata, que incluye gasóleo, gasóleo pesado y gas natural licuado. La mayor parte de los puertos aún no están equipados para suministrar energía eléctrica a los barcos. En consecuencia, los motores de los barcos o los generadores de a bordo se mantienen siempre encendidos, incluso cuando están amarrados, a fin de abastecer las necesidades energéticas del barco, lo que a su vez empeora la calidad del aire en las ciudades portuarias.

Aunque no existan objetivos acordados y vinculantes, la industria y la OMI (Organización Marítima Internacional) han adoptado algunas medidas para reducir las emisiones de GEI y la contaminación. Dentro de estas se está examinando el uso de combustibles mas limpios, incluidos los biocombustibles, así como la propulsión híbrida eléctrica.

La Comisión Europea está presionando a la OMI y al sector para que adopte nuevas medidas operativas con el fin de mejorar la eficiencia energética de los barcos existentes así como el diseño de buques nuevos. Un informe del Parlamento Europeo ha propuesto asimismo que el sector del transporte marítimo examine la búsqueda de combustibles alternativos y otras energías renovables para la alimentación de los barcos.

El suministro de combustibles renovables es todavía limitado pero se está trabajando en aumentar la mezcla de estos combustibles alternativos para los motores marinos sobretodo. Las mezclas más comunes que se desarrollan son por ejemplo: biodiesel a partir del aceite de resina y biomasa. La mezcla de biocombustibles con combustibles marinos convencionales se lleva a cabo ya a bordo de los barcos directamente, en la mayoría de los casos, aunque en pequeñas cantidades.

Las posibilidades de dichas mezclas son limitadas debido a problemas de compatibilidad con los sistemas de combustible convencionales, ya que un aumento del porcentaje de biocombustibles en la mezcla puede causar problemas en los materiales del sistema y en la lubricación de las partes móviles. Por ello es necesario que la infraestructura y los motores sean especiales para estos combustibles y consultarlo con los fabricantes, que son quienes proporcionan la garantía de los motores para funcionar con combustibles de propiedades especificas, ya que estos varían según el tipo de motor.

MAN B&W Diesel junto con Wärtsilä, son los fabricantes con mayor experiencia en  biocombustibles para la obtención de energía, además de ser unos importantes proveedores de motores de alta y media velocidad .

La selección de un biocombustible tiene una influencia positiva tanto en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero como en la mejora de la calidad del aire local. Otra de las ventajas que podemos mencionar es que si son utilizados en el 100% de las mezclas ayudan en caso de derrames al medio ambiente marino, debido a su naturaleza biodegradable, en comparación con los combustibles fósiles para el uso marino.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies