BIOCARBURANTES EN LA AVIACIÓN

 

El transporte consume aproximadamente el 25% de la energía mundial, dentro del cual la aviación es el medio más regulado.

 

World-airline-routemap-2009

 

La aviación produce un innegable impacto sobre el medio ambiente debido a las emisiones de los motores de propulsión de las aeronaves, contribuyendo al cambio climático. A pesar de los incesantes esfuerzos por reducir las emisiones de los automóviles y del progresivo establecimiento de medidas contributivas a la eficiencia en el consumo de combustibles, las emisiones de GEI han experimentado un incremento del 87% en las últimas décadas. Y si se pone en relación la proporción en que cada medio de transporte contribuye al aumento de estas emisiones, y la evolución histórica de los respectivos sectores implicados, se pone de manifiesto que el aumento casi exponencial de tráfico aéreo en las últimas décadas tiene gran parte de culpa de los niveles de GEI a los que se debe hacer frente en la actualidad.

 

760x212-photo-boeing_747_400_large

 

Si analizamos la capacidad de combustible frente al alcance máximo, por ejemplo de un Boeing 747-400, obtendríamos un consumo de combustible de entre 11-12 L/Km. Teniendo en cuenta el número de pasajeros que transporta este modelo, obtenemos un consumo aproximado de 2,3 L/100Km. Realizando este mismo análisis de consumo en un BMW X5 cuyo consumo de combustible urbano es 11,4 L/100Km, (siendo de menor orden que el 747-400) teniendo en cuenta que la capacidad de este es mucho menor, el consumo aproximado por pasajero del todoterreno 2,28 L/100Km. Aunque estos niveles de consumo son casi idénticos, la ocupación del avión suele ser siempre mayor respecto a la de un vehículo por carretera, en el que en la mayoría de casos, no se ocupan todas las plazas.

 

bmw-e-drive-bg-top-stage-full_subido.jpg.resource.1431082063124

Desde el punto de vista de las emisiones de CO2, en aviación se calculan entre 114-259g/Km-pasajero en función de si se trata de vuelos internacionales o domésticos y de la distancia a recorrer, mientras que las de el vehículo analizado anteriormente se encuentran alrededor de 197g/km, por lo que resulta igual de importante la reducción de estas en ambos medios de transporte.

 

En un intento de agregar y cuantificar el impacto climático de las emisiones en la aviación, el Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) ha estimado que la aviación civil es responsable de cerca del 3,5% del cambio climático antropogénico. Es por ello por lo que la industria de la aviación se ha planteado una reducción progresiva marcando como objetivo para 2050 reducir a la mitad las emisiones de CO2.

 

Captura de pantalla 2016-01-22 a las 19.41.32

 

Y es, precisamente en este punto, donde entran en escena los biocarburantes. La innovación y el desarrollo en este campo es amplio y con un incuestionable potencial desde el punto de vista de la eficiencia económica y medioambiental, en la medida en que se buscan nuevas materias primas de bajo coste de las cuales extraer por procesos de transformación, de igual bajo coste, biocarburantes que no pongan en peligro la seguridad alimentaria. Y es que, no se puede negar el potencial de una fuente de energía que tiene como materia prima productos tan dispares, cotidianos y – lo más importante – abundantes, como la camelina, aceite de cocina o heces animales.

 

bio5

Cada vez son más las aerolíneas que trabajan con combustibles de mezcla biocombustibles y carburantes fósiles, como son, Lufthansa, Air New Zealand, UnitedAirlines o Hainan Airlines.

 

Cierto es, que la implementación de biocombustibles tanto en este medio como en el transporte en general, es escasa debido a la falta de políticas estrictas e incentivos para su desarrollo, tanto en investigación de nuevas fuentes como en acoplamiento a vehículos

 

No obstante, pese a la comentada libertad para la elección de combustible y la ausencia de incentivos, las grandes multinacionales de la aviación no deben dar la espalda a uno de los grandes problemas a los que debe hacer frente el ser humano durante las próximas décadas. Ello teniendo en cuenta que, además, puede repercutir en beneficio de estas compañías, puesto que con cierta seguridad verían potenciada su imagen de cara al cliente y al mercado en general desde el punto de vista de la responsabilidad social y medioambiental.

 

 

Alba Traver Gual


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies