Aerogeneradores aéreos

En este post hablaremos sobre una nueva tecnología de generación eólica, los aerogeneradores aéreos.

Para algunos es una tecnología totalmente desconocida, otros habrán oído hablar algo de ella pero lo único cierto es que es una tecnología que está totalmente en pañales pero por la que se debería apostar bastante en un futuro no muy lejano. Aquí explico algunos motivos:

El aerogenerador tiene 11 metros de envergadura. El globo se infla con helio, un gas mucho más ligero que el aire e inflamable, a diferencia de hidrógeno. Durante el ensayo llevado a cabo hace 2 años, se alcanzó los 107 metros de altura, pero sus diseñadores han conseguido que llegue a los 300 metros, afirmando que a esa altura produce dos veces más corriente que una turbina eólica convencional.

La turbina aérea se estabiliza en el aire mediante un sistema de correas de sujeción de alta resistencia conectadas a la base terrestre portátil. Gracias a un sistema de control automático se controla la altitud óptima para garantizar en todo momento la máxima producción de energía. El aerogenerador utiliza una ligera turbina de tres palas de eje horizontal ubicada en el interior de la carcasa hinchable, capaz de generar electricidad tanto en el aire como cuando está acoplada en la base sin izar. Gracias a este novedoso sistema se supera la barrera logística que supone extrapolar la producción de energía renovable a áreas remotas sin acceso a la red, además de poder complementar el dispositivo con sistemas de comunicación, WiFi, cámaras o sensores con los que ofrecer servicios remotos adicionales en áreas aisladas o de difícil acceso.

eolica

Las ventajas de este dispositivo son numerosas. El tiempo de instalación es de sólo unos pocos días frente a las semanas necesarias para instalar un molino eólico. Por otra parte, no tiene ningún impacto ambiental, no hace ruido y bajo mantenimiento. También puede ser transportado fácilmente con un remolque o dentro de un contenedor. Está pensado principalmente para las industrias y los pueblos alejados de las redes eléctricas principales.

Según Altaeros Energies, su tecnología podría reducir en un 65% el coste de producción de la energía eólica. Finalmente, la compañía también quiere proponer soluciones en alta mar, cuya instalación será mucho menos pesada y cara en relación con lo que se está haciendo hasta la fecha.

Hace unos meses se instaló el primero en Alaska a una altura de unos 300 metros durante 18 meses, proporcionará Wifi y energía renovable suficiente para abastecer a más de una docena de familias que viven fuera de la red actual.

¿Seremos los siguientes en instalar uno de estos nosotros? Tal vez no, pero en un futuro conforme va avanzando la tecnología, estos sistemas se podrán imponer frente a los convencionales.

Si ya hemos conquistado los mares, ¿por qué no ahora los cielos? Veremos a ver…


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies